Fuerte caída de la producción eléctrica de los grupos electrógenos.

En: Opinión

29 Nov 2010

Llama la atención la disminución tan pronunciada en los grupos electrógenos, que podría obedecer a la falta de piezas de recambio y otros elementos requeridos por estos equipos para su funcionamiento. Cuando se instalaron algunos especialistas auguraron que tendrían problemas, ya que fueron puestos a funcionar como plantas sincronizadas al sistema eléctrico permanentemente, cuando están diseñadas para emplearse en casos de emergencias.



Fuerte caída de la producción eléctrica de los grupos electrógenos.

Por: Oscar Espinosa Chepe.  La Habana, Septiembre de 2010

El descenso en determinados niveles de consumo eléctrico podría estar indicando una caída en los índices industriales más que un logro de la política de ahorro


Una cubana con los equipos electrodomésticos adquiridos como parte de la “Revolución Energética”.

La producción eléctrica decreció en 2,7% de enero-junio de 2010 en relación con igual lapso de 2009, según datos sobre la generación y consumo de electricidad ofrecidos por la Oficina Nacional de Estadísticas (0NE) en un reporte digital de agosto.

La energía producida por las viejas plantas térmicas, la mayoría de procedencia soviética o checa, aumentó en 2,5%, mientras los grupos electrógenos comenzados a instalar hace pocos años bajo el programa de la Revolución Energética disminuyeron su generación en 10,6%. Al mismo tiempo, las fábricas que producen electricidad sobre la base del gas acompañante del petróleo decrecieron en 3,3% y los auto-productores en 6,6%.

Llama la atención la disminución tan pronunciada en los grupos electrógenos, que podría obedecer a la falta de piezas de recambio y otros elementos requeridos por estos equipos para su funcionamiento. Cuando se instalaron algunos especialistas auguraron que tendrían problemas, ya que fueron puestos a funcionar como plantas sincronizadas al sistema eléctrico permanentemente, cuando están diseñadas para emplearse en casos de emergencias.

Hay que subrayar que de acuerdo con las informaciones disponibles, al ser equipamientos novedosos, la mayoría provenientes de firmas de prestigio internacional, poseen tecnologías sofisticadas que requieren parámetros de mantenimiento no siempre logrables en las condiciones de Cuba. Al cierre de 2009 representaban el 24,9% de la capacidad de generación instalada y tienen el consumo de combustible más bajo de todo el sistema (217,2 gramos de combustible convencional por kilowatt/hora producido ese año frente a los 286 gramos consumidos por las plantas termoeléctricas como promedio.) Cuando disminuye su participación en la generación total del país, por consecuencia debe aumentar el consumo específico de combustible convencional por kilowatt/hora en el sistema.

De la información de la ONE resalta que las pérdidas del total de la energía generada en el primer semestre de 2010 alcanzaron 15,2%, superiores al 14,3% de 2009, a pesar de los trabajos de modernización y reparación que se han estado haciendo en los sistemas de transmisión y distribución, lo cual indica una disminución en la eficiencia del uso de la electricidad, con la permanencia de pérdidas a niveles muy superiores de los que podrían considerarse aceptables. De acuerdo a datos aportados por la ONE (Anuario 2005), en 1958 fue de 8,7%.

Aunque no aparecen en el informe datos totales sobre el consumo del fluido, ni comparaciones con igual lapso del año pasado, sí se brinda información sobre el consumo de electricidad de la red en entidades seleccionadas. Así puede apreciarse una reducción del 5,9% en el consumo de un grupo de instituciones, compuestas por ministerios y todos los consejos de la administración provincial. Llama la atención caídas significativas en la industria sideromecánica (-5,7%), industria básica (-9,9%), industria alimenticia (-1,6%), agricultura (-13,3%), transporte (-6,7%), comunicaciones (-10,5%), salud pública (-4,8%) y turismo (-11,5%).

En los consejos de administración provincial también resalta la reducción del consumo en la ciudad de La Habana (-19,3%), Matanzas (-17,5%), Villa Clara (-10,0%) y Holguín (-15,2%), los de mayor peso económico en el país. Estas minoraciones podrían obedecer a las políticas de ahorro energético establecidas con gran fuerza. Sin embargo, teniendo en consideración que desde junio de 2009 se fijó una drástica reducción del 12,0% del consumo, es posible que una cantidad significativa de la disminución durante el primer semestre de 2010 tenga origen en una sensible caída de la actividad productiva y de servicio, lo que concuerda con los datos informados oficialmente sobre el decrecimiento ocurrido en la agricultura cañera y no cañera, la construcción, la ganadería y la industria manufacturera, complementados por el desabastecimiento generalizado en el mercado y la caída general de los servicios. Aunque no existen cifras oficiales acerca del comportamiento integral de la economía en el primer semestre de 2010, todo indica que no hubo crecimiento en ese período. La reducción de la generación eléctrica brinda elementos adicionales que confirman esa variante.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador