“el pueblo debe recuperar sus derechos más fundamentales”

En: Laborales

16 Jul 2010

¿Cómo será la Cuba del futuro? Es una pregunta que se hacen todos los cubanos. Lo cierto es, que a un trabajador le resulta casi imposible poder subsistir en una economía donde el CUC esta equiparado a las monedas foráneas. Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de los cubanos perciben sus salarios en pesos nacionales – el salario medio nacional es aproximadamente de 400 pesos, que se cambia a 25 por un CUC, que vienen siendo unos 16 euros al mes – . En esta compleja situación a los trabajadores se les hace necesario la constitución de Sindicatos Independientes que defiendan sus intereses y puedan exigir mejoras salariales, con las cuales enfrentar un mercado cada vez más alejado de su poder adquisitivos. En Cuba la única Central de Trabajadores que existe responde a los intereses del Partido Comunista cubano y por ende a la clase gobernante del País; que actúan como si la Isla fuera un feudo de su propiedad, manteniendo al pueblo en la mayor miseria de su historia. Ellos (la clase gobernante) cada día les reclaman más sacrificios a los trabajadores mientras dilapidan, desvían y roban los recursos del pueblo.



CONSEJO UNITARIO DE TRABAJADORES CUBANOS

(CUTC)

“el pueblo debe recuperar sus derechos más fundamentales”

Este es un resumen de algunas realidades que viven los trabajadores hoy en día en Cuba, reflejando la situación económica de la Isla, provocada por los absurdos de un sistema centralizador y totalitario en todos los órdenes de la vida Social, Económica y Política del País. La sociedad cubana navega por el agua de la incertidumbre, la corrupción, la anarquía y el descontento, sin una estructura institucional independiente que pueda resolver las verdaderas necesidades del pueblo y sus trabajadores.

¿Cómo será la Cuba del futuro?  Es una pregunta que se hacen todos los cubanos. Lo cierto es, que a un trabajador le resulta casi imposible  poder subsistir en una economía  donde el CUC  esta equiparado a las monedas foráneas.  Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de los cubanos perciben sus salarios en pesos nacionales – el salario medio nacional es aproximadamente de 400 pesos, que se cambia a 25 por un CUC, que vienen siendo unos 16 euros al mes – . En esta compleja situación a los trabajadores se les  hace necesario la constitución de  Sindicatos  Independientes que defiendan sus intereses y puedan exigir  mejoras salariales, con las cuales enfrentar un mercado cada vez más alejado de su poder adquisitivos.  En Cuba la única Central de Trabajadores que existe responde a los intereses del Partido Comunista cubano y por ende a la clase gobernante del País; que actúan como si la Isla fuera un feudo de su propiedad, manteniendo al pueblo en la mayor miseria de su historia. Ellos (la clase gobernante) cada día les reclaman más sacrificios a los trabajadores mientras dilapidan, desvían y roban los recursos del pueblo.

En este trabajo el CUTC, trata de dar una visión de cómo se encuentra la situación económica del País y de cómo los que la sufren son los trabajadores, sin que se pueda avizorar un cambio por el momento. Esperamos que el paso dado por las autoridades de la Habana, se traduzca en un proceso  que conduzca al País por los senderos de la tan ansiada Reconciliación Nacional entre todos los cubanos. Los cambios son necesarios, para que Cuba comience el camino  de una genuina democratización de su sociedad,” el pueblo debe recuperar sus derechos más fundamentales”, para que pueda soberanamente decidir su futuro y crear la Nación que todos desean.

A continuación algunos comentarios que ilustran el anterior trabajo:

ALGO SOBRE LA AGRICULTURA

JULIO 2010

Según fuentes oficiales, hasta el momento, se ha entregado  un millón de hectáreas de tierras ociosas, el 56%  de lo planificado (1.763.000),  beneficiándose cerca de  110.000 personas naturales y 1.715 jurídicas,  a pesar de las restricciones impuestas por el Decreto Ley no. 259 de 2008, sobre la entrega de tierras ociosas. Según  la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) en 2008 la isla tenía 6,6 millones de hectáreas agrícolas y ociosas  3,6 millones.

El científico cubano Humberto Ríos, Premio Goldman 2010 para el medioambiente,  refiere  que la agricultura debe ser menos centralizada,  con el mínimo de burocracia. Si lo que el Estado pretende es  elevar la producción de alimentos lo primero que debe hacer es dar facilidades a los campesinos que le hicieron el favor de adquirir tierras ociosas, sobre todo a la hora de cosechar y vender los productos, eliminando los centros de acopio. Se impone la necesidad de que la transportación de la cosecha se realice por gestión de quienes explotan la tierra, e igual posibilitar que vendan sus productos directamente, sin la mediación de intermediarios que lo que hacen es provocar la pérdida de lo producido, con el consiguiente malestar a los mismos.

El problema fundamental del campesinado es la inoperancias de las Cooperativas de Créditos y otras formas centralizadas que frenan el desarrollo agropecuario, en sentido general. Los viejos soviets soviéticos quedaron atrás hace mucho tiempo. Se imponen formas de producción que facilite que las mercancías lleguen al mercado y de éste a la población, a precios asequibles al salario de la clase obrera. Por su parte, la agricultura industrial presenta serias dificultades, por la falta de actualización de los  tradicionales e inoperantes esquemas.

El  Grupo Nacional de Agricultura Urbana y Suburbana realiza un recorrido por la Isla. En su agenda de trabajo está la visita a las  Unidades de Base, por no tener logros positivos en el resultado del trabajo, sobre todo en la agricultura  suburbana, por dificultades  relacionadas con el uso de la tierra, la producción de alimentos para animales, la comercialización, la  forestalización, el cultivo de café, cacao y por la cantidad de marabú en las tierras.

No sabemos si es esperanza o desazón. Recientemente Cuba  y Siria suscribieron acuerdos sobre combate al narcotráfico y la cooperación agrícola, como resultado de la  visita del presidente sirio Bachar al-Asad, pero no se tienen detalles.

Según fuentes oficiales la compañía Tad.Co, especializada en la agricultura  y en el sistema de riego es  la primera empresa de Irán que tiene  oficina en Cuba, con el objetivo de impulsar la agricultura, al suministrarle equipos de  sistemas de riego.

——————————————————— o ———————————————————–

DE LO QUE ERA A LO QUE ES: LA PESCA

Los trabajadores de la pesca son relativamente pocos en la actualidad. Los años de oro de la Flota Cubana de Pesca,  de plataforma y mercantes quedaron atrás, a pesar de ser una isla rodeada de agua y que la pesca de plataforma se realiza en diversos puntos de la isla, pero casi el ciento por ciento destinada a los mercados en divisa; a la población se le vende –en pescaderías a precios fuera del alcance de los trabajadores, lo que no puede ser destinado al peso convertible CUC.

En estos establecimientos el camarón y peces como el pargo se venden a tan alto costo que permanecen en los mismos sin ser adquiridos. Tal parece que los exhiben a la venta para que no se diga que solo el camarón se expende en divisa. Los males de esta mal llamada industria  no se fueron con los pesqueros ni con los trasbordadores, se mantienen dificultades como:

•             Falta  de  gestión pesquera,

•             Motivación en elevar las capturas de  especies,

•             Mejor administración de los recursos que  reciben las embarcaciones,

•             La estimulación en divisa por los resultados finales de la producción, en los sectores que operan con ésta,

•             Delito,

•             Falta de atención al hombre,

•             Se pasan años y no los llaman a enrolarse, por hacerlo con quienes tienen prebendas con los encargados de este trabajo,

•             Ilegalidades,

•             Corrupción  administrativa,

•             Falta de protección de embalses  frente al impacto de la sequía,

•             Necesidad de alargar la veda de ciertas especies, para mantener el equilibrio ecológico,

•             Otros.

En el primer trimestre del año el volumen de carga de importación disminuyó en un 10 %, debido al impacto de  la crisis mundial que dejó  sus huellas en los proyectos de modernización del transporte marítimo. Solo hay  41 buques (incluyendo dos banqueros para trasladar crudo venezolano a la refinería de Cienfuegos).

En épocas florecientes la flota tenía  119 barcos de carga y una  pesquera con miles de trabajadores de mar y de tierra, fuente de ingresos que desapareció. Muchos de estos  hombres y mujeres  dependen de la agencia empleadora SELECMAR, la que tarda años en  ubicarlos en un barco,  fletado por un armador foráneo donde trabajan como esclavos, sin derecho a sindicalizarse,  trayendo por consecuencia deserciones y muchos optan por  quedarse ilegales en otros países, en el mejor de los casos.

Una vez  enrolado por SELECMAR (empresa y bolsa empleadora de quienes se desempeñan en el mar) en un barco español, griego o de cualquier nación, casi siempre europea, comienza la  lucha por sobrevivir en el puesto laboral. Décadas anteriores  Cuba poseía barcos de la Marina Mercante y la Flota de Pesca, sus tripulantes canalizaban sus  inquietudes a través de sus dirigentes sindicales o administrativos, y las condiciones de trabajo eran  estables.

Ahora deben pagar su  pasaje y sus  gastos, sin recibir dieta. En caso de ser contratados y no tener el dinero necesario tienen que pedirlo prestado, situación difícil para quienes permanecen casi siempre desvinculados de su actividad laboral.

Muchos marineros son egresados de Academias Navales y son   portadores de todos los certificados internacionales que acreditan su profesionalidad. No obstante tienen que ocupar plazas por debajo del trabajo para el que están preparados, cobrar menos  y trabajar más.

En los últimos años, estos trabajadores sufren todo tipo de discriminaciones, no se les paga lo acordado y trabajan casi como esclavos en estos buques. A pesar de ello  prefieren arriesgarse  que permanecer en tierra, u optar por plazas laborales a las que no tendrán acceso a la moneda convertible, fuente para encarar la  crisis económica  que afecta a la población cubana.

El Secretario General del CUTC presentó ante la OIT la denuncia de los  trabajadores cubanos reclutados por el gobierno, so amenaza de castigo, para trabajar en  Curaçao,  donde se obligaron  los miembros de la tripulación a reparar barcos y plataformas petroleras,  violando la Convención de Trabajos Forzados de 1930 No. 29 y la Convención de Abolición de Trabajos Forzados de 1957 No. 105.  La Compañía que los explotaba   se benefició  por 15 años de este maltrato,  obteniendo lucros  por esta vía.  Tres de los sometidos escaparon y se refugiaron  en un tercer país,  donde dieron a conocer  su historia.

De esa forma, cientos de trabajadores del mar se someten a contratos de trabajo cuyas condiciones aceptan por salir del país y tener la posibilidad de obtener alguna divisa y aliviar sus condiciones de vida. En Cuba no  comemos pescado a menos que llegue a las carnicerías, provenientes de otros mares.

La pesca de plataforma, los mariscos – los buenos peces- se destinan a las tiendas en divisa, dependiendo los trabajadores de lo que llega por la canasta básica o comprarlos a precios exorbitantes en las pescaderías del mercado paralelo, donde un kilogramo puede costar entre 40 y 60 pesos moneda nacional.

———————————————————- o ———————————————————–

SE PRODUCE CASI DE TODO Y NO HAY NADA

Julio 2010

De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) en Cuba se fabrica casi de todo; no obstante,  esos productos  se destinan al comercio en divisa. A la población  en  moneda nacional, se le vende productos de muy baja calidad, a precios –a veces- equiparados al valor en CUC.

La  mayoría de estos trabajadores que tienen  posibilidades roban productos para intercambiar con otros, que a su vez roban otras cosas, para poder sobrevivir. Se trata de un trueque sui géneris que hace pensar en el siglo XVI cubano.

Las  ofertas de productos comestibles a la población carecen de  calidad y  variedad. Generalmente, este comercio no satisface a la  población; a lo anterior se une el  aspecto poco agradable de los   establecimientos  con   avanzado deterioro,  escasa iluminación,  falta de inmobiliario, cubiertos, servilletas y mala  higiene en  general (más en la cocina).

Es común que las   tablillas del menú sean pobres; en algunos es difícil tomar agua y muchas veces los vasos para los refrescos son tan  escasos que  se alternan dos o tres para los consumidores.

Parte de esta empleomanía se vincula al sistema de pago por los resultados de su desempeño y calidad. De cerca de 304 mil trabajadores pertenecientes al Ministerio del Comercio Interior, 271  mil se desempeñan en entidades provinciales donde se han  aprobado 143 sistemas de pago que abarcan el 57% de esa fuerza laboral, y aún no deciden cual es el mejor.

Para el movimiento sindical la aplicación del  pago  efectivo es  a priorizar, aunque los  trabajadores  reconocen que el nuevo sistema requiere esforzarse  para obtener un  salario  superior.  Dirigentes sindicales, a diferentes niveles, insisten en la necesidad de llevar estos pagos a todo el país, para que el salario  tenga  efecto positivo en la economía; esto,  bajo un  control estricto de los recursos y  la conciencia del ahorro ya perdido, para obtener  los  resultados requeridos.

A pesar de que en Cuba se produce para el consumo, la mercancía se  vende en peso convertible en  mercados con aire acondicionado donde hay de todo. Mientras, a la clase obrera le espera la canasta básica y el trueque de mercancías –de acuerdo a lo que puede obtener en su trabajo, no producto del sudor sino del robo -.

La carne de res no se ve en las carnicerías estatales, solo en el mercado en divisa y a precios inalcanzable de muchas de las personas que compran en el mismo. A las del barrio llega el picadillo de soya y ahora  de res a los niños una libra y a los  mayores media, pero por este motivo a los menores les quitaron   los perro caliente y el pollo que les correspondía.

La  de puerco (a cuarenta pesos moneda nacional la libra), el hígado (a veinticinco pesos la libra), las vísceras (a cinco pesos la libra), etc., se adquieren en los mercados agropecuarios particulares. Los paquetes de hígado de pollo y molleja su venta es en  pesos convertibles CUC y no son de procedencia cubana. Las carnes en conserva se venden solo en los mercados en divisa, a precios altos.

No obstante a  la diversidad de leche que, según datos oficiales de la ONE se producen en Cuba, la mantequilla (con o sin sal), las leches condensadas, evaporada y las  pasteurizadas se adquieren en divisa. El queso fundido se adquiere en el mercado en moneda nacional, a veinte pesos la libra, pero el bueno en el peso CUC. Significa que Cuba produce pero para vender en peso convertible, en los mercados con aire acondicionado donde hay de todo.

Las galletas que se dan (per cápita) mensualmente en las bodegas es casi imposible comerlas, so pena de exponerse a partirse un diente; no sucede así con las adquiridas en los mercados en divisa, donde se encuentran variedades y con buenas presentación.

Las bebidas alcohólicas (vinos, Malta, refresco –enlatado- y aguas minerales se adquieren en peso convertible CUC. Diferentes puntos venden refrescos (enlatados y embotellados) y cervezas (embotelladas) a un precio de diez pesos moneda nacional. El resto de las bebidas se adquieren en peso convertible CUC, a menos que sean de mala calidad y se adquieran en 60 o más precio, moneda nacional.

Por la libreta de racionamiento venden cigarros dos caja a personas mayores (a los niños y jóvenes que arriban a la adultez no se los abonan); no dan el tabaco como antes y una caja de fósforos por personas, que a la semana se ha consumido la primera, debido a la mala calidad de los mismos, aunque mejores que en épocas anteriores cuando una chispa salía volando y podía quemar un ojo. El cigarro suave ya no se da a la población. Los tabacos se venden a un peso moneda nacional, en diferentes estanquillos y los cigarros de calidad deben comprarse en peso convertible CUC (algunos las mismas marcas, pero con más calidad).

De acuerdo a los parámetros aportados por la ONE en el valor de la circulación mercantil mayorista y a la red -en productos alimenticios, no alimenticios e industriales-, se  aprecia un aumento aparente de la cifra total de 2008, en relación al año anterior, a pesar de las dificultades afrontadas por el pueblo. Los  datos dan la impresión de que lo producido se vende al pueblo cubano; no es así, esos productos van a parar a las redes de venta en divisa, tanto las controladas por empresas mixtas que por el  Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), mediante el control de la mayoría de esos establecimientos.

La repostería fina no se aprecia en los mercados en moneda nacional. Los quioscos estatales venden  barras de turrones de maní y los  particulares caramelos caseros. Las golosinas finas que se producen industrialmente  se adquieren  en peso CUC.

Las conservas de frutas y vegetales solo se adquieren en divisa, en ningún establecimiento con moneda nacional son expendidas. La sal de la bodega en granosa y  cada tres meses se da  un paquete por persona; no obstante, la fina se  adquirir en peso convertible CUC.

En las pocas tiendas que venden mercancía en moneda nacional no aparecen los tejidos, los que se  adquieren  en las tiendas en divisa. La mayoría de las prendas de vestir se ofertan como productos reciclados (hombre, mujer y niños), algunos de los cuales en mal estado. En otras dependencias las prendas recicladas es en peso convertible CUC. Se  aprecia  una acentuada  diferenciación de clases,  perceptible entre las personas que  adquieren su vestimenta en  CUC (hoteles, boutic, entre otros) y quienes  hurgan en los cajones en  busca de una prenda  que pueda ser utilizada.

El detergente que ofertan por la bodega es cada tres meses, o cuando llega. El mismo debe adquirirse en peso convertible CUC, al igual que el jabón de lavar, tocador y la pasta dental. Se dan irregularidades en la entrega a la población algunos de esos productos y no alcanzan para cubrir las necesidades familiares. Los cubanos se caracterizan por el baño diario, el cepillo dental  entre tres y cinco veces al día, por lo que muchos utilizan sal o  jabón para mantener la higiene bucal. En algunos establecimientos se vende cepillo dental en moneda nacional y si no aparece  se debe adquirir en peso convertible.

Las bombas de agua, las cocinas de gas, los ventiladores, muebles, colchones, entre otros, se venden en peso convertible y cuando es en moneda nacional es casi el equivalente al precio en CUC, como sucede con los colchones.

—————————————————— FIN ———————————————————-

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel
  • Connie: We are a group of volunteers annd openinmg a neew schemee iin ouur community. Yourr sitre offered u [...]
  • goc: Hello! This is kiind of offf topic buut I need soe adsvice frrom ann established blog. Is itt tough [...]
  • Venus: These are truly impreseive ideas iin on tthe ttopic of blogging. Youu have touched some pleasant t [...]
  • oiz: Verry goid info. Lucky mme I recentlly foun you site byy accident (stumbleupon). I've saved iit fo [...]
  • drj: Aljce lima naked Free porn yahoo Nuds on lawnmowers Bikinii pissing xtube Prevention off teen pregna [...]

Contador