El si y el no de la libreta de abastecimiento

En: Opinión

11 Oct 2010

Aunque los productos ofertados por la canasta básica es menor, cada vez es mayor la preocupación de la población de a pie de que desaparezca la misma, por constituir una garantía de, al menos, tener unos pocos granos y libras de arroz a precios al alcance de los trabajadores y jubilados y no obligarse a la oferta y la demanda que hace que suba el precio de la libra de los indispensable granos para la cocina cubana.



Aunque los productos ofertados por la canasta básica es menor, cada vez es mayor la preocupación de la población de a pie de que desaparezca la misma, por constituir una garantía de, al menos, tener unos pocos granos y libras de arroz a precios al alcance de los trabajadores y jubilados y no  obligarse a la oferta y la demanda que  hace que suba el precio de la  libra de los  indispensable granos para la cocina cubana. Esto se piensa después que en  el mes de octubre se hizo alusión a su eliminación y mantenerla para los más necesitados.

Es cierto que el resto que lo necesario  para vivir hay que comprarlo en peso convertible CUC, en las redes de tiendas en divisa,  desde el papel sanitario, la pastillita de sabor, el detergente de 55 centavos CUC, entre otras que el trabajador simple puede adquirir a base de sacrificio, por tener  un salario promedio de 429 pesos moneda nacional y una jubilación de  262 pesos, promedio.

Los productos alimenticios de primera necesidad para la criolla cocina eliminados de la canasta básica son: las papas  (de treinta centavos a dos pesos moneda nacional la libra),  los chícharos (de entre 10 y 20 centavos a 3.50 pesos moneda nacional la libra) y  los cigarros.

El café, un paquetico por persona para un mes, de 10 centavos pasó a 5 pesos y la ración de frijoles  a  la población se redujo e igual sucedió con  la sal.

Los agro mercados venden la carne de cerdo entre  veinticinco  pesos y cuarenta, depende;  la cebolla entre doce, quince y veinte pesos la libra; el   aguacate entre 10 y 15 pesos;  un mango 10 pesos, una de cebolla 20, algo inaguantable para el bolsillo del trabajador.

Dra. Maybell Padilla

Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos

CUTC

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador