Raúl Castro expresa a Jimmy Carter su disposición a dialogar con EEUU

En: Derechos Humanos

30 Mar 2011

Raúl Castro recibió a Carter en el Palacio de la Revolución, donde según una nota oficial, abordaron “la situación en Cuba y Estados Unidos, y las relaciones entre ambas naciones”, tensas por el encarcelamiento en la isla del contratista norteamericano Alan Gross.



Raúl Castro expresa a Jimmy Carter su disposición a dialogar con EEUU


Por: Isabel Sánchez y Carlos Batista

Agencia: AFP

Marzo 30 de 2011

Raúl Castro recibió a Carter en el Palacio de la Revolución, donde según una nota oficial, abordaron “la situación en Cuba y Estados Unidos, y las relaciones entre ambas naciones”, tensas por el encarcelamiento en la isla del contratista norteamericano Alan Gross.

El presidente, quien varias veces lanzó la oferta a Washington, “reiteró la disposición de Cuba a dialogar con el gobierno norteamericano sobre cualquier tema, pero en términos de igualdad, sin condicionamientos y con absoluto respeto a nuestra independencia y soberanía”, subrayó un comunicado leído en la televisión.

Carter, quien concluye este miércoles su visita privada de tres días invitado por Raúl Castro, dijo a la prensa que busca ayudar a mejorar la relación bilateral y afirmó haber tratado con funcionarios cubanos el caso Gross, aunque descartó que su misión sea “sacarlo del país”.

“Hemos hablado con algunos oficiales del caso del señor Gross. No estoy aquí para sacarlo del país”, declaró Carter en español, tras visitar el antiguo Convento de Belén, en el casco histórico de La Habana, en compañía de su esposa, Rosalynn.

“Estoy aquí para visitar a la gente cubana, a la gente del gobierno y a los ciudadanos privados. Es un gran placer para nosotros volver a La Habana, espero que podamos contribuir a mejorar las relaciones entre los dos países”, agregó el Premio Nobel de la Paz 2002.

En su primera visita a Cuba, en 2002, su anfitrión fue el líder comunista Fidel Castro, de 84 años y retirado del gobierno desde que enfermó, en 2006, y no se descarta que lo reciba esta vez.

Como hizo en 2002, el ex presidente estadounidense, de 86 años, se reunirá este miércoles con opositores, entre ellos ex presos políticos y la bloguera Yoani Sánchez.

Abarcando en su misión diversos sectores de la sociedad cubana, se reunió el lunes con el cardenal Jaime Ortega -cuya gestión ante Raúl Castro logró la liberación de un centenar de presos-, y con dirigentes de la comunidad hebrea.

Carter llegó a Cuba en pleno conflicto por el caso Gross, arrestado en diciembre de 2009 y condenado el 12 de marzo a 15 años de cárcel, acusado de dar equipos de comunicación vía satélite a opositores y crear una red informática clandestina para destruir a la revolución.

Washington y la familia de Gross pidieron a Carter interceder para una “liberación humanitaria” del contratista, de 61 años, con el precedente de haber logrado en 2010 en Corea del Norte la excarcelación de un estadounidense detenido.

Estados Unidos reconoce a Gross como empleado de una empresa subcontratada por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) del Departamento de Estado, pero afirma que sólo entregaba teléfonos móviles y equipos a grupos judíos, cuyos líderes negaron ese hecho y el lunes dijeron no haber tratado el tema con Carter.

El ex presidente estadounidense también visita Cuba en vísperas del Congreso del Partido Comunista (PCC), que debe refrendar las reformas con que Raúl Castro busca evitar el derrumbe del modelo socialista cubano, que incluyen la apertura al sector privado y al capital extranjero y el recorte este año de medio millón de empleos estatales.

El Congreso del PCC, del 17 al 19 de abril, coincide con el 50º aniversario de la proclamación por Fidel Castro del carácter socialista de la revolución y la derrota de la invasión de Bahía de Cochinos, ejecutada por el gobierno de John F. Kennedy y organizada por la CIA.

El gobierno de Barack Obama, que tuvo un tímido acercamiento con Cuba, ve con buenos ojos las reformas pero afirma que La Habana debe garantizar la democracia y advierte de que no habrá avances en las relaciones mientras Gross esté preso.

El senador cubanoestadounidense Roberto Menendez (Nueva Jersey), criticó que Carter realice su visita “en un momento” y “un lugar” equivocados, pues sugiere que una mejoría de la relación bilateral “depende” de Estados Unidos.

En su gobierno (1977-1981), Carter buscó normalizar las relaciones y se abrieron oficinas de intereses en ambos países.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador