Es dificil poner la otra mejilla…

En: Opinión

30 Mar 2010

Yo no soy nadie para rechazar a quién reconoce que en Cuba hay un estropicio fenomenal…
Pero no puedo quitar de mi pensamiento aquello de que cuando el barco se hunde las ratas empiezan a abandonarlo…
Tampoco soy zoólogo para clasificar especies y no sé si el Sr. Rodríguez es una rata o pertenece a otra especie…..
Solo le pido a Dios que no permita me convierta en un sujeto lleno de venganza, odio, deseos de matar y golpear, y espero con fe que me quite de la cabeza los malos pensamientos y ser capaz de decirles a mis hermanos cubanos todos, los de acá y los de allá, los que piensan como yo y los que lo hacen diferente, los que en Cuba por temor o hipocresía le siguen el paso a los Castro I y II, los que en la Isla son sujetos llenos de odio y retaliación y quisieran vernos muertos, ( cosa que intentaron con ardor) , en fin a todos, que somos una solo pueblo, una sola nación y que hay que dejar odios, rencores y cuentas por cobrar para levantar una nueva Cuba que sea de progreso y paz, de libertad y tolerancia, por el bien y para el bien de todos…..
Pero, caray como cuesta eso…. ¿no es verdad Sr. Silvio?



26862_389390518976_659618976_3841441_5544439_n

En Cuba hoy aunque un poco tardíamente se escuchan voces de reclamos y críticas al sistema, que innegablemente es positivo esto suceda en bien de un pueblo, que ha tenido que sufrir durante tantos años, la desidia, el maltrato y el odio de un régimen, que luego de prometer un futuro de abundancia y prosperidad, solo le ha legado, la miseria, la destrucción y la ruina, tanto económica, como moral.
Los que hemos sufrido marginación, represión y en muchos de los casos perdidas de un familiar querido, hemos tenido y tenemos que hacer un gran sacrificio de constricción y perdonar en bien de nuestra Patria y su futuro. Pero, no es fácil tener que olvidar los sufrimientos, los maltratos, las burlas y sobre todo la muerte de un ser amado y más cuando los que han cometido estas barbaries, ni siquiera muestran el menor arrepentimiento y aun continúan cometiendo numerosos hechos alevosos e indignos.
Ojala un disparo de nieve borre para siempre a los que tanto daño han hecho en nombre de la Justicia, la Igualdad y la Paz, porque hoy solo la Paz de los sepulcros le corresponde a los cubanos. La Nación está inmersa en la mayor crisis de su historia; económicamente el País esta arruinado, la violencia ha alcanzado niveles peligrosos. La desidia, el robo, y la corrupción siguen imperando. ¿Hasta cuándo tendremos que esperar un cambio en la mentalidad de los que hoy tienen las armas y el poder en Cuba?! Es hora ya de despertar! Hay que evitar un baño de sangre.
Los intelectuales, artistas, obreros y todo el pueblo deben unir sus voces y reclamar sus derechos, este es un buen momento. La comunidad internacional ha despertado, pero los cubanos tienen que demostrar que quieren cambios y eso se lograra si se produce la transformación en la aptitud de los ciudadanos hacia el régimen. El mundo está con Cuba y los cubanos que luchan por la democracia. Cada vez son más las voces que se alzan para exigir al despótico régimen de la Habana, el respeto a los Derechos Humanos de su pueblo. Muchos partidos de la izquierda democrática en estas últimas semanas han demostrado sus simpatías y solidaridad con la oposición cubana, ya no son solo los Partidos llamados Conservadores. Los vientos de democracia baten sobre la Isla, los cubanos tienen la palabra, esta es su gran oportunidad.

A continuación un artículo de Raúl Fernández Rivero, ex-preso político exilado en Venezuela en respuesta a declaraciones hecha por Silvio Rodríguez en la Habana:

El temor al desplazamiento de las prebendas del poder, no resulta posible identificar  agentes dispuestos a liderar y movilizar los cambios que necesita el país. Me resisto a pensar que todo, absolutamente todo, depende de la muerte de los Castro. Entonces, tal vez sea demasiado tarde para reconducir el desastre.
Las condiciones para un cambio son evidentes y desde el pasado 23 de febrero, el régimen cuenta con algunos medios para hacerlo. Puede liberar a los presos políticos dejando sin efecto sus condenas y autorizando la actividad de asociaciones y organizaciones de la disidencia. Puede identificar organizaciones políticas con las que iniciar un diálogo sobre cambios, derechos humanos y libertades en condiciones de igualdad. Puede reconocer que derechos de propiedad y economía de mercado son necesarios para sacar a la economía cubana de su actual postración.
Puede apostar por la liberalización de la información abriendo espacio a algún medio de comunicación alternativo que rompa la hegemonía de la prensa oficial cubana. Puede asumir que la vía hacia la democracia es una cuestión de diálogo, negociación política y apertura, ejes sobre los que se puede construir una sociedad mucho mejor, más libre, justa y capaz de mejorar de forma continúa las condiciones de vida de todos los ciudadanos.
Es difícil poner la otra mejilla…
Es casi imposible olvidar, cuando has sido víctima de insultos, atropellos y torturas…
Es  muy duro aceptar, con mano abierta y una rosa blanca, al que se burló de tus padres, de tu familia, de tus amigos y de quienes luchaban por ser libres….
Yo no soy juez, ni fiscal, ni siquiera psiquiatra, no estoy autorizado por nadie a juzgar….
No me voy a convertir a los 72 años en un viejo gruñón que se sienta a esperar  ver pasar al enemigo agachado por la puerta de la casa para brindarle café o para insultarlo…
Yo no soy nadie para rechazar a quién reconoce que en Cuba hay un estropicio fenomenal…
Pero no puedo quitar de mi pensamiento aquello de que cuando el barco se hunde las ratas empiezan a abandonarlo…
Tampoco soy zoólogo para clasificar especies y no sé si el Sr. Rodríguez es una rata o pertenece a otra especie…..
Solo le pido a Dios que no permita me convierta en un sujeto lleno de venganza, odio, deseos de matar y golpear, y espero con fe que me quite de la cabeza los malos pensamientos y ser capaz de decirles a mis hermanos cubanos todos, los de acá y los de allá, los que piensan como yo y los que lo hacen diferente, los que en Cuba por temor o hipocresía le siguen el paso a los Castro I y II, los que en la Isla son sujetos llenos de odio y retaliación y quisieran vernos muertos, ( cosa que intentaron con ardor) , en fin a todos, que somos una solo pueblo, una sola nación y que hay que dejar odios, rencores y cuentas por cobrar para levantar una nueva Cuba que sea de progreso y paz, de libertad y tolerancia, por el bien y para el bien de todos…..
Pero, caray como cuesta eso…. ¿no es verdad Sr. Silvio?

Raúl Fernández Rivero.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador