Julio Cesar Gálvez: desde la prisión Combinado del Este de la Habana

En: Derechos Humanos

1 Jun 2010

Julio César Gálvez Rodríguez nació en la Ciudad de La Habana en 1944. Se ha desempeñado como periodista, escritor y poeta. Trabajó en diferentes emisoras de radio en Cuba donde ocupó diversas responsabilidades, desde reportero y comentarista deportivo, pasando por redactor de mesa, jefe de redacción, hasta director de los noticiarios de Radio Progreso y Radio Ciudad de La Habana de donde fuera expulsado a inicios del 2001 por sus opiniones políticas.



pedro-pablo-20101

Julio César Gálvez Rodríguez nació en la Ciudad de La Habana  en 1944. Se ha desempeñado como periodista, escritor y poeta. Trabajó en diferentes emisoras de radio en Cuba donde ocupó diversas responsabilidades, desde reportero y comentarista deportivo, pasando por redactor de mesa, jefe de redacción, hasta director de los noticiarios de Radio Progreso  y Radio Ciudad de La Habana de donde fuera expulsado a inicios del 2001 por sus opiniones políticas.

Es Licenciado en Periodismo en 1982 en La Universidad de La Habana y en Deportes en 1987, en el Instituto Superior de Cultura Física donde fue titulado como profesor en 1977. Realizó varios cursos de especialización en ambas carreras, así como tres postgrados y un Diplomado en Periodismo.

Fue ponente en diversos eventos científicos internacionales como los Congresos Panamericanos de Educación Deportes y Cultura Física celebrados en 1986 en La Habana y en 1988 en Chile. Sus trabajos periodísticos, cuentos, relatos y poemas han sido publicados en Cuba, España, Estados Unidos, Italia, Suecia, Argentina y Puerto Rico.

A inicios del 2001 se incorporó a la prensa independiente cubana, fuera del control gubernamental. En octubre de ese año funda y preside La Agencia de Prensa Cívica (APRECI). Es miembro de la Sociedad de Periodistas Independientes Manuel Márquez Sterling (V Premio Internacional de Derechos Humanos de La Fundación Hispano-Cubana)-no reconocida por el gobierno cubano.

Fue elegido miembro del Pen Club Internacional en el año 2003. Declarado Prisionero de Conciencia por Amnistía Internacional, Human Right Internacional y La Organización de Las Naciones Unidas, tras ser condenado injustamente a 15 años de privación de libertad, durante la ola represiva gubernamental de marzo del 2003, conocida como La Primavera Negra de Cuba.

Se encuentra cumpliendo condena en la Prisión Combinado del Este en la capital. Para más datos sobre este miembro de los 75 aún encarcelado se puede contactar a su esposa Irene Viera Filloy quien reside en Calle Conill No 305 apto. 2 bajos entre Factor y Este, Nuevo Vedado, municipio Plaza. Su teléfono particular es 881 4647.

A continuación un trabajo de Julio Cesar Gálvez enviado desde la prisión Combinado del Este de la Habana:

La pintora de las frutas cubanas.
Por Julio Cesar Gálvez.

foto: Julio C. Galvez

foto: Julio C. Galvez

Pintora por excelencia, a Amelia María de la Caridad Peláez y del Casal, nada humano le fue ajeno, de ahí que también incursionara en un campo considerado por muchos como menor La cerámica.

Los motivos de su cerámica no son distintos a los de su pintura. En amos se puede comprobar su afán de contemporaneidad, renovación y cambio. Siempre utiliza colores primarios. Ritmo, movimiento, simplicidad en sus elementos. La línea corre en sus obras  a manera del emplomado de un vitral, o a figuración de las rejas coloniales que tanto le gustaban. Uno de los recursos formales a los que acudió en sus pinturas murales.

Nació el 5 de enero de 1896 en Yaguajay, provincia de Las Villas. Se graduó en la Escuela Nacional de Bellas Artes de San Alejandro. En 1924 realiza su primera exposición personal en  los salones de la Asociación Nacional de Pintores y Escultores.

Ese mismo año ingresa en el Art Students League, de Nueva York. En 1927 viaja por varios países europeos y decide quedarse en París, donde asiste a los cursos libres de la Grande Chaumiere y estudia con la pintora rusa Alexandra Exter.

A su regreso  Cuba en 1934 expone en el Lyceum. En 1941 la Galería Norte de Nueva York le organiza una exposición personal y, en 1942 expone por vez primera en el Museo de Arte Moderno de esta ciudad.

En 1956 una muestra de su obra es expuesta en  la galería de la Sociedad Nuestro Tiempo. En 1957 expone de nuevo en el Lyceum de La Habana y participa en la Bienal de México.

En este año recibe el encargo de realizar un mural que cubriera la fachada del Hotel Havana Hilton que se construía en la capital. La Peláez concibió Las Frutas Cubanas, obra de 69  metros de largo  por 10 de alto, conformada por  seis millones 700 mil pequeñas teselas, que es como se denomina a cada una de las piezas que forman un mosaico, de pasta de vidrio  que combinaban ocho tonos de azul, además del blanco, negro y gris provenientes de una manufactura de Murano, Italia.

El 16 de junio de 1960 al hotel Havana  Hilton se le cambió el nombre por el de Habana Libre. En ese mismo año desmontó por completo la obra de Amelia, quedando el espacio en el concreto limpio.

Pasarían los años, Amelia Peláez pasearía su arte por Europa. En 1966 viajó a Checoslovaquia, Suiza, Francia y España. En 1967 participó en la realización del mural, que con motivo del XXIII Salón de Mayo realizado en La Habana, se instaló en el Pabellón Cuba.

En 1968 recibió la Orden NACIONAL 30 Años Dedicados al Arte. En el acto de entrega comentó que añoraba ver su obra del hotel instalada de nuevo. Nunca  volvió a  ver realizado su sueño. Murió el 8 de abril de ese mismo año.

Enrique Litín, comentó sobre la obra de Amelia Peláez:”El arte de Amelia Peláez recuerda momentos prestigiosos de la pintura moderna- Léger, Matisse-pero con una indisputable originalidad. Se suele usar la noción de decoración o decorativo peyorativamente, pero se sabe, de otra parte el error que ello conlleva. La pintura de Amelia es decorativa en el buen sentido de la palabra: Tiene una cierta objetividad casi artesanal, tiende a crear una limpia impresión estética, quiero decir, ajena a significaciones psicológicas, sociológicas, etc.”

La obra sería devuelta a su emplazamiento original, totalmente restaurada en México y
ubicada en una de las arterias más céntricas de La Habana: La Rampa, que brinda una visión libre, abierta , de una creadora que pinta en la cerámica  mangos, guanábanas, melones, entre otras frutas cubanas.

»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»»

Mi amigo La Edad de Oro.
Por Julio César Gálvez.

image001“Un libro cerrado es un amigo que espera, un libro roto es un amigo que llora, un libro abierto es un amigo que sonríe”, pero a pesar de campañas por la lectura y la anual Feria Internacional del Libro, un gran porciento de la población cubana desconoce la obra de José Martí.

En la actualidad los programas de enseñanza de la historia establecen como contenido obligatorio la obra martiana. Vindicación de Cuba, las bases del Partido Revolucionario Cubano, el discurso por el 10 de Octubre, la carta a Manuel Mercado… en realidad no basta.

Hay materiales de trascendental importancia que no se incluyen en los programas de estudios, entre ellos esa respuesta fabulosa a Enrique Collazo, quien lo había acusado de cobardía; la carta a Máximo Gómez el 20 de octubre de 1884, separándose del Plan Gómez-Maceo porque no entiende sus métodos para organizar la guerra, un ejemplo de cómo se discuten los problemas entre los hombres de principios  y honestidad.

Su memorable discurso pronunciado la noche del 26 de noviembre de 1891 en el Liceo Cubano de Tampa, conocido por la frase “¡Con todos y para el bien de todos!”, o su trabajo periodístico por el fallecimiento de Carlos Marx en 1883.

Martí no escribió libros sobre historia; sin embargo en numerosos   textos suyos aparece lo histórico, más es figura mayor de la historia, las letras y la cultura cubana e hispanoamericana.

Escritor relevante que contribuyó a modificar la lengua y la literatura en español. Entre sus grandes logros se encuentra “La Edad de Oro”, Publicación Mensual de Recreo e Instrucción, Dedicada a los Niños de América”, como señalaba su portada.

En julio de 1889, en un día no precisado, salió a la luz el primero de los cuatro números de La Edad de Oro. El título de la publicación  fue idea de Aaron Da Costa Gómes, patrocinador y propietario del proyecto, pero el alma de la revista fue José  Martí, quien era su redactor y autor de casi la totalidad de los trabajos que en la misma fueron publicados.

En carta a su amigo mexicano Manuel Mercado, el más universal de todos los cubanos señalaba:”el objetivo que pretendemos con la revista es el de llevar nuestras tierras de hombres originales, criados para ser felices en la tierra en que viven, y vivir conforme a ella, sin divorciarse de ella ni vivir infecundamente en ella”. Significativamente el relato que abre el primer número es Tres Héroes.

Erróneamente la mayoría de las personas considera que La Edad de Oro fue escrita únicamente para los niños y se olvida del aprendizaje que encierra para toda la familia. En el relato Músicos, Poetas y Pintores se reflejan bellas e instructivas alusiones a las personas de la Tercera Edad; La Historia de la Cuchara y el Tenedor, La Historia de los Hombres Contada por sus Casas, y Una Exposición en París, interrelacionan distintas materias: geografía, química, arquitectura, historia… Para Martí, en su concepción pedagógica, los valores del ser humano se profundizan en la medida en que se convierten en elementos de índole cultural. ¿Profeta; visionario; adelantado?

La Edad de Oro  más que una revista de recreo e instrucción es una bella publicación que sirve como un arma sutil, para imponer valores éticos y morales, tan necesarios ara las nuevas y viejas generaciones de cubanos, en momentos donde los problemas existentes en el mundo de hoy están asociados a una crisis de valores.

Sin duda alguna La Edad de Oro es uno de esos grandes libros que guardamos en el corazón y que a pesar de contar con años y el pelo entrecano, siempre nos hace volver a él para recrearnos con el estilo y la bella prosa de nuestro José Martí.

»»»»»»»»»»»»»»»’ FIN »»»»»»»»»»»»»»»

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel
  • Connie: We are a group of volunteers annd openinmg a neew schemee iin ouur community. Yourr sitre offered u [...]
  • goc: Hello! This is kiind of offf topic buut I need soe adsvice frrom ann established blog. Is itt tough [...]
  • Venus: These are truly impreseive ideas iin on tthe ttopic of blogging. Youu have touched some pleasant t [...]
  • oiz: Verry goid info. Lucky mme I recentlly foun you site byy accident (stumbleupon). I've saved iit fo [...]
  • drj: Aljce lima naked Free porn yahoo Nuds on lawnmowers Bikinii pissing xtube Prevention off teen pregna [...]

Contador