Leffler, que sus palabras no caigan en saco roto

En: Derechos Humanos

29 Mar 2011

En Cuba las turbas organizadas por el gobierno de los hermanos Castro se turnaban como si estuvieran laborando en turnos rotativos. Desenfrenadas gritaban improperios, agredían… y demostraban un odio visceral contra las Damas de Blanco, simplemente, porque estas querían ejercer su inalienable derecho de recordar la ola represiva de la Primavera Negra del 2003. El mitin de repudio comenzó el 18 de marzo y terminó 48 horas después.



Leffler, que sus palabras no caigan en saco roto


Por Normando Hernández

Ex prisionero de conciencia causa de los 75

Periodista Independiente

Marzo 29 de  2011

En Cuba las turbas organizadas por el gobierno de los hermanos Castro se turnaban como si estuvieran laborando en turnos rotativos. Desenfrenadas gritaban improperios, agredían… y demostraban un odio visceral contra las Damas de Blanco, simplemente, porque estas querían ejercer su inalienable derecho de recordar la ola represiva de la Primavera Negra del 2003. El mitin de repudio comenzó el 18 de marzo y terminó 48 horas después.

Mientras que en la mayor de la Antillas “exorcizaban” a las dignas Damas de Blanco, en España, cinco ex prisioneros de conciencia cubanos y un diputado español se reunían en las oficinas de la Unión Europea en Madrid, con el Sr. Christian Leffler, Director General para Iberoamérica, de la oficina de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

La reunión se efectuaba con el objetivo de dar a conocer a la Baronesa Catherine Ashton, el criterio de otros cubanos, independientes del gobierno de Cuba, para que conste en el informe que debe redactar en busca de un acercamiento de la Unión Europea (UE) al régimen de los hermanos Castro. Con tal interés le entregamos un informe de 94 páginas.

En el documento de marras le exhortamos a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, “inicie un diálogo abierto y plural con la verdadera sociedad civil cubana y los grupos de disidentes y opositores pacíficos que luchan por la libertad y la democracia de Cuba, tanto dentro como fuera de las fronteras de la isla”.

Asimismo le demostramos en el informe titulado Situación de los Derechos Humanos en Cuba, que las violaciones a los derechos más elementales de los cubanos están institucionalizadas en el Código Penal y en la Constitución de la República de Cuba.

Por otro lado, entre los ocho anexos del documento, le comentamos el informe de Human Rights Watch, donde se recoge que “Cuba sigue siendo el único país de América latina donde se reprimen casi todas las formas de disenso político”. Nos hicimos eco del criterio de esta ONG, consultiva de la ONU y especializada en el tema que nos ocupa, que piensa que “a las dictaduras no se pueden tocar con guantes de seda”.

No podían faltar los informes que desde dentro de Cuba redacta la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, donde detalladamente se demuestra que la represión en la mayor de las Antillas ha aumentado en igual periodo de tiempo en comparación con el pasado año.

Tampoco faltó le expusiéramos los tres puntos que consideramos fundamentales que el gobierno de Cuba debe implementar inmediatamente, para que demuestre que en verdad está en un proceso de cambio:

1. La libertad incondicional de todos los presos políticos y de conciencia y la derogación de las penas que les fueron impuestas, así como las leyes por las que fueron a prisión.

2. Garantizar que la Constitución cubana garantice las libertades individuales, colectivas, sociales, económicas, políticas y todos los derechos fundamentales de las personas. Así como la modificación del Código Penal, la eliminación de la ley 88 y cualquier otra norma del ordenamiento jurídico cubano de carácter restrictivo que impida que los cubanos en el ejercicio de sus libertades puedan trabajar en pro de la convivencia de todos en busca de libertad y democracia.

3. La ratificación y aplicación, haciendo los cambios necesarios que existen en la ley, de los Pactos y Convenios internacionales de Derechos Humanos, como:

* El Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.

* El Pacto internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

El ex prisionero de conciencia y vocero del Movimiento Cristiano Liberación, Regis Iglesias le entregó al Sr. Leffler, una carta, que el pasado año le habían enviado a la Baronesa. Por su parte el también ex prisionero de conciencia Juan Carlos Herrera le hizo entrega de otra carta explicándole en detalles el caso del preso político y líder en Cuba del Movimiento Jóvenes por la Democracia Ernesto Rodríguez Lobaina.

El Diputado Teófilo de Luis, le argumentó al enviado de Catherine Ashton, el punto (2) de la iniciativa parlamentaria debatida en el seno de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España (votada por unanimidad), que “insta al gobierno a que, en el seno de la Unión Europea impulse mecanismos orientados a promover en la isla de Cuba el ejercicio de las libertades fundamentales de las personas, específicamente los derechos de opinión, de creación y de divulgación, y la garantía del respeto de los derechos humanos”.

Por su parte el Sr. Christian Leffler, nos aseguró a todos los presentes, entre los que también se encontraban los ex prisioneros de conciencia cubanos Fabio Prieto, Marcelo Cano y Normando Hernández, en representación de 23 ex presos políticos que avalan el documento que se le entregaba, que el acercamiento que busca la Unión Europea hacia Cuba, es dentro del marco de la posición común. Asimismo nos hizo saber que no existe ningún resquicio legal de los 27 dentro de la UE para que se retire la mencionada posición.

Ya en el pasillo, estrechándonos las manos para despedirnos, continuábamos insistiéndole al Sr. Leffler fuera a entrevistarse con los disidentes y opositores pacíficos que desde dentro de Cuba luchan por el bienestar de todos y fue cuando nuestros oídos escucharon: “Sí, iremos a entrevistarnos con los disidentes cubanos. No será en un futuro inmediato, pero sí nos entrevistaremos con ellos”

Quiera Dios que las palabras del Sr. Christian Leffler, no caigan en saco roto y que la Baronesa Catherine Ashton redacte un informe imparcial donde aparezca también el criterio de los que dentro y fuera de Cuba luchan por llevar la libertad y la democracia a un país que lleva 52 años bajo un régimen totalitario de corte estalinista. Amen

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador