ISc˶_ҲfqUޡF6($@ ՝k B@үoLw_ג{_v;V>}c?N~>ܿ??'/ӟUϫl=,VJsXګecy 6E~p:>A*7gkQ/]uߗ:B\k>;ju}u_wN~ Z屳\5;zo'7bfzׯ/]}tj3_o2>}>\TzuqԆ7캄\OugX=Of|gOagn={Zlz5̭Ogƍn8.~ S{ǻBaMדͰvp?gr{wub~ϦŨ4.ˣb|zj.ZO yozYn:N٭shy[ͳṳWGRsz~dKagոmnʧizcQP:qCx7lGerjo\;ac=xv\;[/qSj-n\v^h{{ߟu]x=fP~]şZǷekg県WoZE_险_ r\6^ϵXUϵIݺmZ:mְZwӋZgqz^}AGƃ.+:;N|3E/[͗F9Al5Jt>7;Aφn8 _p3?-tu{\h_g|u> Uov<~ތכ\ 6f~V`_9NϿŮMٞ,t^ћGg~Qs;w{ū.4wsWzumv۬ y5`?vuacPn<_>dvƞs=,у]싾]ȮtY͟_7s?]|ux}X#e I!p?lϹǖg,N~ՠgȀ|k ˏd}y:Ѡj[]t.>4͙wDi4_H~^3ֶt%Ku/˃bo#"u꒳U L,Mn,tgtݡؔwM|5'/O;wMpk.릛;lc' k9nvw9&q6pvI=N>Osys}ڦ~&~xom}a 鶞^&ʹFg#s 6shAZG"tרY-coCjZ[RjZ4KN^xw3v7|;ۏZ-cgڳ<ؓ_f3/Ox:u|E㗷qr>oo/o]933n]NEbGos)GcbB? |i~{MΗ̟gouV5u2?r{9^k11hmp_ 9fity[ߥt617}leQa<|G{t|Ff?څœs+`;kKyl:Yw9cnry8dR~\_~)P'galdF~]>DyŽՊI7dH6 95oon4_7 [ϟeӍĵ'rd'Y_<?? PNNڬĜ!o M9:;݉f.w?ЫINǾ:KNۦyS~99N]emxhn/6&6-7y'fEnʝ_Ёźy.rľQO9ɺ}Ov&)=yNIz g] zVYn_^WrN<#El2hp[~_C^^g5Z7dݿD6-šG8-f#[8>DiyZk~nC[*aj9ýž#crުqۛ/}>bzxWNfrÓ|6y;:Y }o-~L7/|'۷}޲!'Z[\OQ]T>J= jFP t@(zXϝnr&F,ȑ=76/Iꢾm6fCg}1'CiIo+sGqM  Q{z@Wdj bK&z~_/Ӻ+=e/{E5;/9KE8*cVeB>.J {hr\4|b{ɡnG~?*J9DL&qϕoJQ@N8m-NeFb\~⳻|5bb#9liv:!#{oMb##y!ɀZƠR+ZpI4W[\Fq9aaor`̗| )]T9,wޅ+>"E?N9 ⚳o$r;r %1}oV<tLX|ʬteoI{W\7z|GFnȥs=C~$^qM6'6-5ޯ/ȏ韰&r_Y̦[DnEi\}PC/7w2gmS_~bpæ;F|E;?+1p ~IlEmv;U^޶X{}=ZwЍo6eqϚG)&pB6Gh-gx/rԧL<yc׺;T=Pg'uy8#/wy @('ʑ)88›yQ|)W+ͳ#b_W  =0,g&1F*srbsmmV{M \m8VMN݈YyTe΁sr\֕0 WbD=*7E غ}<}  $?]+?]G|Wksus*!G f?-`<@ٰ֞՜r`qWD:n\PXk=7dVBK IGbrw\װru=:.3]Y]n;v#/yg_ ~~n<9u#bBuR6{M9??Hv"wwԬ* u'17҆\Q|8| jH>y'>es /`Fa$/GXr47M:ul־e~W2k|wpl ]Ɩ| >S7x~:wzd>bVun^ )ܟp|88jݽ|^!ߦ:j-q"{-^pO߻lGϟvny_Zo_o#8}2_pw.J'uNꙫqG_ݏF 8 ;8~/]^NG}ܴ} ~W;% r`%;Y\&)_"%avv&K8{&džXLvĨܿC,wbwvFYƱŖpA۟)N7\I}6>12|?( _ɯx8\<}?F>-S᎟?~&(I5.-?\cՔ͆^>^*n]CSo} oݮ4vq\3=Kť,U gߖvO'`?NʷAg 7?;wVu=`1n@0Szb<_|4>XCFչuuO6L=U=QqkQXOmc^iSm{}HK]>ΛbM&>q/lm滆n;QcCD0_3*5y>*hLοj#2hm0W^F#VN?#%@JF*nBzAN} ﵁zbбo s-KSՀ]ϱ?3, =BJgƀwX%5m&Fx0pSgזŰylֈгJslﮰ&Y|ޭ_KMV;vquk@Z>t4ka;{>.+_V[?rneg5;8g2O}gW XVޭ.!S%NaٔC)ΓKFlka;+ Q^џYTyva.;`dk1[NkVYJ5+^>\칚'OϔcBT} IfTǸr!؞8U5ʟ"k*W{tO`d{ݰ/kͻj؞?Y)alc9eIf ;+,alMۻnx;{FVi{-zo;Z Eew}WnZÌiFvVsPڎމzb.+߈nc/#|QǬ^ꌯ׃'bΛ0yۧ=d-?lbg#yé+~0(*zyo0VzLqJNq ir˰791:~d-.{t{[*wz4wѻ|rAV3Q%-WP? =k:O{>-wS{?b'…"O^|;wȽ4u1W!g~'酛!e+}ڮocnv93wše{u^BY5ܛjTin3Ru1pP Ngfterx9I.5?JS3&5JkS]|LWX _b<:zs> 랯YxErY|ktW>zx2 Y!p$|복5zv[0>L^K#pn,/EvYy(5\ô{7Œ99瘘132uG{pHAFǛsԔ ˄~X^nIna^p}wD3zH5)C^}*#-H1¸Z=CN_k~{Á>pf&<]?VͽLP^ǽMoeH;[ rKXhCw~b(ԟ E™"6!ni[m|c v&uכ%O[?V(|E oor5XC]% ''[rH|wr%UyiOe|Ai ̷қrSGI9T*&;KewRjqB:^OgKd#ӷr?(%wk?ۉ "3^Lr jS<'iTFvo[?:Bٺ'v< 3qCQ|8LrX~OFP ЭG6OQ5CxOyzڛSMa1yn*rI.g$VRBomG:__R KbG:w .} .'vR.s:ug{?3~E>Zӛ IBAԳJR^UwVxYתnWOP;qfY ]"癯dz,B]S{̡3Zwva//xp,;$9w-cmSͻzWl$4_Gh6|S}:}׈0ٻ kVqN}ⶖؘۻZꀭFpa4u\|SVH;êǵfq18\+js5jy]#Zs3} Vg=R>Ѻ~ EOkgwʤBﰮ^"w.\ ?त~FĞϵvߺZ܏< Ó_گˮC86`lMhM\u{n9߭s#5Qg:Wgu[|x pMoiOgO?ϊ;wL52r }g2pI/*C | L?gep'x_:]遞6rz >DOS[p[Jpdkc|8mx&dR3w_a符SmUn&ubBX}Zbwu^n8υYqMb}ne(wS3 Џunb?geg. !EK.e}㙘DY_,kA'{ًj❰ : ܵD1 r0OWt ]<> }6Z͌p %=)n:rX|}'~ |/nm’?wJnyC=]\ qH:/m'AoGCv#q0ӋĔNeף2PSJkvݯ]?>[E|$񃡟]k;/w{@x֢|ð?Wc>˜aனl_N<%Ucհ6Avb/@Vysﹿfr_5钮SeuOu6Qkg wG~[kuͺp`>t.RWLGW!¤xQpkjZ7SW/#'kV&_58=bX)žrlu\G}~}{=w%V KZOL^ߓryo?[l>xFLl}uc%/x/Fir!gV3xOw\t՜<6Cn+CeV֯tzx(|^obp֥w0MF1W?7vkA ehuxr]o&K^ފ'w;pj? x|?{`ߓEw'{r==-ġ`YYȻU£![E@{ wg=]u̿W9a0%;~ڵW{.>GXXʷ|nvzDxc>prO/ΝtYH8"x _[h]n~y\k;Y5orŨb˄/7]F/jpa50 hFM~6槱s=c64K/7S_;UDGMn\$}6Ѻ>F?pFZķ溎7w"ؾ J>UnjN|͝͠{gʳ:XfB3ft3yLO} is4WO224yB;Io$.4ƲL:|KOCʴXlWW7ЋD_'1RЦV8Wk-5 BY]{޷~+ 'O8pw&ooU蹫>iGz&%!UY6aפ(=v1fMr~ӄD&7mo'\M}ڲ-]kğD>(d|+}>N\)r0 `>7Wn KprzP/kRT~OpBCvk$_1M57Ӭ;3:Vr~4Lr["ޙ~~5}Is?/1&Y\p:PcS=?\)9{%>*~ognı~z[͊\IsoO=feUl ~|I @y3Bx2r y\[wj]&Z2RG[+R~GLVu|918cq rqrWOEy>>'^>Sωc=,qun-9k';y0eIH.)_o3;}p)XV&+|>7׉)2KD\|"?&'nkxbMGpRƟA<6JyB>Wy\x]gfug8"fѤyK{EԽ3Cδaln>?OnyҼVaTG3T4 v6\=ԟ}LN,_i}3Wta.|^ e>v+_a||X,=sxw]=䗍O^̫PLWz?U';emcVz&3 \OkJnO2=/Yo><@G?^[ɱ׭Ùl19.MfSE V>ۗ1ya\-P_'9txFF?1>g业Vts TOt3ܺ1~QsEjLg+`T^=kmsF Bquߘa0zm/с9ږ;E}JRS\WuU8̾ 9r:r|hd1yoaVS,1~b˻~OՉS63W5p6^ ]2u^pa3}^Sd"F"i:_sL=/cxp5t>1?we 5[x $cdx 48v68zg3pO8ƥ׍wuہm '< X\sFҝMZqe0ӹquߏϛ|aeG̱Wx5ƕ;|$ŭ .?zo ={87g';X݁&;׵Yy҆Mߕ3|!ťb6~+m#cHfL)L@pN} ;C;:wn1>Q롞j\L?NlЦ̌(NLXl)_llyw!]^v]q=Ng'ܰ\>83<3ϵbuE\?z0ngws[@&+2En;ĉ~.򛝭L3z2yb\|`Ⓧ/?%utWbaqouqkrW`.k[ a@gQg_Z.}5lmUq^ Zg}tY]8:F8Ns039uNmsھ w)E>^2~0U.0Wq-V[_O&\ߨrjTqoF=X,V|>ycgժ~E LqFuNYlq"ہל]SzK ¹A58d4ѽovG/>m~L'NbD͝v>ϔrܽ-߬6M.0&Yaa0Gno>(LgǏ\o k"ܽd>so} _볤_f+ׅw0=>ػ^aߴ꾮SϾq]jӄo\yƖ}놁c}ܥsr0u ctvucr9^?Q\3{78Q=k\ 96[3y{A1#kq2u$~%^>jf1 љ[D?؜>ϵVrr\x{b.9MWyu+6{{grsҡ+?矯&sY/u1=𫺞wf7kf=>[7⇴JlƳ0\쑻MH\ʻ-=Zm;.am$'Q.sxOnyߌMp9"C7 L)9DŗQ ]+AYtѧd>|>ؤK*.j0g vVR(aL{&5r'4NnuQNɩNMqIs g@QHb}٪y.sw-/>׏%UתW!G丣gMZ{Wj./ѓ60GԫV%u:=ҮrGan;,â&&ĭ1EĝVwT-d9kߗYsD l)w_#Ū©Ox":Ζ}SMu-t'e;nNfMNYa P;+gJN9Gn9yW|Wҳ]T4s'sZɧ83|L;+RϮIMc}|oQs1zS]Nw'>Ru?;z=[|u/yTY4RFǜ־?__]yn)2+ꢲIu%|kߡSVȸ WZ^0 Gz}訅Z\1zp }NvzԖAf$ |)i㾟:"s`:ϋ/z8a=G3l !7ƃ';L:eyO˄s֚).AWQgȣdݙF ׀]Oh ڳ󸠞8 XSkͯsx ς8}$q|𹭣VCϢp Ν-IU3N{Þ" g7g=AQ3}6w]{L_`tS83؞O\g}o|^՚gOrîn&J3.XA.+f ɚلk-ѧ]zl_vݟ>͢"{|2qGbel53|O #?.B;Eks `}=Φ.p9)ƜƁ嶞p4>>+Y{AM~#j$/n'ݿcOsDqrΦྫྷ}:zqϴ ?C>#%|/ϣ Ƿh>!W k'={35z. f{bbzH66ѝ0(hיi~_&u-jcEi-x'i2" W#N8S?2> ;tCn/A|}xS~b31Ko{2o3 ܇}8REx9:if4';9{ON? >V~4ڝ`?ͮP3P<>jJ,܇n=J%fF8!aqfȽ[Sʯasz)fo=-׼ØXn  y2/~2hUg%|%5X u};b:-wT}wKu>-[xzd]v懩kԀ+`BE<<[fe_ƃr }䍑"Quk0NoـZgfz>ЛЬSՙ "L0}a8mW;32 #nykW[@w"._~Pxw_Rɓ1d|;9|w"ٱ}f+~P>mc~׭C$hs#ncyޠQŌV)k4 ;cWڋAXLS.Hqy&(piFbyQ~Bj4N#]3w@I9A=Q;sns܍fl3x@Ŋ>3rzYl!g]Ls:,9j.\]xb}6q90=%ά1\4vs}u[5гX/ > ߗZNzOIbQj1{1ya8F݄ˢCɞv<$z:}aA;+fZ9?g-ǵ+b/\k‡½yG<ؚС`fyK/t[aÈ#=Ȣ3ΑW-cTwzpG <{ޡ!ܰ߼"db*SKk?19.sAu{ΚۧQ%tgxF2_:oiP?j&?+?m6ErCrԈ֮7 9X1ЗއνzyV&0'K@$X\~ԕ 'G3zǓW꨾K.=q4˅8n\$#Y3Lw#͜wH:H <܊#wgH D>?[RN{kt2t]kzzNst#a:5P"nZw|g^&}g}=_aUk&nbF`Nue-Z_k5ٔỊMXS\x=/?V~[?ǻ3~T蘿=yHxeKث48 Iv8߲֍ؖn2缯o;M!1~y#Z﷓M3ꐓqv$~u|kdKsϹ?wf._bE{c\贠 7?yަь[q}i=^w9)GV.|\'|'큏W\?^+~O]Xra2q jʛg}k3zs/Q7PzhkxFJV3s(AГ'}z^?YA3~.<ơϦ')PGeL9Hk3>K"iX|雫M~7n:0[U˦*v3*V`qc5"O;(Мnߒ y=Z8k۾[6%N"\_ZiGkOS?+e~ta]9gzfaX?m s͒jab!k=ϹgDv$`靃krN{fMe\Kb;aZՈcaH7>wqMWYʙ=_OIͷtr=\3k >ݧ޸%Ř"5dIpur߇GlS@m{e0s!ޝcc_;D}6Qxw:gWY2,EgՁA<[Ǜs/ˍh>n]}/L^8~="<_{0xD)|ltP96'n<b=/| bK=xc z'?yrAnú|n߅7u83.?$i'î G#w^]\VW8EM8y,X! jiKƘwzḲNTm198cք=m 3̧[z|( dZ7byPfp9 _15H}wΨ4z=5YbE2uXWv94Yxs5Waq诡~jMp0Qd>OVwPCx}s|6G?ZTzO/u; _:|.?yb>%uҫu& 9?5Z}clr-INd~w>7Q݁m(5L| owMպ-o?)^sA=;ɼiu ﹿbc՛7ѽSKI‰ϧsꓼ?w|&~Vv}zؘ T@ mc? : Fk׻ýn_[r[;x`8.2ůY >,i#}faM|o"pg\Wуr}F͕^#8G}qʿ&^<ތ_Gc %{zw`v[/A'j?@b&l ssz]ߍSwC]/X)KKs^kfԘ:0S}rkѬ1s[uR}VN'T.n_RUAf! _իǷ}t+-1 ': ϻVvޤy|!} 0qyǸLE^4#%uHrtZx؞&k<.St~ JNz.IvsQwĖ(͵V&w3m3HTp}r_pGK|qCX$1kHg3c~OǰIhSA~/ \<ѹMG:_;m`Ϧ7\x>'Ө\Z/XrreQo~ ry@cVe_Gs2z)gOOdǞ l_Kv V`yP?`dk zNf7}^ʅ#VDvڑ&*- \[6aDaWϢ8Uf%\n |JpN8x,]Q\>@>kO)~%_?lqSu x7b3yf8%:*r@~`]>9H~>S!v"wu&q_ۇ.\qsWz\əb`hcՎs~T?)q5MrQb{eq`贝AKayg@*Οx y} oz&(| X0-F38|]S &Akзh-gw;;_ӱ\As<©?)ʍR8?<[U} vz0@:I·fݶNiWMމ?.*Rg ΄;P}>]d^vRkyz]UwVeՠ#8yj7^qy?b<:# ;pb39Ej~-li! -߆O;%+~)0eS2\ꁺ-5ZUenLhr[JG|Ok>b9#οG<# l cGƐd6ܼJ[nG,]BwetU0Mn6Ͻp`C j$W=pɩ8l7nu" fYޒbdMG|^UӾ:-{W(XUo`%Efì*K E5/gS0lGY=˂{Q/{Dkιf]qps9{W&?{3̘c#iB_eP\3P9i ϵ\v"GL뱆Ga¾0[NNś+AGw y 7{gU3yO^ֲwQN~\_.ŞVw{V3/ezQ|A03b`CQ/>?G~Jh]EMW;\WzwK.zmq~"M,LNޯtܘgO?ϊ•Vgzfb[.u%FV' ͻ潜Y S7'd%[-Sj-' =~)~R_v' c;Ttn=a#<>?Θq[)\[q_n~pM zLĹj3]avwra\7i_j4|vv?*ф|硿{cb>Y[ѳ9F;?cw=q|pf~ox _<>qf4k;==*~2zЉ[~@C].ٯ%1o˝e|nxOwfn1>奒~^735ژ WpX>U1.k D"5t™|P7gJ # ɼ ϥcΫá3]6eLΞws!otgi1qm.Ҟ?c/3~O^.p o=O9#DŽӞ2͆1'UFo]Tou+3%a¨ 'Y,i\C7]j\zgg8zTZ/y7,'vf؂trdчo)>.~yc~uȁUZȝ^'dȿD O@_{\@+7N}C8+|W1ax[קv&x}#< >qܕOXP>}OgC(v~ īAO'..Ns|0Y[3u^x,~bz-|搳gr21r&W鷒o:B#YV_.F^b$Iy^I{&>i+ʭ[y_H }8͓t³ټ.1mxB6bjăt4oM}d+7WqVj&gG3(WɣwGNm!3eAm89 f-Fs](z~\}g qfe+K.\,j_KjCP2&; ys"]M% k3ͬGqXӸ 7_|8^d ߇EPfx=(>t-ֳWFA_Tw2Ni-7g^&{|5`YQ/Os1~l #:3g|-9}k?"^jLg?Wwջ~.vn{_K8W+wY,1a'1T5}^c1lm&gE.!3}]7 uR9,RDDOqYCU1X΃~&%yTfu K#v9NQA?9+F*~?MR78WQ~;_z[z׻xpMMt䴐#gJ];gqb gkbo\8 elN**7 ~x&GY+L.ȱf&P'Nvk5r.K@kx&5Z>Q+/簬sI/ݣݏ%ZU_֫8Q}/ha5 }uwʍ+K4~q98)QGv9ޑ _ݸsv6l9۶7 ,c'~z^_s܊oa0Uwϧ"{j~=۳['WQaV5`q$C$Yjpy>= x9p>wk8u3rWwrF#(e_:8v-\OpvWgj1E64sy]]pnOdR=vg)ַ[Yp6552}B$v]ٔY;|~BOMr#[9N#m;$=0f >muzMeWZ);?>|Gd;f1bx";bX^bryHx"yJ7譢ɑ5[,˶Y_>,t&GY?$ױ+~Ut͖Y;cM$~/ g1Oz>hq,/s7lf'd[i'M㖟}pё;{;3"l\]ZepS% mwl 9/gǢ׿v: uC"gø}ngo}3';ơ1瘸pf:11D(b5x|g&p^ŸţY-xquIZ|6(`j0tqú&~vW=8V& lP䪤?1N:ѣOs91(9!]sj.H? `/y;M!_JR%6Ge!։QYN7)ƛvNy:ӪL_u^yi\`ô4·M_;1r|q^mus}>1ݎD*_dđ|{s҄?Ed/ث67#nT~v&r/Bov5_ef3;2w5?T"O^KLW6I$XWa># |kb."n s-]c˾ʅW @r_ɪ_rEk߿6x/د~PBظqѩO"/e m=#9,fa> gJ##3uxEz#'fw͂m*D@è%8,ePOgw &~N}SgGCK2be?#[(7׊wvy*_ \`do <5g'moYq=<<͝[S#I>X?$ll $@H/mT * ~|="3R}hSPfFFxxqŤlÈ{6ʊlƺon-o5d/c^_Z]<DzzM視Moz=k>=4J΍fqPgeg«+`ܼNR]6dk&çzgg H+|\1e|Ç$KyLsc> 2FOpVg4 <9qͼ3g=g~2ɱz9 ߱}ȕݣr8yv4D|(p5fiZj ^ 6C^T/S c},!q̵A~gcR⛃0`-̓+.b+ッkytρ_U1y rmu8OlQqrS72ϟq88x50ƞKW1V!j.ȹjWi1;\59u=~nU͗{sJ;L:.A7D,kmŌ|ߑμhzhxr|wF=؜q<ȞǛ$ߐ%f\yƽְ3pcfogk]ߑ߽ڔRUC%Ļϥu,52ʠ|&7hX-Q^,Lp~"~Nb;L~D,X|t8b\m'>Ogo~y= C笏{[.Ysҕ_jNuα?}}j3up/#n#DPTgqٓ9?(I84 9؆aTˬ9K^k`vÙ4dDg`k-7(\y͆b[zvi h\ϰ*za_͵_6TYzZ z$gm{zgG=:>oM]8^n\Gyܸ=v\mG?b|xyzCcX61T */Iސ] rwؿ Mg&6n$G*/V=!-}mm߳*hk{֟ Ffڅ CʯC?\d1iikZ#3n`k[K%ķ#fw3{eXek0a _e|:Z!=2+/I F?~7{JMQm=ig˯=Әf +1.*3N> #8yKS!?qðG7ඌ>1uKf˩>,ꆉ濻(ϼFp]VG.yo~YǶg1 6[G]#Y44Cۯ!ZK8B[+t΋C;OO&"煾WCOxҎm|TηyzN ajOj19 #rF)ֱ\ދ2XwxQl ؎'hHt u}(>-d{Nq]}d /3ߔyv_mNnu>>:|ռtj}7Kmy1L9G8oJc^] jkLF51u^3)CuQ pɑqxC>o&,='sV5Lktd󺥾Wކ7?g_'irw[svAcjY/W`LA ȩ[LsМx1 9rNqnw2` ]b5}{٣s3 RIЧ(Ӄ:W*/PP]ΰ]?3lx x@U5X)U$?;-:u [ƻZ'}ARFܰ` 2~$Ney!N8SaRqb1pw`҃W|;C%y\oKk}uYz>">$c؃U8x3kxtEy[p;> Θ#E-USU</a=u軥M[!szP]cy>txrr__yGr;&}!x)< D/}e[w[Zl7O{^C;2B{B/\Nl9k\oSK?lu6`f`g">va a㔻, N,cwWʪe<ʹ1J=?q =P'1O>WzY2_{ p7*l/ӐUl(T2o3M/:xZ!@nBOmSo)]x|^V'gW=z۹=W0 `ۡ e; ^_@x,,+}&qbRW$R𹲾U> j]r/(}p(N=} o >{k'VX%]U8O#m|HԵn^Il)RhqArٞu;Qq&YL5:x(x33<@3r⿡srT1L6<%<_'s$^h={:\lے묿~kcMDZ|">ǎ ĩ_On Jamˎ_hj;q  Op8p%F=ǍJc86`\lхì]k[aYɉjs?㒅bMp\+>կ k7D<;gzUӼkm|2^q^X;郍zir&mw>78ݬqNG6AjoOײ綷u_ЛE6 B闙sm 5ɨqL 31d`` ;b[E"׹Ϛgw Zy0>q>Q9p{3th( y^?? }⛰eow/륎|jk(;qW~OG`|5vog_>t̳RMC3Įq:ʎ6>r/5PC]cxX591TUG}.;ec8rpybf-p|ej衐[vfjeӴOA*OJօx?|8#c5Tǧho.3^]j|yXIi1 xP簋ߧ5ݟW;+V B]`K^ݟψ&nQ8z|nqm׳|GZd='~{X|9W;vDIvVX~~r\Vw^#C-sF瓳DJyWmZ끹ږ!1G'k2^֯ZgsL?amrFv:0Kig}$FN,.FYn~ڢ/R>{jR~dOnцoa:ͻ=k\O^ugI<ȕa=ȑ;F&ɣf3={:bh~/OulG' uMSzbP_LtӃ%5d37wG;?2%5&~ON!XPGŔ`ogv8*tElG[8i8K!(*_BOPc/V9}:K X\a>N&8|<~vr1S[}$znV%Rxݶ0m/<,yUyx5\揹?Lr'c{|hA$ 6HDWZ9DVg9we<jK0{VlnGV(.Rkkȕ|̹sgzF>T&eJmo.Ds;ax7o=u39M>K Z\oWDzA XPS9<C?>ұ8Α݃Gs#qȗHc+g:bn*׫^-?uC̩d Bw lLY,2<1GpruJڂp_;[^Nl/'\ >3 7xF:7O4B!= -3E\{"Z>9iMz{ҿ!<|tz7qi|zw*żߛ/;sŸ,UndXܯg`UߜkĮ&UnqQ~7ovw:vS:{?l]~wԮKq2x[¬ś1rGKϮܶɹfg(q|GBvPWקn@p]mw籭xbl*̅Ig}ZV{[;\W/Ojn?"){5kϢ0V+F JO5/(ҧKg)LU8f,Pg.cbd7Q߃qᕬh3Rge2&\FI4xsƬ|ו c^kTX.zi$,QWZyQlg@wv6G}='gsooOʶ;^2 G'~2~B߱Sa հ-O7Ï'xGEhݴLSDīpH꜕=@}\$Obco5ΆeΩ̚MNtwb]ȹӭ-|y Libertad Sindical - Blog de Pedro Pablo Álvarez - CUTC

Reforma del timbiriche enriquecido

En: Laborales

29 Nov 2010

Luego de la muerte en 1976 del freno mayor que tenía China para su desarrollo, Mao Tse Tung, esa nación inició profundas reformas económicas de corte capitalista que hicieron estremecer en su tumba al Gran Timonel. Una década después Vietnam emprendió su “Renovación” (Doi-Moi), que puso fin al estatismo económico estalinista.

Ahora Raúl Castro —con 32 años de retraso— anuncia que en abril próximo tendrá lugar el congreso del Partido Comunista (PCC) que no se celebra desde 1997 para aprobar la “actualización del modelo económico socialista”, que en palabras menos sofisticadas significa la Reforma del Timbiriche Enriquecido (RTE).



Reforma del timbiriche enriquecido


La “actualización” del socialismo castrista es como una aspirina: alivia el dolor, pero no cura.

Luego de la muerte en 1976 del freno mayor que tenía China para su desarrollo, Mao Tse Tung, esa nación inició profundas reformas económicas de corte capitalista que hicieron estremecer en su tumba al Gran Timonel. Una década después Vietnam emprendió su “Renovación” (Doi-Moi), que puso fin al estatismo económico estalinista.

Ahora Raúl Castro —con 32 años de retraso— anuncia que en abril próximo tendrá lugar el congreso del Partido Comunista (PCC) que no se celebra desde 1997 para aprobar la “actualización del modelo económico socialista”, que en palabras menos sofisticadas significa la Reforma del Timbiriche Enriquecido (RTE).

¿Se acuerdan del “picadillo de soya enriquecido”, aquel que “enriquecían” con harina y otras sustancias indefinidas para diferenciarlo de lo que comen vacas, puercos y pollos?

Eso es la RTE, que bajo control estatal e impuestos astronómicos dará cierta flexibilidad para actividades privadas, creará cooperativas, descentralizará algunas empresas, fulminará los subsidios estatales que quedan y despedirá a un millón de trabajadores. O sea, enriquecerá un tilín el timbirichismo llamado cuentapropismo.

La buena noticia es que eso abrirá ciertos espacios a la actividad privada que generarán una dinámica económica propia que será ya indetenible. La mala es que no va a la fuente de la crisis estructural que ha convertido en ruinas al tercer país latinoamericano con más alto nivel de vida en 1958. De ahí la decepción que ha causado en la militancia del PCC y en la población, que esperaban una reforma económica tipo chino o vietnamita.

Quien lee el único documento del congreso (“Lineamientos”), en su vetusta retórica ideológica descubre sólo 4 aspectos nuevos: 1) se alquilarán establecimientos estatales para actividades privadas o de cooperativas en los servicios, 2) empresas e individuos pagarán impuestos (como en los años 60), 3) se concederán créditos a esas actividades privadas (el ministro de Economía aclaró que no hay recursos financieros para ello), 4) las empresas se basarán en la autogestión financiera “en lugar de los mecanismos administrativos” que tanto gustaban al Che Guevara .

Se aclara que “la planificación socialista seguirá siendo la vía principal para la dirección de la economía” y que abarcará también “a las formas no estatales que se apliquen”. Precisa que “no se permitirá la concentración de la propiedad en personas jurídicas (negocios privados) o naturales” (individuos). Es decir, nada ni nadie podrá crecer y se fomentará sólo la economía de subsistencia de los tiempos de Marco Polo.

Además, fiel a su desprecio por los cubanos, la RTE admitirá la inversión extranjera muy regulada como hasta ahora para que sólo beneficie a la Nomenklatura y sus familiares, pero prohibirá la formación de capital nacional tan necesaria para que el país salga de la miseria, que fue lo primero que hicieron China y Vietnam. Los precios serán fijados burocráticamente por las empresas y el Gobierno central, no por los actores económicos, y se estimulará “la empresa estatal socialista”.

No se entregará la tierra a quienes quieran trabajarla para producir y vender la cosecha libremente. El Estado dirá qué sembrar y a qué precio venderá al Gobierno lo cosechado, y el “sobrante” que podrá vender en los agromercados.

En Vietnam antes de la “Renovación” se pasaba hambre y hoy ese país es el segundo exportador mundial de arroz y de café, y el cuarto de caucho, porque se entregó a los agricultores el uso libre de la tierra y la venta libre de sus cosechas, que pueden exportar. La economía vietnamita hace años crece a un 7% anual y recibió este año $12.000 millones en capital extranjero.

La nota cómica la dio Raúl al afirmar que la RTE se basa en las ideas de Fidel, precisamente quien ha impedido siempre cualquier flexibilización económica.

Semejante sarcasmo pretende: 1) alimentar el ego extraterrestre de Fidel para que no se sienta relegado y quiera ejercer el derecho de veto del que goza (y gozará mientras viva) contra la apertura timbirichista, y 2) dejar sentado que nada habrá parecido a las reformas china y vietnamita.

En 1992 ó 1993 un dirigente de la prensa de Vietnam que integraba una delegación de alto nivel que visitaba La Habana se llegó al periódico Granma y fue recibido por uno de los jefes del diario. Cuando el visitante se marchó el colega y amigo me dijo bajito: “El tipo me preguntó cuándo vamos a comenzar aquí en Cuba nuestro Doi-Moi, y le tuve que pasar el casete de que nuestras condiciones son distintas por culpa del bloqueo yanqui, y toda esa retahíla de pretextos que ya no se traga nadie…”.

Pues casi 20 años después, el 25 de noviembre, en su reciente visita a Pekín, Ricardo Alarcón puso el mismo casete, aquel que le rodó mi colega al vietnamita, y le dijo a la máxima dirigencia china que esa nación asiática y Cuba “están buscando un camino de desarrollo acorde con sus condiciones nacionales”.

Antes del IV Congreso del Partido Comunista (PCC), celebrado en Santiago de Cuba en octubre de 1991, 10 meses después de la desaparición de la Unión Soviética, la gente en la calle y los militantes del partido daban por seguro que se iba a aprobar la creación de pequeñas empresas privadas, legalizar la tenencia de divisas (quien tenía un dólar encima podía recibir 4 años de cárcel), la creación de empresas mixtas con capital extranjero, y era muy esperada la reapertura de los mercados campesinos pues de lo contrario el país se hundiría en una crisis alimentaria devastadora.

Incluso, en los núcleos del PCC se comentaba que se iba a enmendar la Constitución para elegir al Presidente de la República por voto popular directo y acabar con la farsa del Consejo de Estado copiada de los soviéticos.

Sin embargo, el dictador decapitó la voluntad nacional en un encendido discurso pocos días antes del congreso. Calificó de “traición al socialismo” los mercados campesinos, la creación de pequeños negocios, la legalización del dólar y la apertura al capital extranjero. Y dijo que votar directamente para elegir el Presidente era darle “demasiado poder” al elegido (no quería correr el riesgo de obtener una votación muy pobre, o incluso perder ante alguien con mayor popularidad, como Carlos Lage.)

Fidel prefirió someter a su pueblo al hambre y la desesperación, que llamó “período especial”, antes que abrir un minúsculo espacio a la iniciativa privada que pudiese restarle un ápice a su control absoluto sobre cada ciudadano.

La hecatombe fue tan colosal que al año siguiente autorizó los mercados campesinos, el trabajo por cuenta propia, las empresas mixtas, y en 1993 el dólar circulaba legalmente. Pero tan pronto Venezuela sustituyó a la URSS como soporte económico de Cuba se acabó la flexibilización económica. Ahora que la economía venezolana hace aguas, porque paradójicamente Hugo Chávez obedece al Comandante y lo estatiza todo, el régimen o abre la mano otra vez, o todo se viene abajo.

En fin, el timbirichismo enriquecido no liberará las fuerzas productivas cubanas. Es una aspirina: alivia el dolor, pero no cura.

Roberto Álvarez Quiñones

Los Angeles, Noviembre 29 de 2010

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador