Archivo julio, 2010

Hasta el momento no había habido “cruces de espada”, y las estocada –todas– fueron lanzadas por el hermano mayor con sus apariciones en fechas marcantes y su celebración paralela del día de la “rebeldía nacional”. Las cosas comienzan a cambiar. Las huestes de Raúl acaban de acertar el primer tiro de larga distancia que ha impactado directamente en el cuerpo agonizante de los residuos del fidelismo: la andanada escrita de la Iglesia Católica contra el castrismo.

El ex preso de conciencia Raúl Rivero ha abierto el turno de intervenciones de la delegación cubana calificando los últimos movimientos del régimen castrista como “maquillaje para mantenerse en el poder, cambiar sin que cambie nada”. Rivero, que ha hecho extensiva la gratitud a España de todos los presos políticos y sus familias por el acogimiento de la sociedad, ha manifestado que “el sueño de cada uno de los demócratas y luchadores pacíficos es disfrutar en Cuba lo que España nos permite disfrutar aquí: libertad, democracia y paz”.

Bueno, teniendo en cuenta el conocimiento que nosotros obtenemos de que han tenidos ciertos privilegios con el grupo de los 52 (prisioneros políticos y de conciencia del resto de 75 disidentes) que están liberando y desterrando a España, de que se plantea que pasado un tiempo determinado si deciden regresar pueden hacerlo y no pierden las propiedades. Entonces pedimos que esto no sea un privilegio para un grupo reducido de persona a conveniencia del sistema y la coyuntura política que se está viviendo. Sino que se generalizara al resto de la población. Porque es un derecho internacionalmente reconocido.

También se ha mostrado “seguro” de que el proceso en marcha en Cuba “tendrá una respuesta por parte de la Administración norteamericana”, aunque no ha sido tan explícito como Moratinos, que llegó a afirmar recientemente en sede parlamentaria que la decisión de las autoridades cubanas de liberar a “todos” los presos políticos de la isla favorecería el “levantamiento del bloqueo” estadounidense.

Liberar los presos políticos de conciencia es un acto de justicia. Si liberan a todos los encarcelados por sus ideas contrarias al régimen, seria una señal inequívoca de querer encontrar una solución positiva a toda la problemática cubana. Pero el mejor de todos los arreglo seria devolverle a todos los cubano su soberanía y asi puedan todos en total libertad, determinar cuál es el destino político que desean para una Cuba Libre, Democrática e Independiente.

Los cubanos aspiramos a más desarrollo y más oportunidades, y para un desarrollo integral se necesitan menos restricciones a las libertades individuales y colectivas. El beneficio es amplio: los ciudadanos quedamos liberados de controles excesivos para poder así adelantar proyectos personales que, a la postre, pueden ser beneficiosos para la sociedad; el Estado se liberaría de cargas económicas, burocráticas e ideológicas innecesarias que le drenan la yugular, los almacenes y hasta ciertos argumentos; y el país sería un espacio más agradable y armonioso para todos. Esa es la importancia de la libertad y las liberalizaciones.

Confieso que nunca he entendido por qué un Gobierno democrático, en el que hay un buen número de luchadores contra el franquismo que vivieron en carne propia lo que significa una dictadura totalitaria, lleva a cabo con Cuba una política que, en términos prácticos -son los que importan- solo sirve para prolongar la existencia de una dictadura atroz, que lleva más de medio siglo, y que ha hundido a los cubanos en la miseria, el miedo, la inseguridad y el más cruel despotismo. Y, peor todavía, que constituye una recusación y hostilidad flagrantes contra una oposición que, jugándose la vida y exponiéndose a abusos y represalias vesánicas, lucha para que Cuba alcance lo que tiene España desde la muerte de Franco.

Es evidente el temor del régimen a las libertades, saben que los cubanos son muy exitosos y pronto se convertirían en un peligro para sus ansias de seguir disfrutando del poder. Una economía libre y prospera libera a los pueblo, y más cuando esta funciona a favor de las personas. Mientras la cúpula del poder quiera seguir manteniendo el control absoluto de la vida y obra de los cubano el País seguirá su espiral descendente. La libertad, la democracia y los derechos son fundamentales para desarrollar una sociedad justa, esto lo saben los que gobiernan en Cuba. Al gobierno castrista solo le interesa el poder, no el bienestar del pueblo.

Por: Aimée Cabrera El tercer domingo de junio se celebra el Día de los Padres en Cuba. No con la intensidad del homenaje materno, aunque se trata de  rescatar la fecha, con una modesta divulgación, junto a ese amor  ilimitado por las festividades que tenemos todos.

Una nueva decepcion

En: Opinión

28 Jul 2010

Cuba, precisamente por la absurda política económica mantenida durante 51 años, ha quedado aislada en el contexto internacional, con la única opción de la “unión económica” con el país que tiene uno de los índices de inflación más alto del mundo -el mayor de Sudamérica, más del 30,0%-, desabastecimiento generalizado, impactante inseguridad ciudadana, y tres años consecutivos de decrecimiento del PIB. Con colosales recursos petroleros en momentos de altos precios del oro negro, es una increíble paradoja, que refleja el nivel de estulticia e incapacidad de la administración de Chávez. La desesperada crisis económica iniciada a comienzos de la década de 1990 ha lanzado a los cubanos al regazo de este Juan Vicente Gómez del siglo XXI.


    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador