Destacados

La sociedad cubana necesita cambios en todos los órdenes, por eso no debemos aceptar que con algunas medidas y pequeñas aperturas el Gobierno sustituya los cambios verdaderos y justos, mientras mantiene las rígidas restricciones y negaciones al ejercicio de muchos derechos.

El núcleo de la doctrina del- cambio fraude consiste en negar los derechos al pueblo y sustituir los cambios hacia la democracia verdadera por la continuidad del totalitarismo. Supone que la única opción de la sociedad cubana es dar el voto de confianza a Raúl Castro y su gobierno.

Es ya muy preocupante que en vísperas de la visita del Papa, el propio Arzobispado de la Habana, en declaración de su vocero Orlando Marquez aparecida en la revista católica Palabra Nueva, Nro 215, vuelve a negar con total desprecio de la verdad la existencia de otras entidades, grupos o partidos independientes en Cuba.

En su encuentro con lo periodistas que le acompañan en el vuelo hacia México, Benedicto XVI abordó frontalmente el problema de la falta de libertad en Cuba, el de la violencia de los “narcos” en México y el de las desigualdades económicas en ambos países.

NO TENGAN MIEDO. Dìgamos NO al fraude del regimen que quiere secuestrar las mìsas del PAPA.

La pronta y esperada visita a Cuba de Su Santidad Benedicto XVI genera situaciones complejas. Una de ellas ha sido la entrada de un grupo de opositores pacíficos a la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad, en la Habana. Estos solicitan un encuentro nacional del gobierno y la oposición. El Pliego de Peticiones entregado, denota a todas luces el clamor del reconocimiento de la Sociedad Civil en Cuba.

“Ustedes no son víctimas”, dijo el Papa Juan Pablo II al pueblo cubano durante su peregrinación en 1998. “Ustedes son y deben ser los protagonistas de su propia historia personal y nacional”.

Denunciamos que este régimen durante toda esta etapa de preparación de la visita ha estado condicionando, amenazando y finalmente en voz de su representante en el Vaticano lanza esta amenaza arrogante, esta intimidación y esta ofensa contra la disidencia, contra el pueblo de Cuba y contra la Iglesia, incluyendo a Su Santidad.

La Iglesia es de todos y somos todos, dentro de la libertad de los hijos de Dios que incluye la diversidad política de sus miembros. Por eso no es prudente que en sus templos, en sus cultos, en sus publicaciones y en sus estructuras pastorales o de otro tipo, se busquen espacios para demandas políticas aunque estas sean legítimas; ni que nadie desde posiciones de ventaja, se apropie de la voz de la Iglesia en sus publicaciones y eventos para promover sus posiciones políticas a favor del Gobierno, ni para excluir en sus estructuras pastorales y actividades a los que luchan en la sociedad por los derechos y la libertad de los cubanos.


    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador