Archivo mayo, 2010

Con su estilo inconfundible, Miguel De Marcos fue acaso quien mejor captó ese costado cómico de la época republicana. En el elogio que pronunció Antonio Sánchez de Bustamante y Montoro en su entrada en la Academia de Artes y Letras el 30 de junio de 1938, De Marcos es celebrado como “la más alta y depurada manifestación del humorismo en las letras cubanas de hoy”. Una cita de Jorge Mañach le sirve a Sánchez de Bustamante para destacar la importancia del periodismo político del autor de Apuntes en el Senado. “Miguel de Marcos trajo a la prosa periodística una esplendidez de matices, una insurgencia de epítetos, un afán de pintoricidad y de carácter que inmediatamente lo destacaron de la vulgaridad y le dieron, frente a las buenas excepciones, una beligerancia juvenil y gallarda. A su paso todo el periodismo político cambió de faz.

La violencia, física y verbal, no es una novedad cuando hablamos de las delegaciones diplomáticas de la dictadura castrista en el mundo. Los modos del castrismo y su sistema totalitario chocan permanentemente en entornos democráticos donde los hábitos y costumbres del régimen, basados en el desprecio hacia el ser humano, resultan no sólo incomprensibles sino también denunciables.

Que no se engañe nadie. Ese es el auténtico “gancho” del castrismo a los jóvenes. Ese mito de la educación gratuita. ¿De dónde salen los recursos con los que se financia esa educación gratuita que sólo sirve para formar a profesionales sin futuro y con bajos sueldos? ¿Del cielo? No. Del trabajo de todos los cubanos, de su escasez, de su sistema de vida mísero y sin futuro, de la explotación de un Estado intervencionista, que todo lo posee, que considera a la empresa privada y la economía de mercado un delito.

La mala utilización de la fuerza de trabajo es un asunto viejo. Los centros laborales están sobrecargados de personal, como resultado del intento del gobierno de reducir los niveles del desempleo visible, con empleos innecesarios. Esto ha ocasionado muy baja productividad del trabajo, elevada ineficiencia, bajos salarios, la imposibilidad de reorganizar los centros laborales y aplicar medidas estimuladoras del talento y la creatividad. Esos métodos han perseguido fines políticos y de propaganda, con colosales perjuicios para la economía.

Toda esta crueldad pone al descubierto una vez más la falsedad del Informe Nacional de la República de Cuba, que el gobierno presentó en el año 2009 al examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos, donde en uno de sus párrafos decía, que el trabajo en las prisiones cubanas era remunerado según las tarifas salariales vigentes en el país garantizándose la protección e higiene en la realización de las labores.

En conversación con Antonio Alonso, uno de los fundadores de aquel movimiento, quien aún conserva los documentos originales del proyecto de la cooperativa independiente Transición nos dice: “Al ver las conclusiones a que han llegado los campesinos que participaron en este último congreso y lo comparas con los planteamientos que realizamos aquel 5 de mayo de 1997, te das cuenta, que los campesinos independientes tenían la razón”.

Estos versos de Máquina, un poema de Testigo de uno mismo, pertenecen al último libro publicado en vida de Benedetti, pocos días antes de su muerte, en su querido Uruguay, a los 88 años.

El pasado miércoles 19 de mayo, el presidente Raúl Castro recibió
al cardenal Ortega y a monseñor Dionisio García Ibáñez,
arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de
Obispos Católicos de Cuba. En el encuentro, que se prolongó por
más de cuatro horas, se abordaron muchos de estos temas que
conciernen al país y a los cubanos en la hora presente, así como
el papel que desempeña la Iglesia en este momento.

Acosta llamó a Ortega “para decirle que a partir del lunes comenzarían a ser trasladados hacia sus provincias los presos políticos que estuvieran fuera de ellas, para acercarlos a sus familias; y que los que estén enfermos van a ser ingresados”, dijo Fariñas por teléfono desde el hospital de la central ciudad de Santa Clara, donde sigue su ayuno.

El máximo responsable de CCOO volvió a amenazar al Gobierno con la posibilidad de convocar una huelga general y defendió el no haberlo hecho todavía como un acto de responsabilidad por las dificultades económicas que atraviesa España.


    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador