XM25, el arma inteligente más temida por los talibanes

En: Internacional

29 Dic 2010

El ejército estadounidense tras cinco años de desarrollo, ha llevado al campo de batalla la última de sus adquisiciones, un arma inteligente llamado XM25. Y a juzgar por los resultados en Agfanistán, donde se está convirtiendo en una pesadilla talibán, esta “smartgun” supone una enorme ventaja tecnológica.



Cuaderno de Ciencias

XM25, el arma inteligente más temida por los talibanes

Diciembre 29 de 2010

El ejército estadounidense tras cinco años de desarrollo, ha llevado al campo de batalla la última de sus adquisiciones, un arma inteligente llamado XM25. Y a juzgar por los resultados en Agfanistán, donde se está convirtiendo en una pesadilla talibán, esta “smartgun” supone una enorme ventaja tecnológica.

Por Miguel Artime.

Este futurista fusil lanza granadas de 25 mm que se fragmentan en el aire a la distancia elegida. Su alcance es de 700 metros, superior a la mayoría de los rifles usados hoy en día, y cuenta con visor de infrarrojos y un láser que calcula la distancia entre el tirador y el objetivo.

Cada proyectil (que cuesta unos 25 dólares) cuenta con un microchip que almacena los datos del disparo, incluyendo la distancia a la que la bala debe fragmentarse para provocar más daños al enemigo oculto tras paredes o en trincheras.

Cuando uno piensa en armas inteligentes, imagine misiles con cámaras capaces de encontrar su camino de forma autónoma hacia el objetivo, pero el XM25 es el primer arma de este tipo puesta a disposición de soldados de infantería.

Cuando alguien te dispara, te parapetas detrás de algún objeto o en una fosa. Así ha sido siempre. Ahora, con el XM25 esconderse es simplemente inútil.

Imagina un tirador en una trinchera, o detrás de un muro, que emerge de tanto en tanto para dispararte y vuelve a ocultarse. Con un XM25, el tirador podría calcular la distancia hasta el muro, disparar sobre él e indicar a la bala que se fragmentase justamente 1 metro tras el parapeto. O lo que es lo mismo, sobre la misma cabeza del enemigo.

Las cifras indican que el XM25 es un 300% más efectivo que las armas actuales empleadas por la infantería. Pesa poco más de 5 kilogramos, mide 73 centímetros y su uso es tan intuitivo, que en unos pocos minutos los soldados son capaces de dominar sus secretos.

Cada fusil inteligente cuesta entre 25.000 y 30.000 dólares. Incorpora un buen número de visores, sensores y lásers que leen las distancia hacia el enemigo. También tiene en cuenta elementos tales como la presión del aire, la temperatura y la balística. Toda esa información se traspasa al microchip del casquillo antes del disparo.

Una vez disparado, la granada alcanza su objetivo en un segundo o dos, lo que hace que apenas sean necesarios diez segundos para localizar al enemigo, hacer los cálculos preceptivos y alcanzarlo. Con medios tradicionales, esta acción requería de unos diez minutos o más.

El ejército estadounidense, que ya ha encargado 12.500 de estos lanzagranadas inteligentes. Según ellos, ayudará a minimizar los daños colaterales ya que hasta ahora para acabar con enemigos pertrechados se empleaban morteros, cuyos alcance de fuego era muy superior. El XM25 puede centrarse con gran exactitud únicamente en los enemigos armados.

Obviamente el Pentágono parece encantado, ya que para manejar este arma no hacen falta soldados con grandes habilidades. Prácticamente ella lo hace todo sola.

Algo me dice que los talibanes no están igual de contentos.

Podéis verla en acción en este vídeo.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador