ISc˶_ҲfqUޡF6($@ ՝k B@үoLw_ג{_v;V>}c?N~>ܿ??'/ӟUϫl=,VJsXګecy 6E~p:>A*7gkQ/]uߗ:B\k>;ju}u_wN~ Z屳\5;zo'7bfzׯ/]}tj3_o2>}>\TzuqԆ7캄\OugX=Of|gOagn={Zlz5̭Ogƍn8.~ S{ǻBaMדͰvp?gr{wub~ϦŨ4.ˣb|zj.ZO yozYn:N٭shy[ͳṳWGRsz~dKagոmnʧizcQP:qCx7lGerjo\;ac=xv\;[/qSj-n\v^h{{ߟu]x=fP~]şZǷekg県WoZE_险_ r\6^ϵXUϵIݺmZ:mְZwӋZgqz^}AGƃ.+:;N|3E/[͗F9Al5Jt>7;Aφn8 _p3?-tu{\h_g|u> Uov<~ތכ\ 6f~V`_9NϿŮMٞ,t^ћGg~Qs;w{ū.4wsWzumv۬ y5`?vuacPn<_>dvƞs=,у]싾]ȮtY͟_7s?]|ux}X#e I!p?lϹǖg,N~ՠgȀ|k ˏd}y:Ѡj[]t.>4͙wDi4_H~^3ֶt%Ku/˃bo#"u꒳U L,Mn,tgtݡؔwM|5'/O;wMpk.릛;lc' k9nvw9&q6pvI=N>Osys}ڦ~&~xom}a 鶞^&ʹFg#s 6shAZG"tרY-coCjZ[RjZ4KN^xw3v7|;ۏZ-cgڳ<ؓ_f3/Ox:u|E㗷qr>oo/o]933n]NEbGos)GcbB? |i~{MΗ̟gouV5u2?r{9^k11hmp_ 9fity[ߥt617}leQa<|G{t|Ff?څœs+`;kKyl:Yw9cnry8dR~\_~)P'galdF~]>DyŽՊI7dH6 95oon4_7 [ϟeӍĵ'rd'Y_<?? PNNڬĜ!o M9:;݉f.w?ЫINǾ:KNۦyS~99N]emxhn/6&6-7y'fEnʝ_Ёźy.rľQO9ɺ}Ov&)=yNIz g] zVYn_^WrN<#El2hp[~_C^^g5Z7dݿD6-šG8-f#[8>DiyZk~nC[*aj9ýž#crުqۛ/}>bzxWNfrÓ|6y;:Y }o-~L7/|'۷}޲!'Z[\OQ]T>J= jFP t@(zXϝnr&F,ȑ=76/Iꢾm6fCg}1'CiIo+sGqM  Q{z@Wdj bK&z~_/Ӻ+=e/{E5;/9KE8*cVeB>.J {hr\4|b{ɡnG~?*J9DL&qϕoJQ@N8m-NeFb\~⳻|5bb#9liv:!#{oMb##y!ɀZƠR+ZpI4W[\Fq9aaor`̗| )]T9,wޅ+>"E?N9 ⚳o$r;r %1}oV<tLX|ʬteoI{W\7z|GFnȥs=C~$^qM6'6-5ޯ/ȏ韰&r_Y̦[DnEi\}PC/7w2gmS_~bpæ;F|E;?+1p ~IlEmv;U^޶X{}=ZwЍo6eqϚG)&pB6Gh-gx/rԧL<yc׺;T=Pg'uy8#/wy @('ʑ)88›yQ|)W+ͳ#b_W  =0,g&1F*srbsmmV{M \m8VMN݈YyTe΁sr\֕0 WbD=*7E غ}<}  $?]+?]G|Wksus*!G f?-`<@ٰ֞՜r`qWD:n\PXk=7dVBK IGbrw\װru=:.3]Y]n;v#/yg_ ~~n<9u#bBuR6{M9??Hv"wwԬ* u'17҆\Q|8| jH>y'>es /`Fa$/GXr47M:ul־e~W2k|wpl ]Ɩ| >S7x~:wzd>bVun^ )ܟp|88jݽ|^!ߦ:j-q"{-^pO߻lGϟvny_Zo_o#8}2_pw.J'uNꙫqG_ݏF 8 ;8~/]^NG}ܴ} ~W;% r`%;Y\&)_"%avv&K8{&džXLvĨܿC,wbwvFYƱŖpA۟)N7\I}6>12|?( _ɯx8\<}?F>-S᎟?~&(I5.-?\cՔ͆^>^*n]CSo} oݮ4vq\3=Kť,U gߖvO'`?NʷAg 7?;wVu=`1n@0Szb<_|4>XCFչuuO6L=U=QqkQXOmc^iSm{}HK]>ΛbM&>q/lm滆n;QcCD0_3*5y>*hLοj#2hm0W^F#VN?#%@JF*nBzAN} ﵁zbбo s-KSՀ]ϱ?3, =BJgƀwX%5m&Fx0pSgזŰylֈгJslﮰ&Y|ޭ_KMV;vquk@Z>t4ka;{>.+_V[?rneg5;8g2O}gW XVޭ.!S%NaٔC)ΓKFlka;+ Q^џYTyva.;`dk1[NkVYJ5+^>\칚'OϔcBT} IfTǸr!؞8U5ʟ"k*W{tO`d{ݰ/kͻj؞?Y)alc9eIf ;+,alMۻnx;{FVi{-zo;Z Eew}WnZÌiFvVsPڎމzb.+߈nc/#|QǬ^ꌯ׃'bΛ0yۧ=d-?lbg#yé+~0(*zyo0VzLqJNq ir˰791:~d-.{t{[*wz4wѻ|rAV3Q%-WP? =k:O{>-wS{?b'…"O^|;wȽ4u1W!g~'酛!e+}ڮocnv93wše{u^BY5ܛjTin3Ru1pP Ngfterx9I.5?JS3&5JkS]|LWX _b<:zs> 랯YxErY|ktW>zx2 Y!p$|복5zv[0>L^K#pn,/EvYy(5\ô{7Œ99瘘132uG{pHAFǛsԔ ˄~X^nIna^p}wD3zH5)C^}*#-H1¸Z=CN_k~{Á>pf&<]?VͽLP^ǽMoeH;[ rKXhCw~b(ԟ E™"6!ni[m|c v&uכ%O[?V(|E oor5XC]% ''[rH|wr%UyiOe|Ai ̷қrSGI9T*&;KewRjqB:^OgKd#ӷr?(%wk?ۉ "3^Lr jS<'iTFvo[?:Bٺ'v< 3qCQ|8LrX~OFP ЭG6OQ5CxOyzڛSMa1yn*rI.g$VRBomG:__R KbG:w .} .'vR.s:ug{?3~E>Zӛ IBAԳJR^UwVxYתnWOP;qfY ]"癯dz,B]S{̡3Zwva//xp,;$9w-cmSͻzWl$4_Gh6|S}:}׈0ٻ kVqN}ⶖؘۻZꀭFpa4u\|SVH;êǵfq18\+js5jy]#Zs3} Vg=R>Ѻ~ EOkgwʤBﰮ^"w.\ ?त~FĞϵvߺZ܏< Ó_گˮC86`lMhM\u{n9߭s#5Qg:Wgu[|x pMoiOgO?ϊ;wL52r }g2pI/*C | L?gep'x_:]遞6rz >DOS[p[Jpdkc|8mx&dR3w_a符SmUn&ubBX}Zbwu^n8υYqMb}ne(wS3 Џunb?geg. !EK.e}㙘DY_,kA'{ًj❰ : ܵD1 r0OWt ]<> }6Z͌p %=)n:rX|}'~ |/nm’?wJnyC=]\ qH:/m'AoGCv#q0ӋĔNeף2PSJkvݯ]?>[E|$񃡟]k;/w{@x֢|ð?Wc>˜aனl_N<%Ucհ6Avb/@Vysﹿfr_5钮SeuOu6Qkg wG~[kuͺp`>t.RWLGW!¤xQpkjZ7SW/#'kV&_58=bX)žrlu\G}~}{=w%V KZOL^ߓryo?[l>xFLl}uc%/x/Fir!gV3xOw\t՜<6Cn+CeV֯tzx(|^obp֥w0MF1W?7vkA ehuxr]o&K^ފ'w;pj? x|?{`ߓEw'{r==-ġ`YYȻU£![E@{ wg=]u̿W9a0%;~ڵW{.>GXXʷ|nvzDxc>prO/ΝtYH8"x _[h]n~y\k;Y5orŨb˄/7]F/jpa50 hFM~6槱s=c64K/7S_;UDGMn\$}6Ѻ>F?pFZķ溎7w"ؾ J>UnjN|͝͠{gʳ:XfB3ft3yLO} is4WO224yB;Io$.4ƲL:|KOCʴXlWW7ЋD_'1RЦV8Wk-5 BY]{޷~+ 'O8pw&ooU蹫>iGz&%!UY6aפ(=v1fMr~ӄD&7mo'\M}ڲ-]kğD>(d|+}>N\)r0 `>7Wn KprzP/kRT~OpBCvk$_1M57Ӭ;3:Vr~4Lr["ޙ~~5}Is?/1&Y\p:PcS=?\)9{%>*~ognı~z[͊\IsoO=feUl ~|I @y3Bx2r y\[wj]&Z2RG[+R~GLVu|918cq rqrWOEy>>'^>Sωc=,qun-9k';y0eIH.)_o3;}p)XV&+|>7׉)2KD\|"?&'nkxbMGpRƟA<6JyB>Wy\x]gfug8"fѤyK{EԽ3Cδaln>?OnyҼVaTG3T4 v6\=ԟ}LN,_i}3Wta.|^ e>v+_a||X,=sxw]=䗍O^̫PLWz?U';emcVz&3 \OkJnO2=/Yo><@G?^[ɱ׭Ùl19.MfSE V>ۗ1ya\-P_'9txFF?1>g业Vts TOt3ܺ1~QsEjLg+`T^=kmsF Bquߘa0zm/с9ږ;E}JRS\WuU8̾ 9r:r|hd1yoaVS,1~b˻~OՉS63W5p6^ ]2u^pa3}^Sd"F"i:_sL=/cxp5t>1?we 5[x $cdx 48v68zg3pO8ƥ׍wuہm '< X\sFҝMZqe0ӹquߏϛ|aeG̱Wx5ƕ;|$ŭ .?zo ={87g';X݁&;׵Yy҆Mߕ3|!ťb6~+m#cHfL)L@pN} ;C;:wn1>Q롞j\L?NlЦ̌(NLXl)_llyw!]^v]q=Ng'ܰ\>83<3ϵbuE\?z0ngws[@&+2En;ĉ~.򛝭L3z2yb\|`Ⓧ/?%utWbaqouqkrW`.k[ a@gQg_Z.}5lmUq^ Zg}tY]8:F8Ns039uNmsھ w)E>^2~0U.0Wq-V[_O&\ߨrjTqoF=X,V|>ycgժ~E LqFuNYlq"ہל]SzK ¹A58d4ѽovG/>m~L'NbD͝v>ϔrܽ-߬6M.0&Yaa0Gno>(LgǏ\o k"ܽd>so} _볤_f+ׅw0=>ػ^aߴ꾮SϾq]jӄo\yƖ}놁c}ܥsr0u ctvucr9^?Q\3{78Q=k\ 96[3y{A1#kq2u$~%^>jf1 љ[D?؜>ϵVrr\x{b.9MWyu+6{{grsҡ+?矯&sY/u1=𫺞wf7kf=>[7⇴JlƳ0\쑻MH\ʻ-=Zm;.am$'Q.sxOnyߌMp9"C7 L)9DŗQ ]+AYtѧd>|>ؤK*.j0g vVR(aL{&5r'4NnuQNɩNMqIs g@QHb}٪y.sw-/>׏%UתW!G丣gMZ{Wj./ѓ60GԫV%u:=ҮrGan;,â&&ĭ1EĝVwT-d9kߗYsD l)w_#Ū©Ox":Ζ}SMu-t'e;nNfMNYa P;+gJN9Gn9yW|Wҳ]T4s'sZɧ83|L;+RϮIMc}|oQs1zS]Nw'>Ru?;z=[|u/yTY4RFǜ־?__]yn)2+ꢲIu%|kߡSVȸ WZ^0 Gz}訅Z\1zp }NvzԖAf$ |)i㾟:"s`:ϋ/z8a=G3l !7ƃ';L:eyO˄s֚).AWQgȣdݙF ׀]Oh ڳ󸠞8 XSkͯsx ς8}$q|𹭣VCϢp Ν-IU3N{Þ" g7g=AQ3}6w]{L_`tS83؞O\g}o|^՚gOrîn&J3.XA.+f ɚلk-ѧ]zl_vݟ>͢"{|2qGbel53|O #?.B;Eks `}=Φ.p9)ƜƁ嶞p4>>+Y{AM~#j$/n'ݿcOsDqrΦྫྷ}:zqϴ ?C>#%|/ϣ Ƿh>!W k'={35z. f{bbzH66ѝ0(hיi~_&u-jcEi-x'i2" W#N8S?2> ;tCn/A|}xS~b31Ko{2o3 ܇}8REx9:if4';9{ON? >V~4ڝ`?ͮP3P<>jJ,܇n=J%fF8!aqfȽ[Sʯasz)fo=-׼ØXn  y2/~2hUg%|%5X u};b:-wT}wKu>-[xzd]v懩kԀ+`BE<<[fe_ƃr }䍑"Quk0NoـZgfz>ЛЬSՙ "L0}a8mW;32 #nykW[@w"._~Pxw_Rɓ1d|;9|w"ٱ}f+~P>mc~׭C$hs#ncyޠQŌV)k4 ;cWڋAXLS.Hqy&(piFbyQ~Bj4N#]3w@I9A=Q;sns܍fl3x@Ŋ>3rzYl!g]Ls:,9j.\]xb}6q90=%ά1\4vs}u[5гX/ > ߗZNzOIbQj1{1ya8F݄ˢCɞv<$z:}aA;+fZ9?g-ǵ+b/\k‡½yG<ؚС`fyK/t[aÈ#=Ȣ3ΑW-cTwzpG <{ޡ!ܰ߼"db*SKk?19.sAu{ΚۧQ%tgxF2_:oiP?j&?+?m6ErCrԈ֮7 9X1ЗއνzyV&0'K@$X\~ԕ 'G3zǓW꨾K.=q4˅8n\$#Y3Lw#͜wH:H <܊#wgH D>?[RN{kt2t]kzzNst#a:5P"nZw|g^&}g}=_aUk&nbF`Nue-Z_k5ٔỊMXS\x=/?V~[?ǻ3~T蘿=yHxeKث48 Iv8߲֍ؖn2缯o;M!1~y#Z﷓M3ꐓqv$~u|kdKsϹ?wf._bE{c\贠 7?yަь[q}i=^w9)GV.|\'|'큏W\?^+~O]Xra2q jʛg}k3zs/Q7PzhkxFJV3s(AГ'}z^?YA3~.<ơϦ')PGeL9Hk3>K"iX|雫M~7n:0[U˦*v3*V`qc5"O;(Мnߒ y=Z8k۾[6%N"\_ZiGkOS?+e~ta]9gzfaX?m s͒jab!k=ϹgDv$`靃krN{fMe\Kb;aZՈcaH7>wqMWYʙ=_OIͷtr=\3k >ݧ޸%Ř"5dIpur߇GlS@m{e0s!ޝcc_;D}6Qxw:gWY2,EgՁA<[Ǜs/ˍh>n]}/L^8~="<_{0xD)|ltP96'n<b=/| bK=xc z'?yrAnú|n߅7u83.?$i'î G#w^]\VW8EM8y,X! jiKƘwzḲNTm198cք=m 3̧[z|( dZ7byPfp9 _15H}wΨ4z=5YbE2uXWv94Yxs5Waq诡~jMp0Qd>OVwPCx}s|6G?ZTzO/u; _:|.?yb>%uҫu& 9?5Z}clr-INd~w>7Q݁m(5L| owMպ-o?)^sA=;ɼiu ﹿbc՛7ѽSKI‰ϧsꓼ?w|&~Vv}zؘ T@ mc? : Fk׻ýn_[r[;x`8.2ůY >,i#}faM|o"pg\Wуr}F͕^#8G}qʿ&^<ތ_Gc %{zw`v[/A'j?@b&l ssz]ߍSwC]/X)KKs^kfԘ:0S}rkѬ1s[uR}VN'T.n_RUAf! _իǷ}t+-1 ': ϻVvޤy|!} 0qyǸLE^4#%uHrtZx؞&k<.St~ JNz.IvsQwĖ(͵V&w3m3HTp}r_pGK|qCX$1kHg3c~OǰIhSA~/ \<ѹMG:_;m`Ϧ7\x>'Ө\Z/XrreQo~ ry@cVe_Gs2z)gOOdǞ l_Kv V`yP?`dk zNf7}^ʅ#VDvڑ&*- \[6aDaWϢ8Uf%\n |JpN8x,]Q\>@>kO)~%_?lqSu x7b3yf8%:*r@~`]>9H~>S!v"wu&q_ۇ.\qsWz\əb`hcՎs~T?)q5MrQb{eq`贝AKayg@*Οx y} oz&(| X0-F38|]S &Akзh-gw;;_ӱ\As<©?)ʍR8?<[U} vz0@:I·fݶNiWMމ?.*Rg ΄;P}>]d^vRkyz]UwVeՠ#8yj7^qy?b<:# ;pb39Ej~-li! -߆O;%+~)0eS2\ꁺ-5ZUenLhr[JG|Ok>b9#οG<# l cGƐd6ܼJ[nG,]BwetU0Mn6Ͻp`C j$W=pɩ8l7nu" fYޒbdMG|^UӾ:-{W(XUo`%Efì*K E5/gS0lGY=˂{Q/{Dkιf]qps9{W&?{3̘c#iB_eP\3P9i ϵ\v"GL뱆Ga¾0[NNś+AGw y 7{gU3yO^ֲwQN~\_.ŞVw{V3/ezQ|A03b`CQ/>?G~Jh]EMW;\WzwK.zmq~"M,LNޯtܘgO?ϊ•Vgzfb[.u%FV' ͻ潜Y S7'd%[-Sj-' =~)~R_v' c;Ttn=a#<>?Θq[)\[q_n~pM zLĹj3]avwra\7i_j4|vv?*ф|硿{cb>Y[ѳ9F;?cw=q|pf~ox _<>qf4k;==*~2zЉ[~@C].ٯ%1o˝e|nxOwfn1>奒~^735ژ WpX>U1.k D"5t™|P7gJ # ɼ ϥcΫá3]6eLΞws!otgi1qm.Ҟ?c/3~O^.p o=O9#DŽӞ2͆1'UFo]Tou+3%a¨ 'Y,i\C7]j\zgg8zTZ/y7,'vf؂trdчo)>.~yc~uȁUZȝ^'dȿD O@_{\@+7N}C8+|W1ax[קv&x}#< >qܕOXP>}OgC(v~ īAO'..Ns|0Y[3u^x,~bz-|搳gr21r&W鷒o:B#YV_.F^b$Iy^I{&>i+ʭ[y_H }8͓t³ټ.1mxB6bjăt4oM}d+7WqVj&gG3(WɣwGNm!3eAm89 f-Fs](z~\}g qfe+K.\,j_KjCP2&; ys"]M% k3ͬGqXӸ 7_|8^d ߇EPfx=(>t-ֳWFA_Tw2Ni-7g^&{|5`YQ/Os1~l #:3g|-9}k?"^jLg?Wwջ~.vn{_K8W+wY,1a'1T5}^c1lm&gE.!3}]7 uR9,RDDOqYCU1X΃~&%yTfu K#v9NQA?9+F*~?MR78WQ~;_z[z׻xpMMt䴐#gJ];gqb gkbo\8 elN**7 ~x&GY+L.ȱf&P'Nvk5r.K@kx&5Z>Q+/簬sI/ݣݏ%ZU_֫8Q}/ha5 }uwʍ+K4~q98)QGv9ޑ _ݸsv6l9۶7 ,c'~z^_s܊oa0Uwϧ"{j~=۳['WQaV5`q$C$Yjpy>= x9p>wk8u3rWwrF#(e_:8v-\OpvWgj1E64sy]]pnOdR=vg)ַ[Yp6552}B$v]ٔY;|~BOMr#[9N#m;$=0f >muzMeWZ);?>|Gd;f1bx";bX^bryHx"yJ7譢ɑ5[,˶Y_>,t&GY?$ױ+~Ut͖Y;cM$~/ g1Oz>hq,/s7lf'd[i'M㖟}pё;{;3"l\]ZepS% mwl 9/gǢ׿v: uC"gø}ngo}3';ơ1瘸pf:11D(b5x|g&p^ŸţY-xquIZ|6(`j0tqú&~vW=8V& lP䪤?1N:ѣOs91(9!]sj.H? `/y;M!_JR%6Ge!։QYN7)ƛvNy:ӪL_u^yi\`ô4·M_;1r|q^mus}>1ݎD*_dđ|{s҄?Ed/ث67#nT~v&r/Bov5_ef3;2w5?T"O^KLW6I$XWa># |kb."n s-]c˾ʅW @r_ɪ_rEk߿6x/د~PBظqѩO"/e m=#9,fa> gJ##3uxEz#'fw͂m*D@è%8,ePOgw &~N}SgGCK2be?#[(7׊wvy*_ \`do <5g'moYq=<<͝[S#I>X?$ll $@H/mT * ~|="3R}hSPfFFxxqŤlÈ{6ʊlƺon-o5d/c^_Z]<DzzM視Moz=k>=4J΍fqPgeg«+`ܼNR]6dk&çzgg H+|\1e|Ç$KyLsc> 2FOpVg4 <9qͼ3g=g~2ɱz9 ߱}ȕݣr8yv4D|(p5fiZj ^ 6C^T/S c},!q̵A~gcR⛃0`-̓+.b+ッkytρ_U1y rmu8OlQqrS72ϟq88x50ƞKW1V!j.ȹjWi1;\59u=~nU͗{sJ;L:.A7D,kmŌ|ߑμhzhxr|wF=؜q<ȞǛ$ߐ%f\yƽְ3pcfogk]ߑ߽ڔRUC%Ļϥu,52ʠ|&7hX-Q^,Lp~"~Nb;L~D,X|t8b\m'>Ogo~y= C笏{[.Ysҕ_jNuα?}}j3up/#n#DPTgqٓ9?(I84 9؆aTˬ9K^k`vÙ4dDg`k-7(\y͆b[zvi h\ϰ*za_͵_6TYzZ z$gm{zgG=:>oM]8^n\Gyܸ=v\mG?b|xyzCcX61T */Iސ] rwؿ Mg&6n$G*/V=!-}mm߳*hk{֟ Ffڅ CʯC?\d1iikZ#3n`k[K%ķ#fw3{eXek0a _e|:Z!=2+/I F?~7{JMQm=ig˯=Әf +1.*3N> #8yKS!?qðG7ඌ>1uKf˩>,ꆉ濻(ϼFp]VG.yo~YǶg1 6[G]#Y44Cۯ!ZK8B[+t΋C;OO&"煾WCOxҎm|TηyzN ajOj19 #rF)ֱ\ދ2XwxQl ؎'hHt u}(>-d{Nq]}d /3ߔyv_mNnu>>:|ռtj}7Kmy1L9G8oJc^] jkLF51u^3)CuQ pɑqxC>o&,='sV5Lktd󺥾Wކ7?g_'irw[svAcjY/W`LA ȩ[LsМx1 9rNqnw2` ]b5}{٣s3 RIЧ(Ӄ:W*/PP]ΰ]?3lx x@U5X)U$?;-:u [ƻZ'}ARFܰ` 2~$Ney!N8SaRqb1pw`҃W|;C%y\oKk}uYz>">$c؃U8x3kxtEy[p;> Θ#E-USU</a=u軥M[!szP]cy>txrr__yGr;&}!x)< D/}e[w[Zl7O{^C;2B{B/\Nl9k\oSK?lu6`f`g">va a㔻, N,cwWʪe<ʹ1J=?q =P'1O>WzY2_{ p7*l/ӐUl(T2o3M/:xZ!@nBOmSo)]x|^V'gW=z۹=W0 `ۡ e; ^_@x,,+}&qbRW$R𹲾U> j]r/(}p(N=} o >{k'VX%]U8O#m|HԵn^Il)RhqArٞu;Qq&YL5:x(x33<@3r⿡srT1L6<%<_'s$^h={:\lے묿~kcMDZ|">ǎ ĩ_On Jamˎ_hj;q  Op8p%F=ǍJc86`\lхì]k[aYɉjs?㒅bMp\+>կ k7D<;gzUӼkm|2^q^X;郍zir&mw>78ݬqNG6AjoOײ綷u_ЛE6 B闙sm 5ɨqL 31d`` ;b[E"׹Ϛgw Zy0>q>Q9p{3th( y^?? }⛰eow/륎|jk(;qW~OG`|5vog_>t̳RMC3Įq:ʎ6>r/5PC]cxX591TUG}.;ec8rpybf-p|ej衐[vfjeӴOA*OJօx?|8#c5Tǧho.3^]j|yXIi1 xP簋ߧ5ݟW;+V B]`K^ݟψ&nQ8z|nqm׳|GZd='~{X|9W;vDIvVX~~r\Vw^#C-sF瓳DJyWmZ끹ږ!1G'k2^֯ZgsL?amrFv:0Kig}$FN,.FYn~ڢ/R>{jR~dOnцoa:ͻ=k\O^ugI<ȕa=ȑ;F&ɣf3={:bh~/OulG' uMSzbP_LtӃ%5d37wG;?2%5&~ON!XPGŔ`ogv8*tElG[8i8K!(*_BOPc/V9}:K X\a>N&8|<~vr1S[}$znV%Rxݶ0m/<,yUyx5\揹?Lr'c{|hA$ 6HDWZ9DVg9we<jK0{VlnGV(.Rkkȕ|̹sgzF>T&eJmo.Ds;ax7o=u39M>K Z\oWDzA XPS9<C?>ұ8Α݃Gs#qȗHc+g:bn*׫^-?uC̩d Bw lLY,2<1GpruJڂp_;[^Nl/'\ >3 7xF:7O4B!= -3E\{"Z>9iMz{ҿ!<|tz7qi|zw*żߛ/;sŸ,UndXܯg`UߜkĮ&UnqQ~7ovw:vS:{?l]~wԮKq2x[¬ś1rGKϮܶɹfg(q|GBvPWקn@p]mw籭xbl*̅Ig}ZV{[;\W/Ojn?"){5kϢ0V+F JO5/(ҧKg)LU8f,Pg.cbd7Q߃qᕬh3Rge2&\FI4xsƬ|ו c^kTX.zi$,QWZyQlg@wv6G}='gsooOʶ;^2 G'~2~B߱Sa հ-O7Ï'xGEhݴLSDīpH꜕=@}\$Obco5ΆeΩ̚MNtwb]ȹӭ-|y Libertad Sindical - Blog de Pedro Pablo Álvarez - CUTC

La internacionalizacion neocomunista del Siglo XXI

En: Opinión

30 Mar 2010

Estos y otros programas de orientación semejante en Bolivia, Ecuador y también en otros países, como El Salvador, Guatemala y Paraguay ponen de manifiesto la labor de zapa y de penetración que instituciones como el CEPS fomentan en los países de América Latina con el propósito de desviar el concepto democrático hacia la centralización del poder y la internacionalización de una ideología neocomunista del Siglo XXI. Esto es preocupante porque, además de Cuba, el CEPS colabora estrechamente con universidades en Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Perú y Venezuela.



header4

Interesante articulo publicado en Democracia Participativa:

29 de marzo de 2010

El Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), ubicado en Valencia, proclama que “fue creado en 1993 como lugar de encuentro de un amplio grupo de profesionales, profesores e investigadores de varias Universidades Españolas, que pretenden contribuir con la aplicación práctica de su trabajo intelectual a la transformación de la sociedad en una realidad más justa, democrática y solidaria”. Según sus propias palabras, su misión principal es: “Promover el debate y la investigación en el ámbito político-social con el objetivo de lograr una sociedad más justa y solidaria mediante la redistribución de la riqueza, el fomento de la democracia participativa y las garantías efectivas de protección de los derechos humanos”.

Estos loables propósitos están respaldados por la Universidad de Valencia, a través de la cual el CEPS ofrece programas de cooperación a Cuba, Bolivia, Ecuador y otros países. Además, ofrece asesoría sobre cuestiones constitucionales a Colombia, Venezuela, Cuba, Ecuador y Bolivia. De hecho han sido promotores importantes de las reformas constitucionales introducidas en esos países durante los últimos años.

Es notable observar que sus actividades públicas en defensa de los derechos humanos se concentran en los problemas de Colombia, hasta el punto de promover varias concentraciones ante el Consulado de Colombia en Valencia para reclamar contra el “terrorismo de Estado” y el “genocidio político” que achacan a ese país, pero no hacen mención alguna de sus violaciones en otros países a los que ofrecen su colaboración.

Apoyan, sin embargo, “los procesos de cambios sociales en América Latina y la reelección de Evo Morales a la presidencia de Bolivia” o brindan su resuelto apoyo a la “Plataforma Bolivariana de Solidaridad con Venezuela”, que es un instrumento fundamental de los cambios constitucionales en ese país, con el fin de consolidar la autoridad del Presidente Chávez y prolongar indefinidamente su mandato. Es más, el CEPS fue el motor de la reunión del 10º Aniversario de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, organizado por el Tribunal Supremo de Justicia de ese país, en diciembre del 2009, donde se proclamó con matices triunfalistas “el nuevo constitucionalismo latinoamericano”. Por añadidura, este Centro “defensor de los derechos humanos” y de “una sociedad más justa”, se atreve a afirmar que “Venezuela es uno de los pocos países donde, desde la llegada de Chávez al poder, no se han impuesto sanciones graves contra ninguna televisión o radio… es uno de los pocos países con una política clara de democratización de las ondas…Todo lo contrario de lo que ocurre en el resto del «mundo libre»”. Cabe preguntarse si los crecientes ataques contra la prensa libre en ese país los harían cambiar de idea o si es que viven en otro planeta.

Los programas de colaboración con Cuba abarcan cursos de Doctorado y Maestría auspiciados por la Universidad de Valencia y la financiación del periódico de la Federación de Estudiantes Universitarios de la Universidad de La Habana, entre otros proyectos.

En Bolivia han sido en los últimos años promotores fundamentales de sus cambios constitucionales y asesores importantísimos en la redacción de sus textos. Su curso sobre “Bolivia: historia, política y revolución”, dictado en Madrid, pretende “ofrecer una visión para entender el papel protagónico de los movimientos sociales de Bolivia y su extraordinaria contribución en los recientes procesos de movilización antiliberal y el devenir de Bolivia desde la llegada de Evo Morales a la presidencia” . También crearon recientemente una “Escuela de formación de formadores en Derechos constitucionales” en Bolivia.

Estos y otros programas de orientación semejante en Bolivia, Ecuador y también en otros países, como El Salvador, Guatemala y Paraguay ponen de manifiesto la labor de zapa y de penetración que instituciones como el CEPS fomentan en los países de América Latina con el propósito de desviar el concepto democrático hacia la centralización del poder y la internacionalización de una ideología neocomunista del Siglo XXI. Esto es preocupante porque, además de Cuba, el CEPS colabora estrechamente con universidades en Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Perú y Venezuela.

Lo más inquietante de esta realidad, que no se limita al CEPS ni a la Universidad de Valencia, es que parte del financiamiento que la hace posible proviene del mismo gobierno español que favorece y promueve el “acercamiento a Cuba” y la anulación de la “Posición Común” europea respecto a ese país. Mucha de esta responsabilidad recae en la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores, en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, y también en la diputación de Málaga y en la Generalitat de Catalunya.

Estos datos han sido extraídos de la página WEB de la Fundación CEPS. Conviene ir descubriendo a quiénes promueven los regímenes autoritarios y totalitarios en América Latina, que son muchos y muy variados, desde instituciones académicas hasta gobiernos, tanto los que transitan por procesos democráticos, como el de España, como los que promueven la subversión y la violencia, como los de Corea del Norte, Irán y hasta la propia Rusia, hoy día manejada por un antiguo represor de la KGV.

Los gobiernos autoritarios que se aplican a este tipo de subversión internacional son fácilmente reconocibles, pero no así las instituciones académicas que se amparan en la libertad de enseñanza que les permiten los países democráticos desde los que promueven esta labor.

El recurso académico les permite desde sus cátedras impulsar propuestas filosóficas e ideologías que fomentan el “neohabla” o “neolengua” tan magistralmente desenmascarado en la famosa obra “1984” de George Orwell. En ese libro, por ejemplo, el gobierno totalitario elimina los significados no deseados de la palabra “libertad”, de forma que el propio concepto de libertad política o intelectual deje de existir en las mentes de los hablantes. La trama gira alrededor de esta enorme confusión de las ideas mediante el idioma. En la vida real, los regímenes comunistas del siglo XX utilizaron tácticas semejantes con palabras tales como “popular”, “pueblo” y “democracia”. La penetración ideológica consiguió que el mundo entero adoptara el término de “democracia popular” como sinónimo del sistema soviético y que el imperialismo totalitario del bloque comunista se identificara como una variante ideológica del “socialismo”.

Hoy día se vuelve a recurrir a la palabra “socialismo” para justificar proyectos y programas de gobierno que conducen al centralismo del poder y a sistemas represivos. También proclaman gobiernos como el de Cuba, Venezuela o Bolivia, que sus reformas constitucionales y sus leyes represivas son producto de una “democracia participativa” que rige desde las “Asambleas populares”. El “Socialismo del Siglo XXI” que proclaman como la panacea reformadora impulsada por las masas en participación democrática y multitudinaria utiliza ominosamente esta misma “neolengua” para encender ilusiones y justificar abusos.

La “democracia participativa” así manipulada no es otra cosa que una oclocracia implantada por un caudillo y su cuadrilla de testaferros que gobiernan impune y caprichosamente con el apoyo de las turbas ciegamente manipuladas por el aparato estatal. El tal Socialismo del Siglo XXI no es siquiera una ideología analíticamente identificable sino una suma de lemas, consignas y proclamas orientadas a polarizar la población y consolidar el poder centralizado. En este contexto, la tarea de las instituciones académicas donde se proclaman las bondades de estos regímenes consiste en estructurar la “neolengua” como una forma prestigiosa de darle un barniz de legitimidad a los abusos y la represión.

Gerardo E. Martínez-Solanas

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador