ISc˶_ҲfqUޡF6($@ ՝k B@үoLw_ג{_v;V>}c?N~>ܿ??'/ӟUϫl=,VJsXګecy 6E~p:>A*7gkQ/]uߗ:B\k>;ju}u_wN~ Z屳\5;zo'7bfzׯ/]}tj3_o2>}>\TzuqԆ7캄\OugX=Of|gOagn={Zlz5̭Ogƍn8.~ S{ǻBaMדͰvp?gr{wub~ϦŨ4.ˣb|zj.ZO yozYn:N٭shy[ͳṳWGRsz~dKagոmnʧizcQP:qCx7lGerjo\;ac=xv\;[/qSj-n\v^h{{ߟu]x=fP~]şZǷekg県WoZE_险_ r\6^ϵXUϵIݺmZ:mְZwӋZgqz^}AGƃ.+:;N|3E/[͗F9Al5Jt>7;Aφn8 _p3?-tu{\h_g|u> Uov<~ތכ\ 6f~V`_9NϿŮMٞ,t^ћGg~Qs;w{ū.4wsWzumv۬ y5`?vuacPn<_>dvƞs=,у]싾]ȮtY͟_7s?]|ux}X#e I!p?lϹǖg,N~ՠgȀ|k ˏd}y:Ѡj[]t.>4͙wDi4_H~^3ֶt%Ku/˃bo#"u꒳U L,Mn,tgtݡؔwM|5'/O;wMpk.릛;lc' k9nvw9&q6pvI=N>Osys}ڦ~&~xom}a 鶞^&ʹFg#s 6shAZG"tרY-coCjZ[RjZ4KN^xw3v7|;ۏZ-cgڳ<ؓ_f3/Ox:u|E㗷qr>oo/o]933n]NEbGos)GcbB? |i~{MΗ̟gouV5u2?r{9^k11hmp_ 9fity[ߥt617}leQa<|G{t|Ff?څœs+`;kKyl:Yw9cnry8dR~\_~)P'galdF~]>DyŽՊI7dH6 95oon4_7 [ϟeӍĵ'rd'Y_<?? PNNڬĜ!o M9:;݉f.w?ЫINǾ:KNۦyS~99N]emxhn/6&6-7y'fEnʝ_Ёźy.rľQO9ɺ}Ov&)=yNIz g] zVYn_^WrN<#El2hp[~_C^^g5Z7dݿD6-šG8-f#[8>DiyZk~nC[*aj9ýž#crުqۛ/}>bzxWNfrÓ|6y;:Y }o-~L7/|'۷}޲!'Z[\OQ]T>J= jFP t@(zXϝnr&F,ȑ=76/Iꢾm6fCg}1'CiIo+sGqM  Q{z@Wdj bK&z~_/Ӻ+=e/{E5;/9KE8*cVeB>.J {hr\4|b{ɡnG~?*J9DL&qϕoJQ@N8m-NeFb\~⳻|5bb#9liv:!#{oMb##y!ɀZƠR+ZpI4W[\Fq9aaor`̗| )]T9,wޅ+>"E?N9 ⚳o$r;r %1}oV<tLX|ʬteoI{W\7z|GFnȥs=C~$^qM6'6-5ޯ/ȏ韰&r_Y̦[DnEi\}PC/7w2gmS_~bpæ;F|E;?+1p ~IlEmv;U^޶X{}=ZwЍo6eqϚG)&pB6Gh-gx/rԧL<yc׺;T=Pg'uy8#/wy @('ʑ)88›yQ|)W+ͳ#b_W  =0,g&1F*srbsmmV{M \m8VMN݈YyTe΁sr\֕0 WbD=*7E غ}<}  $?]+?]G|Wksus*!G f?-`<@ٰ֞՜r`qWD:n\PXk=7dVBK IGbrw\װru=:.3]Y]n;v#/yg_ ~~n<9u#bBuR6{M9??Hv"wwԬ* u'17҆\Q|8| jH>y'>es /`Fa$/GXr47M:ul־e~W2k|wpl ]Ɩ| >S7x~:wzd>bVun^ )ܟp|88jݽ|^!ߦ:j-q"{-^pO߻lGϟvny_Zo_o#8}2_pw.J'uNꙫqG_ݏF 8 ;8~/]^NG}ܴ} ~W;% r`%;Y\&)_"%avv&K8{&džXLvĨܿC,wbwvFYƱŖpA۟)N7\I}6>12|?( _ɯx8\<}?F>-S᎟?~&(I5.-?\cՔ͆^>^*n]CSo} oݮ4vq\3=Kť,U gߖvO'`?NʷAg 7?;wVu=`1n@0Szb<_|4>XCFչuuO6L=U=QqkQXOmc^iSm{}HK]>ΛbM&>q/lm滆n;QcCD0_3*5y>*hLοj#2hm0W^F#VN?#%@JF*nBzAN} ﵁zbбo s-KSՀ]ϱ?3, =BJgƀwX%5m&Fx0pSgזŰylֈгJslﮰ&Y|ޭ_KMV;vquk@Z>t4ka;{>.+_V[?rneg5;8g2O}gW XVޭ.!S%NaٔC)ΓKFlka;+ Q^џYTyva.;`dk1[NkVYJ5+^>\칚'OϔcBT} IfTǸr!؞8U5ʟ"k*W{tO`d{ݰ/kͻj؞?Y)alc9eIf ;+,alMۻnx;{FVi{-zo;Z Eew}WnZÌiFvVsPڎމzb.+߈nc/#|QǬ^ꌯ׃'bΛ0yۧ=d-?lbg#yé+~0(*zyo0VzLqJNq ir˰791:~d-.{t{[*wz4wѻ|rAV3Q%-WP? =k:O{>-wS{?b'…"O^|;wȽ4u1W!g~'酛!e+}ڮocnv93wše{u^BY5ܛjTin3Ru1pP Ngfterx9I.5?JS3&5JkS]|LWX _b<:zs> 랯YxErY|ktW>zx2 Y!p$|복5zv[0>L^K#pn,/EvYy(5\ô{7Œ99瘘132uG{pHAFǛsԔ ˄~X^nIna^p}wD3zH5)C^}*#-H1¸Z=CN_k~{Á>pf&<]?VͽLP^ǽMoeH;[ rKXhCw~b(ԟ E™"6!ni[m|c v&uכ%O[?V(|E oor5XC]% ''[rH|wr%UyiOe|Ai ̷қrSGI9T*&;KewRjqB:^OgKd#ӷr?(%wk?ۉ "3^Lr jS<'iTFvo[?:Bٺ'v< 3qCQ|8LrX~OFP ЭG6OQ5CxOyzڛSMa1yn*rI.g$VRBomG:__R KbG:w .} .'vR.s:ug{?3~E>Zӛ IBAԳJR^UwVxYתnWOP;qfY ]"癯dz,B]S{̡3Zwva//xp,;$9w-cmSͻzWl$4_Gh6|S}:}׈0ٻ kVqN}ⶖؘۻZꀭFpa4u\|SVH;êǵfq18\+js5jy]#Zs3} Vg=R>Ѻ~ EOkgwʤBﰮ^"w.\ ?त~FĞϵvߺZ܏< Ó_گˮC86`lMhM\u{n9߭s#5Qg:Wgu[|x pMoiOgO?ϊ;wL52r }g2pI/*C | L?gep'x_:]遞6rz >DOS[p[Jpdkc|8mx&dR3w_a符SmUn&ubBX}Zbwu^n8υYqMb}ne(wS3 Џunb?geg. !EK.e}㙘DY_,kA'{ًj❰ : ܵD1 r0OWt ]<> }6Z͌p %=)n:rX|}'~ |/nm’?wJnyC=]\ qH:/m'AoGCv#q0ӋĔNeף2PSJkvݯ]?>[E|$񃡟]k;/w{@x֢|ð?Wc>˜aனl_N<%Ucհ6Avb/@Vysﹿfr_5钮SeuOu6Qkg wG~[kuͺp`>t.RWLGW!¤xQpkjZ7SW/#'kV&_58=bX)žrlu\G}~}{=w%V KZOL^ߓryo?[l>xFLl}uc%/x/Fir!gV3xOw\t՜<6Cn+CeV֯tzx(|^obp֥w0MF1W?7vkA ehuxr]o&K^ފ'w;pj? x|?{`ߓEw'{r==-ġ`YYȻU£![E@{ wg=]u̿W9a0%;~ڵW{.>GXXʷ|nvzDxc>prO/ΝtYH8"x _[h]n~y\k;Y5orŨb˄/7]F/jpa50 hFM~6槱s=c64K/7S_;UDGMn\$}6Ѻ>F?pFZķ溎7w"ؾ J>UnjN|͝͠{gʳ:XfB3ft3yLO} is4WO224yB;Io$.4ƲL:|KOCʴXlWW7ЋD_'1RЦV8Wk-5 BY]{޷~+ 'O8pw&ooU蹫>iGz&%!UY6aפ(=v1fMr~ӄD&7mo'\M}ڲ-]kğD>(d|+}>N\)r0 `>7Wn KprzP/kRT~OpBCvk$_1M57Ӭ;3:Vr~4Lr["ޙ~~5}Is?/1&Y\p:PcS=?\)9{%>*~ognı~z[͊\IsoO=feUl ~|I @y3Bx2r y\[wj]&Z2RG[+R~GLVu|918cq rqrWOEy>>'^>Sωc=,qun-9k';y0eIH.)_o3;}p)XV&+|>7׉)2KD\|"?&'nkxbMGpRƟA<6JyB>Wy\x]gfug8"fѤyK{EԽ3Cδaln>?OnyҼVaTG3T4 v6\=ԟ}LN,_i}3Wta.|^ e>v+_a||X,=sxw]=䗍O^̫PLWz?U';emcVz&3 \OkJnO2=/Yo><@G?^[ɱ׭Ùl19.MfSE V>ۗ1ya\-P_'9txFF?1>g业Vts TOt3ܺ1~QsEjLg+`T^=kmsF Bquߘa0zm/с9ږ;E}JRS\WuU8̾ 9r:r|hd1yoaVS,1~b˻~OՉS63W5p6^ ]2u^pa3}^Sd"F"i:_sL=/cxp5t>1?we 5[x $cdx 48v68zg3pO8ƥ׍wuہm '< X\sFҝMZqe0ӹquߏϛ|aeG̱Wx5ƕ;|$ŭ .?zo ={87g';X݁&;׵Yy҆Mߕ3|!ťb6~+m#cHfL)L@pN} ;C;:wn1>Q롞j\L?NlЦ̌(NLXl)_llyw!]^v]q=Ng'ܰ\>83<3ϵbuE\?z0ngws[@&+2En;ĉ~.򛝭L3z2yb\|`Ⓧ/?%utWbaqouqkrW`.k[ a@gQg_Z.}5lmUq^ Zg}tY]8:F8Ns039uNmsھ w)E>^2~0U.0Wq-V[_O&\ߨrjTqoF=X,V|>ycgժ~E LqFuNYlq"ہל]SzK ¹A58d4ѽovG/>m~L'NbD͝v>ϔrܽ-߬6M.0&Yaa0Gno>(LgǏ\o k"ܽd>so} _볤_f+ׅw0=>ػ^aߴ꾮SϾq]jӄo\yƖ}놁c}ܥsr0u ctvucr9^?Q\3{78Q=k\ 96[3y{A1#kq2u$~%^>jf1 љ[D?؜>ϵVrr\x{b.9MWyu+6{{grsҡ+?矯&sY/u1=𫺞wf7kf=>[7⇴JlƳ0\쑻MH\ʻ-=Zm;.am$'Q.sxOnyߌMp9"C7 L)9DŗQ ]+AYtѧd>|>ؤK*.j0g vVR(aL{&5r'4NnuQNɩNMqIs g@QHb}٪y.sw-/>׏%UתW!G丣gMZ{Wj./ѓ60GԫV%u:=ҮrGan;,â&&ĭ1EĝVwT-d9kߗYsD l)w_#Ū©Ox":Ζ}SMu-t'e;nNfMNYa P;+gJN9Gn9yW|Wҳ]T4s'sZɧ83|L;+RϮIMc}|oQs1zS]Nw'>Ru?;z=[|u/yTY4RFǜ־?__]yn)2+ꢲIu%|kߡSVȸ WZ^0 Gz}訅Z\1zp }NvzԖAf$ |)i㾟:"s`:ϋ/z8a=G3l !7ƃ';L:eyO˄s֚).AWQgȣdݙF ׀]Oh ڳ󸠞8 XSkͯsx ς8}$q|𹭣VCϢp Ν-IU3N{Þ" g7g=AQ3}6w]{L_`tS83؞O\g}o|^՚gOrîn&J3.XA.+f ɚلk-ѧ]zl_vݟ>͢"{|2qGbel53|O #?.B;Eks `}=Φ.p9)ƜƁ嶞p4>>+Y{AM~#j$/n'ݿcOsDqrΦྫྷ}:zqϴ ?C>#%|/ϣ Ƿh>!W k'={35z. f{bbzH66ѝ0(hיi~_&u-jcEi-x'i2" W#N8S?2> ;tCn/A|}xS~b31Ko{2o3 ܇}8REx9:if4';9{ON? >V~4ڝ`?ͮP3P<>jJ,܇n=J%fF8!aqfȽ[Sʯasz)fo=-׼ØXn  y2/~2hUg%|%5X u};b:-wT}wKu>-[xzd]v懩kԀ+`BE<<[fe_ƃr }䍑"Quk0NoـZgfz>ЛЬSՙ "L0}a8mW;32 #nykW[@w"._~Pxw_Rɓ1d|;9|w"ٱ}f+~P>mc~׭C$hs#ncyޠQŌV)k4 ;cWڋAXLS.Hqy&(piFbyQ~Bj4N#]3w@I9A=Q;sns܍fl3x@Ŋ>3rzYl!g]Ls:,9j.\]xb}6q90=%ά1\4vs}u[5гX/ > ߗZNzOIbQj1{1ya8F݄ˢCɞv<$z:}aA;+fZ9?g-ǵ+b/\k‡½yG<ؚС`fyK/t[aÈ#=Ȣ3ΑW-cTwzpG <{ޡ!ܰ߼"db*SKk?19.sAu{ΚۧQ%tgxF2_:oiP?j&?+?m6ErCrԈ֮7 9X1ЗއνzyV&0'K@$X\~ԕ 'G3zǓW꨾K.=q4˅8n\$#Y3Lw#͜wH:H <܊#wgH D>?[RN{kt2t]kzzNst#a:5P"nZw|g^&}g}=_aUk&nbF`Nue-Z_k5ٔỊMXS\x=/?V~[?ǻ3~T蘿=yHxeKث48 Iv8߲֍ؖn2缯o;M!1~y#Z﷓M3ꐓqv$~u|kdKsϹ?wf._bE{c\贠 7?yަь[q}i=^w9)GV.|\'|'큏W\?^+~O]Xra2q jʛg}k3zs/Q7PzhkxFJV3s(AГ'}z^?YA3~.<ơϦ')PGeL9Hk3>K"iX|雫M~7n:0[U˦*v3*V`qc5"O;(Мnߒ y=Z8k۾[6%N"\_ZiGkOS?+e~ta]9gzfaX?m s͒jab!k=ϹgDv$`靃krN{fMe\Kb;aZՈcaH7>wqMWYʙ=_OIͷtr=\3k >ݧ޸%Ř"5dIpur߇GlS@m{e0s!ޝcc_;D}6Qxw:gWY2,EgՁA<[Ǜs/ˍh>n]}/L^8~="<_{0xD)|ltP96'n<b=/| bK=xc z'?yrAnú|n߅7u83.?$i'î G#w^]\VW8EM8y,X! jiKƘwzḲNTm198cք=m 3̧[z|( dZ7byPfp9 _15H}wΨ4z=5YbE2uXWv94Yxs5Waq诡~jMp0Qd>OVwPCx}s|6G?ZTzO/u; _:|.?yb>%uҫu& 9?5Z}clr-INd~w>7Q݁m(5L| owMպ-o?)^sA=;ɼiu ﹿbc՛7ѽSKI‰ϧsꓼ?w|&~Vv}zؘ T@ mc? : Fk׻ýn_[r[;x`8.2ůY >,i#}faM|o"pg\Wуr}F͕^#8G}qʿ&^<ތ_Gc %{zw`v[/A'j?@b&l ssz]ߍSwC]/X)KKs^kfԘ:0S}rkѬ1s[uR}VN'T.n_RUAf! _իǷ}t+-1 ': ϻVvޤy|!} 0qyǸLE^4#%uHrtZx؞&k<.St~ JNz.IvsQwĖ(͵V&w3m3HTp}r_pGK|qCX$1kHg3c~OǰIhSA~/ \<ѹMG:_;m`Ϧ7\x>'Ө\Z/XrreQo~ ry@cVe_Gs2z)gOOdǞ l_Kv V`yP?`dk zNf7}^ʅ#VDvڑ&*- \[6aDaWϢ8Uf%\n |JpN8x,]Q\>@>kO)~%_?lqSu x7b3yf8%:*r@~`]>9H~>S!v"wu&q_ۇ.\qsWz\əb`hcՎs~T?)q5MrQb{eq`贝AKayg@*Οx y} oz&(| X0-F38|]S &Akзh-gw;;_ӱ\As<©?)ʍR8?<[U} vz0@:I·fݶNiWMމ?.*Rg ΄;P}>]d^vRkyz]UwVeՠ#8yj7^qy?b<:# ;pb39Ej~-li! -߆O;%+~)0eS2\ꁺ-5ZUenLhr[JG|Ok>b9#οG<# l cGƐd6ܼJ[nG,]BwetU0Mn6Ͻp`C j$W=pɩ8l7nu" fYޒbdMG|^UӾ:-{W(XUo`%Efì*K E5/gS0lGY=˂{Q/{Dkιf]qps9{W&?{3̘c#iB_eP\3P9i ϵ\v"GL뱆Ga¾0[NNś+AGw y 7{gU3yO^ֲwQN~\_.ŞVw{V3/ezQ|A03b`CQ/>?G~Jh]EMW;\WzwK.zmq~"M,LNޯtܘgO?ϊ•Vgzfb[.u%FV' ͻ潜Y S7'd%[-Sj-' =~)~R_v' c;Ttn=a#<>?Θq[)\[q_n~pM zLĹj3]avwra\7i_j4|vv?*ф|硿{cb>Y[ѳ9F;?cw=q|pf~ox _<>qf4k;==*~2zЉ[~@C].ٯ%1o˝e|nxOwfn1>奒~^735ژ WpX>U1.k D"5t™|P7gJ # ɼ ϥcΫá3]6eLΞws!otgi1qm.Ҟ?c/3~O^.p o=O9#DŽӞ2͆1'UFo]Tou+3%a¨ 'Y,i\C7]j\zgg8zTZ/y7,'vf؂trdчo)>.~yc~uȁUZȝ^'dȿD O@_{\@+7N}C8+|W1ax[קv&x}#< >qܕOXP>}OgC(v~ īAO'..Ns|0Y[3u^x,~bz-|搳gr21r&W鷒o:B#YV_.F^b$Iy^I{&>i+ʭ[y_H }8͓t³ټ.1mxB6bjăt4oM}d+7WqVj&gG3(WɣwGNm!3eAm89 f-Fs](z~\}g qfe+K.\,j_KjCP2&; ys"]M% k3ͬGqXӸ 7_|8^d ߇EPfx=(>t-ֳWFA_Tw2Ni-7g^&{|5`YQ/Os1~l #:3g|-9}k?"^jLg?Wwջ~.vn{_K8W+wY,1a'1T5}^c1lm&gE.!3}]7 uR9,RDDOqYCU1X΃~&%yTfu K#v9NQA?9+F*~?MR78WQ~;_z[z׻xpMMt䴐#gJ];gqb gkbo\8 elN**7 ~x&GY+L.ȱf&P'Nvk5r.K@kx&5Z>Q+/簬sI/ݣݏ%ZU_֫8Q}/ha5 }uwʍ+K4~q98)QGv9ޑ _ݸsv6l9۶7 ,c'~z^_s܊oa0Uwϧ"{j~=۳['WQaV5`q$C$Yjpy>= x9p>wk8u3rWwrF#(e_:8v-\OpvWgj1E64sy]]pnOdR=vg)ַ[Yp6552}B$v]ٔY;|~BOMr#[9N#m;$=0f >muzMeWZ);?>|Gd;f1bx";bX^bryHx"yJ7譢ɑ5[,˶Y_>,t&GY?$ױ+~Ut͖Y;cM$~/ g1Oz>hq,/s7lf'd[i'M㖟}pё;{;3"l\]ZepS% mwl 9/gǢ׿v: uC"gø}ngo}3';ơ1瘸pf:11D(b5x|g&p^ŸţY-xquIZ|6(`j0tqú&~vW=8V& lP䪤?1N:ѣOs91(9!]sj.H? `/y;M!_JR%6Ge!։QYN7)ƛvNy:ӪL_u^yi\`ô4·M_;1r|q^mus}>1ݎD*_dđ|{s҄?Ed/ث67#nT~v&r/Bov5_ef3;2w5?T"O^KLW6I$XWa># |kb."n s-]c˾ʅW @r_ɪ_rEk߿6x/د~PBظqѩO"/e m=#9,fa> gJ##3uxEz#'fw͂m*D@è%8,ePOgw &~N}SgGCK2be?#[(7׊wvy*_ \`do <5g'moYq=<<͝[S#I>X?$ll $@H/mT * ~|="3R}hSPfFFxxqŤlÈ{6ʊlƺon-o5d/c^_Z]<DzzM視Moz=k>=4J΍fqPgeg«+`ܼNR]6dk&çzgg H+|\1e|Ç$KyLsc> 2FOpVg4 <9qͼ3g=g~2ɱz9 ߱}ȕݣr8yv4D|(p5fiZj ^ 6C^T/S c},!q̵A~gcR⛃0`-̓+.b+ッkytρ_U1y rmu8OlQqrS72ϟq88x50ƞKW1V!j.ȹjWi1;\59u=~nU͗{sJ;L:.A7D,kmŌ|ߑμhzhxr|wF=؜q<ȞǛ$ߐ%f\yƽְ3pcfogk]ߑ߽ڔRUC%Ļϥu,52ʠ|&7hX-Q^,Lp~"~Nb;L~D,X|t8b\m'>Ogo~y= C笏{[.Ysҕ_jNuα?}}j3up/#n#DPTgqٓ9?(I84 9؆aTˬ9K^k`vÙ4dDg`k-7(\y͆b[zvi h\ϰ*za_͵_6TYzZ z$gm{zgG=:>oM]8^n\Gyܸ=v\mG?b|xyzCcX61T */Iސ] rwؿ Mg&6n$G*/V=!-}mm߳*hk{֟ Ffڅ CʯC?\d1iikZ#3n`k[K%ķ#fw3{eXek0a _e|:Z!=2+/I F?~7{JMQm=ig˯=Әf +1.*3N> #8yKS!?qðG7ඌ>1uKf˩>,ꆉ濻(ϼFp]VG.yo~YǶg1 6[G]#Y44Cۯ!ZK8B[+t΋C;OO&"煾WCOxҎm|TηyzN ajOj19 #rF)ֱ\ދ2XwxQl ؎'hHt u}(>-d{Nq]}d /3ߔyv_mNnu>>:|ռtj}7Kmy1L9G8oJc^] jkLF51u^3)CuQ pɑqxC>o&,='sV5Lktd󺥾Wކ7?g_'irw[svAcjY/W`LA ȩ[LsМx1 9rNqnw2` ]b5}{٣s3 RIЧ(Ӄ:W*/PP]ΰ]?3lx x@U5X)U$?;-:u [ƻZ'}ARFܰ` 2~$Ney!N8SaRqb1pw`҃W|;C%y\oKk}uYz>">$c؃U8x3kxtEy[p;> Θ#E-USU</a=u軥M[!szP]cy>txrr__yGr;&}!x)< D/}e[w[Zl7O{^C;2B{B/\Nl9k\oSK?lu6`f`g">va a㔻, N,cwWʪe<ʹ1J=?q =P'1O>WzY2_{ p7*l/ӐUl(T2o3M/:xZ!@nBOmSo)]x|^V'gW=z۹=W0 `ۡ e; ^_@x,,+}&qbRW$R𹲾U> j]r/(}p(N=} o >{k'VX%]U8O#m|HԵn^Il)RhqArٞu;Qq&YL5:x(x33<@3r⿡srT1L6<%<_'s$^h={:\lے묿~kcMDZ|">ǎ ĩ_On Jamˎ_hj;q  Op8p%F=ǍJc86`\lхì]k[aYɉjs?㒅bMp\+>կ k7D<;gzUӼkm|2^q^X;郍zir&mw>78ݬqNG6AjoOײ綷u_ЛE6 B闙sm 5ɨqL 31d`` ;b[E"׹Ϛgw Zy0>q>Q9p{3th( y^?? }⛰eow/륎|jk(;qW~OG`|5vog_>t̳RMC3Įq:ʎ6>r/5PC]cxX591TUG}.;ec8rpybf-p|ej衐[vfjeӴOA*OJօx?|8#c5Tǧho.3^]j|yXIi1 xP簋ߧ5ݟW;+V B]`K^ݟψ&nQ8z|nqm׳|GZd='~{X|9W;vDIvVX~~r\Vw^#C-sF瓳DJyWmZ끹ږ!1G'k2^֯ZgsL?amrFv:0Kig}$FN,.FYn~ڢ/R>{jR~dOnцoa:ͻ=k\O^ugI<ȕa=ȑ;F&ɣf3={:bh~/OulG' uMSzbP_LtӃ%5d37wG;?2%5&~ON!XPGŔ`ogv8*tElG[8i8K!(*_BOPc/V9}:K X\a>N&8|<~vr1S[}$znV%Rxݶ0m/<,yUyx5\揹?Lr'c{|hA$ 6HDWZ9DVg9we<jK0{VlnGV(.Rkkȕ|̹sgzF>T&eJmo.Ds;ax7o=u39M>K Z\oWDzA XPS9<C?>ұ8Α݃Gs#qȗHc+g:bn*׫^-?uC̩d Bw lLY,2<1GpruJڂp_;[^Nl/'\ >3 7xF:7O4B!= -3E\{"Z>9iMz{ҿ!<|tz7qi|zw*żߛ/;sŸ,UndXܯg`UߜkĮ&UnqQ~7ovw:vS:{?l]~wԮKq2x[¬ś1rGKϮܶɹfg(q|GBvPWקn@p]mw籭xbl*̅Ig}ZV{[;\W/Ojn?"){5kϢ0V+F JO5/(ҧKg)LU8f,Pg.cbd7Q߃qᕬh3Rge2&\FI4xsƬ|ו c^kTX.zi$,QWZyQlg@wv6G}='gsooOʶ;^2 G'~2~B߱Sa հ-O7Ï'xGEhݴLSDīpH꜕=@}\$Obco5ΆeΩ̚MNtwb]ȹӭ-|y Libertad Sindical - Blog de Pedro Pablo Álvarez - CUTC

La única opción del pueblo es la libertad

En: Destacados

17 May 2012

El núcleo de la doctrina del- cambio fraude consiste en negar los derechos al pueblo y sustituir los cambios hacia la democracia verdadera por la continuidad del totalitarismo. Supone que la única opción de la sociedad cubana es dar el voto de confianza a Raúl Castro y su gobierno.



La única opción del pueblo

es la libertad

El núcleo de la doctrina del- cambio fraude consiste en negar los derechos al pueblo y sustituir los cambios hacia la democracia verdadera por la continuidad del totalitarismo. Supone que la única opción de la sociedad cubana es dar el voto de confianza a Raúl Castro y su gobierno.
Es una realidad que la Iglesia en Cuba sirve con amor y sin distinciones al pueblo, ha sido y es un espacio de libertad y tolerancia para todos, mientras el régimen ha negado esa libertad en la sociedad. Por eso consideramos que esas expresiones políticas de algunos, tan parciales y alineadas con la doctrina oficial, aunque se emitan desde la iglesia, no reflejan el sentir de la comunidad católica en su conjunto, pero sí demuestran que hay cierta falta de comunicación y diálogo dentro de la iglesia y de espacios para contrastar opiniones.
El Movimiento Cristiano Liberación nació inspirado en el Evangelio que es la fuente del humanismo cristiano. Aunque no es un movimiento confesional, muchos de sus líderes y militantes son miembros activos de la comunidad católica en todo el país o de distintas comunidades cristianas; otros no se identifican o practican una religión. Nuestra raíz cristiana nos inspira para dirigirnos a ustedes, Obispos, todos los sacerdotes, mujeres y hombres consagrados, pastores de las comunidades, laicos y a todos los cubanos dentro y fuera de Cuba.
Estos son momentos de peligros y esperanzas para Cuba. La falta de libertad y derechos mantiene sumergido al pueblo en grandes desventajas. El Gobierno complica la situación porque se niega a la apertura democrática y mientras los cubanos quieren cambios verdaderos y transparencia, se les impone el fraude.
En Cuba, la iglesia católica, aunque perseguida, ha estado siempre junto al pueblo y proclamando el Evangelio. La confusión que se ha generado a partir de ciertas posturas políticas, tomadas por quienes se han convertido en los principales y casi únicos voceros y responsables de la imagen pública de la Iglesia, no le hace justicia ni a ella misma ni al pueblo.
La confusión se produce porque no es fácil distinguir la misión y la autoridad del Arzobispo de La Habana como pastor, a quien respetamos mucho, de su discurso y su accionar políticos. Este discurso, que se hace sistemáticamente, se proyecta como la posición de la iglesia y le sirve de plataforma de poder excluyente y privilegiado a un pequeño grupo de laicos que se comportan como “el partido” en la Iglesia. Esos laicos se alinean con la doctrina del cambio- fraude generada por el propio régimen y propagada por sus voceros y sus cómplices, mas sabemos que la Iglesia no se identifica con esa ni con ninguna otra posición política. La Iglesia ni tiene, ni es un partido.
El núcleo de la doctrina del- cambio fraude consiste en negar los derechos al pueblo y sustituir los cambios hacia la democracia verdadera por la continuidad del totalitarismo. Supone que la única opción de la sociedad cubana es dar el voto de confianza a Raúl Castro y su gobierno.
Esta doctrina de la continuidad del totalitarismo tiene, entre otros, los siguientes propósitos:
– Negar la existencia de la oposición, cuando no desprestigiarla y negar que tengamos proyectos y alternativas de cambios pacíficos.
– Presentar sus escogidos como únicos interlocutores posibles y capaces para el diálogo con el Gobierno. Un único sector, supuestamente independiente, después de negar la existencia de la oposición o descalificarla.
– Sustituir el Diálogo Nacional, que estamos proponiendo, por una negociación en las alturas, excluyente, elitista y sin transparencia.
– Compensar el estado de destierro y humillación de los cubanos de la diáspora con su supuesta inserción en el mismo sistema político, sin derechos, que los condena a su condición de exilados.
– Continuar negando a los cubanos el derecho a salir y entrar libremente a su país, sustituyendo este derecho por lo que llaman transformaciones en las regulaciones migratorias.
– Rebajar la dignidad de los cubanos propagando la injuria de que no quieren, ni merecen derechos políticos, sino que supuestamente, sólo aspiran a vivir mejor económicamente.
– Legitimar y consolidar la desigualdad más despiadada, garantizando los privilegios de los poderosos y su estatus de nuevos ricos al estilo capitalista, mientras condena a la pobreza a la mayoría de trabajadores y desempleados bajo el lema cínico de que “cambios es más socialismo”.
– Atribuirle la condición o calidad de “cambios” a las medidas que facilitan algunos negocios privados, mientras el régimen insiste en que no realizará cambios políticos, ni apertura a los derechos.
El alineamiento de algunos laicos católicos, no representativos de la mayoría, con esa doctrina o estrategia del Gobierno, les ha dado poder dentro de la Iglesia para dominar publicaciones como Espacio Laical y Palabra Nueva, centros de contenido cultural y eventos. Imponen líneas, determinan a quien excluir o incluir y actúan como verdaderos comisarios políticos, muchas veces en el mismo estilo represivo del Gobierno. Repiten hasta la saciedad que la oposición no existe cuando, en verdad, nos tratan como rivales desde la Iglesia e intentan descalificarnos dentro y fuera de Cuba. Lo escandaloso es que se involucran galopante y directamente, en la legitimación o lavado de cara de este cambio –fraude y que lo hacen comprometiendo la identidad de la Iglesia.
No podemos dejar de denunciar el malestar que aun experimentan muchos cubanos, católicos o no, ante las maniobras irrespetuosas y arrogantes del régimen antes, durante y después de la visita del Papa. Larga sería la descripción de los ultrajes sufridos, que van desde la imposición a trabajadores y militantes comunistas de asistir a las misas, hasta la suplantación de los paramédicos de la Cruz Roja por agentes represivos. La mayoría de los opositores pasaron muchos de esos días en calabozos, o confinados en sus casas, vigilados y amenazados. Pero esta, la oposición que según dicen “no existe en Cuba” ha sido la que durante décadas ha luchado abiertamente por los derechos de las personas, la libertad (también la libertad religiosa) y la reconciliación.
Es una realidad que la Iglesia en Cuba sirve con amor y sin distinciones al pueblo, ha sido y es un espacio de libertad y tolerancia para todos, mientras el régimen ha negado esa libertad en la sociedad. Por eso consideramos que esas expresiones políticas de algunos, tan parciales y alineadas con la doctrina oficial, aunque se emitan desde la iglesia, no reflejan el sentir de la comunidad católica en su conjunto, pero sí demuestran que hay cierta falta de comunicación y diálogo dentro de la iglesia y de espacios para contrastar opiniones.
La iglesia puede promover el Diálogo Nacional si dialoga con todos y puede ser mediadora si reconoce y acoge a todas las partes. No le estamos pidiendo espacios políticos, ni que tome posiciones políticas. Hemos luchado pacíficamente por todos los espacios y todos los derechos para todos los cubanos en la sociedad. En la Iglesia hemos tenido y agradecemos, la solidaridad el acompañamiento espiritual y humano, pero jamás hemos pretendido convertirla en nuestra tribuna ni exigirle en los templos los derechos, cuando sabemos que es el Gobierno quien se los niega y roba al pueblo, porque eso sería confundir a otra de las víctimas con el verdugo. Y la Iglesia, como el pueblo y con el pueblo, sigue siendo víctima de la opresión, pero también casa de todos y antorcha de la esperanza.
Las tensiones y las diferencias de opinión dentro de las iglesias, las familias, las agrupaciones y la sociedad son muestra de la intensidad con que los cubanos buscamos una salida, un camino pacífico para lograr los cambios. Nuestro Inspirados en las virtudes del Padre Varela, a los cubanos nos anima la misma esperanza, sabiendo que estamos unidos en la visión y las metas de esos cambios que son la libertad, la justicia, la democracia y la reconciliación. La fuerza mayor para lograrlos sólo vendrá del amor y la solidaridad entre cubanos.
Ante Dios Nuestro Padre y Señor de la Historia ponemos nuestros propósitos.


Oswaldo José Payá Sardiñas
Movimiento Cristiano Liberación
La Habana, 16 de Mayo de 2012

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador