Estampas de la Cuba socialista

En: Derechos Humanos

6 Mar 2010

La discriminación racial en Cuba es un aspecto que presenta muchas aristas, que ha conllevado a análisis profundos, por parte de especialistas y pueblo en general. Los gobernantes y sus seguidores enfatizan cómo no se practica el mismo, mientras que una notable mayoría expresa todo lo contrario.



El frío & los sin casa.

Por Aimée Cabrera.

Las temperaturas continúan su descenso y oscilaran entre los 9 y los 6 grados en horas de la madrugada de este fin de semana. A pesar de que en la capital siempre son algo más altas, sus habitantes sienten frío hasta en horas del mediodía y la tarde en que el sol es bastante fuerte.

Entonces una se pone a pensar en cómo duermen todos esos hombres y mujeres que no tienen casa, los “homeless” capitalinos que desandan las calles mal vestidos, pidiendo algo de dinero para mitigar el hambre con un buche de café mal hecho o un pan que junto con el alimento están fríos y viejos.

Uno de ellos es un negro alto que usa ropas que le quedan pequeñas, anda descalzo y se cubre la espalda con una manta de saco de yute. Es tranquilo, parece mudo, y las gentes se le acercan y le regalan dinero o comestibles.

El anda por la zona de La Rampa y de hecho se ha convertido en una atracción turística. También lo es la viejita del perrito como la llaman algunos. Esa no es, ni será nunca la Dama del Perrito de Chejov, ni por su porte, ni por su distinción.

La amable anciana se sienta cada mañana en un muro del parqueo de 21 entre L y M en el Vedado junto a su perro y una serie de paquetes que coloca junto a una foto de San Lázaro donde los transeúntes les depositan monedas casi siempre de las de menos valor.

Ella siempre repite la frase de que “este año será bueno”, y se atreve a tirar las cartas y predecir el futuro pero a muy pocas personas que puede ser un turista en el mejor de los casos. La viejita enseña su brazo delgado y pide ayuda por una lesión que dice tener en el mismo.

A veces se le ve en otro muro que ella usa a modo de banco en calle 25 entre Infanta y O, a unos metros de una cafetería particular. Allí trabajadores de centros laborales cercanos, y estudiantes entre otros le dejan caer parte del vuelto que reciben al comprar alimentos o refrescos.

Con voz desfigurada por los años da las gracias sin importarle que le hayan echado una cantidad ínfima de dinero en el platico. Allí ella camina hasta el café y pide cualquier alimento que comparte con su mascota.

Muy amable rehúsa hablar de su vida, por lo que quedan sin respuesta preguntas tales como “¿Dónde duerme…?” , “¿tiene casa? “A las que ella responde con la frase “no oigo bien” y con la misma cambia de tema pidiendo por la salud de quienes la ayudan con lo poco que le dejan.

Dónde dormirán esta ancianita y su perrito, podrán soportar las bajas temperaturas de las madrugadas y las mañanas capitalinas, a lo mejor para el año que viene aparece un cambio favorecedor para esta ancianita, que junto a tantos otros, diseminados por toda la capital, constituyen todo un ejército de vagabundos que viven de la caridad del pueblo, y no significan nada para las autoridades.

————————— o —————————-

Un tema tabú.
Por Aimée Cabrera.

La discriminación racial en Cuba es un aspecto que presenta muchas aristas, que ha conllevado a análisis profundos, por parte de especialistas y pueblo en general. Los gobernantes y sus seguidores enfatizan cómo no se practica el mismo, mientras que una notable mayoría expresa todo lo contrario.

Los ejemplos son innumerables y en todos se aprecia como el mismo yace en la mente del cubano y lo lleva a tomar actitudes que echan por tierra todos los halagos que, sobre el tema hacen quienes han dado lugar a este incremento, sobe todo, con la raza negra.

Si bien personas negras o mestizas que vivieron los años anteriores al triunfo de la Revolución señalan las diversas manifestaciones racistas habituales en aquellos tiempos, reconocen que en estos 50 años de socialismo, quisieron darlo como erradicado, cuando en realidad, el mismo ha ido en aumento.

Una enorme franja invisible separa al negro del blanco, en una nación mestiza como ésta. Mientras el blanco es sinónimo de belleza, inteligencia y prosperidad; el negro o mestizo sólo son comparados con la pobreza, la delincuencia, el deporte o el jolgorio.

En los medios de comunicación como el cine o la televisión es poco frecuente que los protagonistas positivos sean negros o mestizos; para ellos solo hay cabida para interpretar papeles de esclavos, ladrones o rumberos. Ni hablar de mostrar parejas interraciales, o reconocer la belleza de esta raza, gestora junto a la blanca, fundamentalmente, de la cubanidad.

Nunca se ha realizado una serie donde se narre la vida de negros y mulatos talentosos, cuyas obras son reconocidas en otras naciones, sin embargo aquí, es difícil que el ciudadano común conozca quienes fueron José White, Juan Francisco Manzano o Brindis de Salas , y que legado dejaron a la nación.

La actriz joven que interpreta el papel principal de una telenovela nunca es una negra, y si es una mestiza, ésta es bien clara. Lo mismo sucede con el actor. No tienen derecho a formar parejas interraciales, a no ser que sean marginales, o se desempeñen como personajes negativos.

Aquella vieja frase de “Cada oveja con su pareja” parece no querer desaparecer de la mente de algunos cubanos, y quienes tienen que velar por un cambio positivo en cuanto a este tema, poco o nada hacen al respecto.

La terrible situación del inacabable autobloqueo cubano y su imposición solapada del racismo es persistente e involucra a la mentalidad del público, la cual se confabula con la de los productores de series, telenovelas y filmes cuyos mensajes son en parte poco emancipadores.

Esto subsiste a todos los niveles y se aprecia en grupos de niños y niñas, como el de la pequeña de piel negra Naomi, la más inteligente, cuyos amiguitos blancos y mestizos claros la adoran y reconocen su talento, al tiempo que sus progenitores no ven con buena cara esta muestra de sincero halago.

Carla y Alain se conocen desde el círculo infantil. Por casualidades de la vida estudiaron en las mismas escuelas primarias y de secundaria básica por lo que de mutuo acuerdo decidieron cursar los mismos estudios medio-superiores. Carla es una mestiza clara de madre blanca y padre mulato claro. La chica parece blanca, mientras que los padres de Alain son negros.

La diferencia en el color de la piel no ha sido motivo de diferencias para estos dos jóvenes que se aman desde niños. La familia de Carla trata de quitarle de la mente la idea del matrimonio, una vez que concluyan los estudios. Los Padres del joven no ven con buenos ojos esa boda, porque perciben la discriminación a veces solapada, a veces abierta, que esa familia utiliza contra su querido hijo.

Como Montescos y Capuletos envueltos en capas blancas o negras luchan ideales vetustos contra las ideas modernas y sin ataduras de las nuevas generaciones que prefieren vivir sus vidas sin tantas trabas, y mucho menos con el “que dirán” que nada aporta a sus vidas sentimentales.

A muy poco se puede aspirar en este campo, cuando el gobierno cubano está formado por una mayoría de dirigentes de la raza blanca donde resalta algún mestizo o negro como casos excepcionales. Ministros, viceministros, asesores, y empresarios o gerentes son blancos en su mayoría.

Ellos representan el poder y la fuerza que sustenta entre otras ideas, la de la supremacía blanca que tiene la potestad de rebajar al resto de las razas a posiciones cada vez más discriminatorias, enarbolando la parrafada de que quienes intenten irse por encima de sus cánones no son más que un grupo de desagradecidos.

————————— o —————————

Inundaciones en la capital.

Por Aimée Cabrera.

Desde la madrugada del miércoles 3 de marzo ocurrieron notables inundaciones costeras en zonas bajas del litoral norte de la región occidental así como en distintas áreas del Malecón Habanero.

Las mismas fueron consideradas de moderadas y en horas de la tarde disminuyeron de forma gradual. En el municipio Centro Habana se afectó el tramo del Malecón que va desde la calle Belascoaín hasta Prado.

Zonas cercanas como la del Parque Maceo no se afectaron y las personas realizaban sus faenas cotidianas sin temer las inundaciones que provocaron muchos desvíos del tránsito y la paralización de la cotidianeidad de los residentes del tramo ya referido.

En áreas del Vedado, en el municipio Plaza, como la Avenida de los Presidentes o Calle G, la inundación llegó hasta la calle Calzada, esta última junto a la calle Quinta en el Vedado también se anegaron por un buen tramo.

El parte meteorológico de la noche del martes indicaba que habría penetraciones del mar, sin embargo, algunas personas opinaron que debían crearse mecanismos de aviso para estas situaciones imprevistas que no están ubicadas en la estación de huracanes.

Las inundaciones costeras estuvieron asociadas a fuertes marejadas con olas superiores a los tres metros , con vientos sostenidos de 30 a 45 kilómetros por hora, y rachas de hasta 72 kilómetros por hora. La inundación se reportó además en otros municipios como La Habana del Este, Playa y La Habana Vieja.

Los capitalinos se preocupan porque ya no es la temporada ciclónica la única que puede poner en peligro tanto sus viviendas como sus bienes. Los residentes de las zonas bajas que viven por debajo del nivel de las calles o en las plantas bajas temen perder lo poco que tienen en un momento de crisis tan deplorable.

————————- FIN ————————

1 Comentario para Estampas de la Cuba socialista

Avatar

Delonte

octubre 15th, 2011 at 10:39 pm

Never would have thunk I would find this so indispesnlbae.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador