Los trabajadores estatales despedidos apenas engrosan las filas del cuentapropismo en Cuba

En: Destacados|Laborales

22 Dic 2011

(Por Cubaencuentro) El 82 % de los más de 357.000 trabajadores privados de Cuba son personas sin vínculo laboral o jubilados y solo 18 % procede de los “disponibles”, cuyo empleo estatal fue cancelado, informó el pasado miércoles el ministerio del Trabajo, según reporte de la AFP. Al hablar ante una comisión parlamentaria, el vice ministro […]



(Por Cubaencuentro) El 82 % de los más de 357.000 trabajadores privados de Cuba son personas sin vínculo laboral o jubilados y solo 18 % procede de los “disponibles”, cuyo empleo estatal fue cancelado, informó el pasado miércoles el ministerio del Trabajo, según reporte de la AFP.

Al hablar ante una comisión parlamentaria, el vice ministro del Trabajo, José Barreiro, informó que “el 66 % (de los trabajadores privados actuales) no tenía vínculo laboral, el 16 % son jubilados y el 18 % procede de entidades estatales”, dijo la Agencia de Información Nacional (AIN).

Entre las principales reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro para “actualizar” el agotado modelo económico cubano y hacerlo más eficiente, está la reducción de 1,5 millones de empleos estatales en cinco años, toda vez que las nóminas de empresas estatales están sobresaturadas (“plantillas infladas”).

Para ello, el mandatario dispuso y el VI Congreso del Partido Comunista (PCC, único) aprobó en abril, la ampliación del trabajo por cuenta propia (privado), como una opción laboral para esas personas declaradas “disponibles”, por la reducción de la plazas laborales.

En octubre de 2010, cuando Raúl Castro dispuso la ampliación del trabajo privado, 157.371 cubanos desempeñaban algún oficio de los autorizados. Actualmente suman 357.663, informó Barreiro.

El proceso de cancelación de plazas laborales y declaración de “disponibles” a esos empleados, aminoró su ritmo a principios de 2011 por indicación del Presidente, en espera de apertura de otras opciones laborales.

Sin embargo, la desaparición del centenario ministerio del Azúcar en noviembre y su sustitución por un sistema empresarial más ágil, supuso una sustantiva reducción de su nómina, cuya cifra no fue confirmada públicamente.

Según economistas, la actividad del trabajo privado entró en una “meseta”, pues en los últimos meses el número de personas que lo ejerce crece relativamente poco, mientras que algunos lo abandonan por quiebras en sus negocios, falta de insumos y la carga impositiva.

Funcionarios del ministerio de Finanzas y Precios, informaron el martes ante una comisión parlamentaria que estudia “disminuir la carga tributaria” a los trabajadores privados de menores ingresos y la rebaja del arriendo de locales estatales, donde realizan sus labores.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador