Panamá: La HRF pide a Martinelli permitir retorno de periodistas y defensores de derechos humanos españoles

En: Derechos Humanos|Internacional

7 Abr 2011

La Human Rights Foundation (HRF) envió hoy una carta al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, pidiendo que permita el regreso inmediato y seguro a ese país de los periodistas y defensores de derechos humanos Paco Gómez Nadal y Pilar Chato. Al mismo tiempo, la HRF publicó un informe jurídico que concluye que, el 28 de febrero pasado, estos ciudadanos españoles fueron detenidos, arrestados y expulsados arbitrariamente de Panamá por ejercer un periodismo crítico del gobierno y realizar actividades legítimas en defensa de los derechos humanos.




Human Rights   Foundation

350 Fifth Avenue, Ste 4515
New York, NY 10118
Voice: (212) 246.8486
Fax: (212) 643.4278
www.laHRF.com

Contacto:
Pedro Pizano
(212) 246.8486
info@thehrf.org

Panamá: La HRF pide a Martinelli permitir retorno de periodistas y defensores de derechos humanos españolesNUEVA YORK (5 de abril de 2011) — La Human Rights Foundation (HRF) envió hoy una carta al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, pidiendo que permita el regreso inmediato y seguro a ese país de los periodistas y defensores de derechos humanos Paco Gómez Nadal y Pilar Chato. Al mismo tiempo, la HRF publicó un informe jurídico que concluye que, el 28 de febrero pasado, estos ciudadanos españoles fueron detenidos, arrestados y expulsados arbitrariamente de Panamá por ejercer un periodismo crítico del gobierno y realizar actividades legítimas en defensa de los derechos humanos.

“Las abusos cometidos por el gobierno panameño contra estos dos periodistas y defensores de derechos humanos extranjeros son inadmisibles en una democracia,” dijo Thor Halvorssen, presidente de la HRF. “Paco Gómez Nadal y Pilar Chato no fueron solamente detenidos y expulsados arbitrariamente de Panamá, sino que la propia presidencia de la República orquestó una vergonzosa campaña de desprestigio típica de una maquinaria propagandística antidemocrática,” concluyó Halvorssen.

La tarde del 26 de febrero, Paco Gómez Nadal y Pilar Chato, periodistas y miembros voluntarios de la organización Human Rights Everywhere (HREV), fueron arrestados mientras monitoreaban una protesta a cargo de una veintena de miembros de los pueblos indígenas Ngäbe y Buglé contra la aprobación de reformas al Código Minero en Panamá. El arresto se produjo cuando Paco Gómez Nadal, quien portaba visiblemente sus credenciales de HREV, comenzó a filmar a un grupo de cuarenta policías que se aprestaban a arrestar a los manifestantes que estaban bloqueando el tránsito de vehículos en una calle aledaña a la Asamblea Nacional de Panamá. Dos días después, el Servicio Nacional de Migración de Panamá ordenó la “repatriación voluntaria” de ambos.

En alusión a un comunicado oficial de la presidencia panameña y a afirmaciones realizadas por el propio presidente Martinelli, la carta de la HRF afirma que “Paco Gómez Nadal y Pilar Chato no ‘participaron’ en la protesta, ni se ‘tiraron a una calle’, ni ‘instigaron a un grupo de ciudadanos a protestar’, a ‘crear el caos’ y ‘la violencia’, ni ‘incitaron a los indígenas panameños a desafiar a las autoridades nacionales’.”

El informe jurídico de la HRF revisa en detalle los hechos producidos el 26, 27 y 28 de febrero de 2011. En especial, el informe revisa las imágenes de video captadas por las cámaras de vigilancia del gobierno, los despachos de prensa oficiales, los testimonios de funcionarios de gobierno, y las cuatro resoluciones dictadas por el Servicio Nacional de Migración. El informe concluye que la “repatriación voluntaria” de Paco Gómez Nadal y Pilar Chato se produjo sin debido proceso, 48 horas después de su arresto y doce horas después de que fueran notificados con una orden de detención indefinida, sujeta a una decisión futura de deportación a discreción de la misma autoridad. Para la HRF, estas características convierten la medida en una “expulsión arbitraria”.

“La detención y expulsión arbitraria de estas personas violan el derecho internacional en materia de libertad expresión, que otorga a los extranjeros el mismo nivel de protección que cualquier nacional, especialmente cuando se trata de periodistas o defensores de los derechos humanos,” dijo Javier El-Hage, director jurídico de la HRF. “Siguiendo la jurisprudencia sentada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Bronstein v. Perú, las acciones de las distintas autoridades del gobierno panameño constituyeron un medio indirecto para restringir la libertad de expresión, y no solamente restringieron los derechos de Gómez Nadal, Pilar Chato y HREV a circular noticias, ideas y opiniones, sino que afectaron también el derecho de todos los ciudadanos panameños a recibir información, para ejercer opciones políticas y desarrollarse plenamente en una sociedad democrática,” concluyó El-Hage.

Según Reporteros Sin Fronteras, el último año Panamá sufrió un descenso abrupto del puesto 55 al 81, entre los 178 países monitoreados en la clasificación mundial de la libertad de prensa. A su vez, la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP), en su asamblea general de 2010, afirmó que “[e]n el último semestre la libertad de prensa se vio amenazada por acciones de instituciones del gobierno del presidente Ricardo Martinelli”.

Según la carta de la HRF, “la expulsión arbitraria de Paco Gómez Nadal y Pilar Chato, documentada en el informe jurídico de la HRF y reseñada en esta misiva, envía una señal clara contra el periodismo crítico y la defensa de los derechos humanos en Panamá, y confirma el grave deterioro que viene sufriendo la libertad de expresión desde su asunción al poder el año pasado”. La carta al presidente panameño fue enviada con copia a Trinidad Jiménez, Ministra de Relaciones Exteriores de España, así como a múltiples organizaciones internacionales que amparan a periodistas y defensores de derechos humanos.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto:
Pedro Pizano, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org.

Lea la carta enviada al Presidente Martinelli aquí.

Lea el informe sobre el caso de Paco Gómez Nadal y Pilar Chato aquí.


-30-
Forward email

This email was sent to pedropabloalvarezramos@yahoo.es by info@thehrf.org |


Human Rights Foundation | 350 Fifth Avenue, Ste 4515 | New York | NY | 10118

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador