Miles de pasos a rectificar

En: Destacados|Opinión

18 Oct 2011

(Por Aimée Cabrera) El sábado 24 de septiembre se efectuó la reunión ampliada del Consejo de Ministros, liderada por el Presidente Raúl Castro Ruz , la cual no fue divulgada de inmediato, y en la que se analizaron diversas temáticas de interés nacional. El resumen que apareció en  los periódicos Granma y Juventud  Rebelde del […]



(Por Aimée Cabrera) El sábado 24 de septiembre se efectuó la reunión ampliada del Consejo de Ministros, liderada por el Presidente Raúl Castro Ruz , la cual no fue divulgada de inmediato, y en la que se analizaron diversas temáticas de interés nacional.

El resumen que apareció en  los periódicos Granma y Juventud  Rebelde del 29 de septiembre era idéntico, como si los periodistas que lo publicaron estuvieran programados como simples robots.

No obstante, es interesante ver cómo al más  alto nivel gubernamental se debaten , analizan y se dan a conocer situaciones que en décadas no tan lejanas eran ocultadas, aunque queda por ver si las mismas tendrán la solución positiva y presta que espera la población.

Bajo el título “Ninguna urgencia puede conducirnos a decisiones precipitadas”, frase pronunciada por el máximo líder, se sugirió la realización de un trabajo de reorganización, a grandes dimensiones, en el cual hay que pensar y actuar de manera no precipitada, para a tiempo, rectificar cada paso.

El también General de Ejército tomó como ejemplo el sector azucarero, en la actualidad uno de los peores, a pesar de que a nivel mundial, Cuba fue, por tradición,   el principal abastecedor de azúcar en el mundo.

Este tema escabroso tiene “mucha tela por donde cortar”.  Ahora esta industria trata de levantarse cual Ave Fénix, y para ello continúan las mismas ideas retrógradas, puestas en marcha por quienes tienen la venia de los máximos dirigentes, por sus posturas políticas, pero no ponen en práctica las vías que den un vuelco total y novedoso a todo lo que trajo como consecuencia la destrucción de tan importante industria.

En los debates de los diputados, agrupados en doce comisiones, a fines de julio del presente año, los de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, y de la Agroalimentaria, alabaron el valor de la aplicación de la ciencia en las cuestiones relacionadas con la alimentación.

Ellos tuvieron como referencia las visitas de trabajo a 28 entidades entre las que estaban el Ministerio de la Agricultura (MINAGRI) y el Ministerio del Azúcar (MINAZ), a modo general, el presidente de dicha comisión Leonardo Martínez puntualizó la no correspondencia entre el nivel científico con el rendimiento productivo, la calidad y la diversidad de las producciones agropecuarias.

No se publicó, en esta ocasión, sugerencias para aumentar el movimiento científico-productivo, con acertadas estrategias en el sector azucarero. Es posible, que a pasos muy lentos, se estén creando las mismas.

Entre las explicaciones inexplicables se consideró que para fortalecer “el proceso de redimensionamiento” (vayan palabras raras) de esa esfera se destacan “la organización de las base productiva en torno a las unidades más eficientes y la concentración en 13 empresas provinciales de los centrales azucareros”.

“De un total de 61 que hoy podrían hacer la zafra, se decidió mantener activos 56, de los cuales 46 molerán en la próxima contienda”; también se propuso eliminar estructuras que solo daban lugar a gastos innecesarios. Pero no se dice si las  supervisiones  para el éxito estarán en manos de especialistas del ramo, con pleno poder de  determinación, o si estarán supeditados a quienes nada saben de la actividad, pero llevan la voz cantante dentro de los partidistas.

Temas relacionados con la zafra y su potencialidad como renglón exportable están contenidos en algunos de los lineamientos  del VI Congreso del Partido, y en ellos se trabaja desde “hace aproximadamente tres años”.

En este cónclave ministerial se dio a conocer que no habrá más Ministerio del Azúcar pues “no cumple ninguna función estatal” y se creará el Grupo Empresarial de la Agroindustria Azucarera.

“Una de cal y otra de arena” parecen decir las noticias que publican los medios de prensa con relación a la zafra. El 6 de junio, el diario Trabajadores  reconoció los resultados loables de la zafra azucarera en la provincia de Cienfuegos.

En esa ocasión, el ministro del Azúcar, Orlando García dio a conocer los resultados positivos de esta central provincia en el cumplimiento de los indicadores para el éxito de la zafra, plasmados en misiva que García envió a Antonio Pérez, director general del Grupo Empresarial Azucarero (GEA) de dicho territorio.

Entre otras, se exhortó a la ejecución de la siembra y la producción de alimentos, y se analizó  el resultado hasta la fecha, considerado “indicador de lujo” por Pérez, quien mencionó un sobrecumplimiento del 0.32%, y como los tres centrales en activo habían sobrepasado las 7 mil toneladas por encima del plan.

En fecha más cercana, 10 de septiembre, el periódico Granma en su primera plana divulgaba el recorrido de José Machado Ventura en los centrales azucareros de la  provincia de Sancti Spíritus.

“La zafra es como una batalla en la que no se puede perder  ni un día ni una noche, y donde es preciso preverlo todo de principio a fin”-destacó el dirigente, quien además reiteró la necesidad de cambiar la mentalidad para aumentar los rendimientos y asegurar la estabilidad  que permita la eficiencia requerida.

Se desconoce, sin embargo, los rendimientos de otras provincias y, si en su totalidad los resultados  resultarán favorables. La zafra tiene su periodo, y del mismo se desprende que hay que pensar y rectificar, si es preciso, con menos lentitud y más dinamismo.

“El mayor obstáculo que enfrentamos… es la barrera psicológica formada por la inercia, el inmovilismo, la simulación o doble moral, la indiferencia e insensibilidad… seremos pacientes y a la vez perseverantes ante las resistencias al cambio, sean estas consientes o inconscientes”-enfatizó entre otras muchas temáticas Raúl Castro en   la clausura del VII Periodo de sesiones de la Asamblea Nacional a principios de agosto del presente.

Mientas tanto la larga fila de clientes de un mercado de productos alimenticios normados en el municipio Centro Habana demostraba el primero de octubre  que todos necesitaban comprar las cuotas mensuales de azúcar blanca y morena , a precios subsidiados, que apenas alcanzan para  una quincena.

“Esa azúcar no endulza, y la de la shopping es carísima. A mi no me alcanza, con ella hago jugo y refrescos para mis hijos, a veces hay que echársela al yogur de soya que no sabe a nada, un poquito de dulce que le hagas a la familia, y se acabó. A mi no me interesa lo que dicen en esas reuniones, ellos tienen de todo, nosotros, cada día menos”-expresó una mujer en alta voz para que todos la oyeran, con la misma buscó una bolsa grande de tela y entregó su libreta de abastecimientos al dependiente, que escribió en la misma y en sus listados, los controles pertinentes.

 

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador