“Quizas tenga que vivir debajo de un puente”

En: Destacados

13 Feb 2010

Yo no me siento liberado, soy un desterrado desde la cárcel, y siento que me han aplicado el último de los métodos de tortura psíquica: estoy sólo en este continente, enfermo y ahora sin protección económica. Y quizás tenga que vivir debajo de un puente. No puedo afirmar que tenga tráfico de prisioneros, ni decirlo, porque los únicos prisioneros traídos con las condiciones nuestras somos nosotros cuatro.



omar-pernet2

Foto: Omar Pernet Hernandez.

Punt de vista

Entrevista a Omar Pernet, refugiado político cubano en España.

“Quizás tenga que vivir

debajo de un puente”

Omar Pernet, refugiado político cubano en España después de haber superado las trabas interpuestas por el  Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se encuentra al borde de la exclusión social. A esta situación le ha conducido precisamente la administración socialista que en noviembre pasado dejó de prestarle la ayuda económica que percibía, por lo que en estos momentos el expreso político acumula muchas deudas.

Pernet, que ha pasado más de 22 años en la cárceles de los Castro y que actualmente está postrado en una silla de ruedas, llegó a España en 2008 después de una operación electoralista de Zapatero en coordinación con la dictadura castrista. A Omar Pernet le dijeron 13 horas antes de coger el avión que lo expulsaban a España. Viajó en una aeronave presidencial, fue recibido por los medios de comunicación en Madrid, junto con los otros tres presos políticos que viajaron con él; miembros del PSOE estuvieron con ellos en una rueda de prensa en Casa de las Américas. Pero hoy el gobierno de Zapatero ha dejado abandonado a su suerte a este refugiado político cubano que sueña en una Cuba libre, democrática y sin tiranos, mientras aventura que su futuro en España le aguarda debajo de un puente.

Pregunta: ¿Cuando usted llegó a España en 2008 se imaginaba que acabaría en la situación de desamparo que ha denunciado?

Respuesta: De ninguna manera me cruzó por la mente que fuera a tener que recibir tanta humillación, desprecio y un total abandono. Todos los dirigentes del gobierno, en nuestra llegada, se comportaron de forma ejemplar, desde luego. Con eso daban el paso final a su empeño de quedar ante el mundo como paladines de los derechos humanos, somos lo que estamos haciendo, que Castro libere los prisioneros de conciencia, después los dejaremos a su suerte. Total, son unos desterrados.

P: ¿Cuáles fueron las promesas iniciales de sus interlocutores del gobierno español?

R: Que se nos darían casa de protección oficial y una ayuda hasta que los que podían trabajar tuvieran un empleo, y dijeron que lo mío era un caso especial, por mi estado de salud.

P: ¿Siente que ha sido utilizado con fines electoralistas o políticos por parte de la Administración Zapatero?

R: Es muy fácil dar respuesta a esta pregunta, porque desde un niño que acaba de nacer hasta un bobo que tenga 150 años de edad y no tenga raciocinio sabe que fuimos un punto fundamental en la reelección del Gobierno de Rodriguez Zapatero. En primer lugar, demostraron que estaban realizando un buen trabajo con el dictador cubano, que no tenían a Cuba silenciada, que estaban logrando la liberación, aunque con destierro, de cuatro prisioneros de conciencia, tres enfermos y uno bastante grave en silla de ruedas, y que seguirían forzando al dictador para la liberación de los demás. En la Casa de las Américas, en una rueda de prensa, una portavoz del PSOE me preguntó:”Pernet, qué opinas del expresidente Aznar que tenía a Cuba en silencio y del gobierno actual por el que ustedes han sido liberados? Le contesté: “Sí, tienes razón, el gobierno de Aznar mantuvo a Cuba en silencio, pero durante su gobierno liberaron a seis sin condiciones,en el actual hemos sido liberados cuatro hasta el momento y con destierro”. Tal parece que no le gustó mi contestación, recogió su equipo y se retiró.

P: Usted fue “liberado” de una cárcel cubana y deportado a España en donde se encuentra como refugiado. ¿No cree que el Gobierno español se está prestando para un especie de tráfico de presos políticos en complicidad con la dictadura?

R: Yo no me siento liberado, soy un desterrado desde la cárcel, y siento que me han aplicado el último de los métodos de tortura psíquica: estoy sólo en este continente, enfermo y ahora sin protección económica. Y quizás tenga que vivir debajo de un puente. No puedo afirmar que tenga tráfico de prisioneros, ni decirlo, porque los únicos prisioneros traídos con las condiciones nuestras somos nosotros cuatro.

P: ¿Cómo es su día a día en España?

R: Mi día a día en este país es estar dentro de la casa donde vivo una parte del día y la otra rabeo, pensando en mi familia, mi patria y en los presos que aun quedan sufriendo las torturas del comunismo cubano.

P: ¿Qué apoyo económico y material tiene actualmente por parte del Gobierno español? Sus quejas y demandas han sido atendidas?

R: Desde el mes de noviembre no tengo ningún apoyo. Ese mes fue la última ayuda que he  recibido y debo de alquiler diciembre, enero y febrero, deuda que me a hecho contraer el Gobierno con un cidadano de a pie.

P: Usted ha pasado 22 años y 8 meses en las cárceles cubanas. ¿Cuáles fueron los “crímenes” que le valieron esos encarcelamientos?

R: Mi crimen cometido es defender mis derechos como ser humano, el de todos los cubanos y de no ser comunista. Eso es todo.

P: ¿Cómo recuerda el presidio y cómo fue tratado en las cárceles de Castro?

R: Lo recuerdo con mucha tristeza y dolor en el alma, siento asco de los carceleros que vi vendiendo un poco de salcocho por cigarros, robarse las pastillas de jabón, dando golpe, bayonetazos, asesinando a jóvenes, prestándose con los guapos comunes para que violaran a menores. Todo esto me revuelve el estómago, los repugno, no los odio, que es cuanto se debe sentir por seres tan despreciables como estos verdugos.

P: ¿Qué les diría un hombre que ha sufrido la represión del castrismo en carne propia a los europeos que todavía defienden la dictadura castrista?

R: Que si quieren tener la riqueza que tiene Cuba después de 51 años, que apoyen ciegamente la izquierda comunista.

P: ¿Cómo le comunicaron la decisión de que sería enviado a España y cómo se sintió en ese momento?

R: Me comunicaron que vendría para España 13 horas antes de coger el avión, pregunté por mi familia, me dijeron “ya hemos hablado con ellos y van detrás”, se me oprimió el pecho, pero no tenía otra opción, me faltaban 20 años por cumplir.

P: ¿Cree que el Gobierno español podría hacer mucho más para conseguir la Amnistía para todos los presos políticos?

R: Es muy posible que pueda realizar algunos trámites y resuelva algunos destierros, pero no una amnistía, los Castro quieren morir en el poder y saben que si dan amnistía, no pueden desterrar a nadie porque la amnistía deroga el delito, aunque los prisioneros políticos y de conciencia no tienen delito cometido: querer la libertad de su patria no es un delito, creo yo.

P: Usted es un ejemplo vivo de las nefastas consecuencias de medio siglo de dictadura. ¿En qué planes de futuro sueña una víctima del castrismo desterrada en España?

R: Mi sueños son un mensaje muy claro para todos los cubanos, unir todas nuestras fuerzas y sin ninguna diferencia de partidos, movimientos, ideología políticas, religiosas, viajar por el mismo camino con un solo destino: libertad sin comunismo para Cuba, Cuba es de los cubanos, no de los dictadores asesinos comunistas.

omar-3

—————————————— FIN —————————————

1 Comentario para “Quizas tenga que vivir debajo de un puente”

Avatar

Maria Benjumea

febrero 15th, 2010 at 3:12 pm

Hola Pedro Pablo,

el director de payolibre.com de Miami, Pablo Rdez. Carvajal me mandó esta entrevista. Leí tu denuncia sobre lo mismo en Misceláneas el septiembre pasado. pero no he vuelto a ver ninguna noticia ni en la prensa nacional ni en la digital del exilio. El tema es escandaloso, y le he mandado las entrevistas de Punt de Vista a Pernet y Glez. Raga a Jorge Moragas y a Elena Larrinaga. Sabrán del asunto seguro, pero no entiendo por qué calla todo el mundo, también Raúl Rivero, que tiene una columna; no digamos Blanca Reyes, a quien no se le oye ni antes ni después de constituir la Asociación en España. Ni el diputado de Luis le pregunta a Moratinos en el Congreso.

Creo que habrá una reunión el jueves entre Exteriores de aquí y allá. Pues qué oportuno sería sacarlo a la luz.

Yo apoyo al preso Alfredo Felipe Fuentes y a su familia, a través de Solidaridad Española con Cuba (que también calla). le aseguro que en año y medio he visto de todo, y cada vez entiendo menos. Pero soy española y me indigna que esta vileza de mi Gobierno hacia luchadores a quienes ayudó a desterrar no la denuncien los propios líderes cubanos también.
Un abrazo para todos Uds.
Maria, Sevilla.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador