Crisis del transporte en la capital

En: Destacados|Opinión

1 Dic 2011

(Por Aimée Cabrera/CUTC) Los ómnibus urbanos, principal fuente de transportación en la capital están en total crisis como aseveran en estos días,  ciudadanos que viven en distintos barrios y municipios de La Habana. En la tarde del martes 22 de noviembre una multitud de personas desesperadas esperaban el ómnibus articulado de la Ruta P11 que […]



(Por Aimée Cabrera/CUTC) Los ómnibus urbanos, principal fuente de transportación en la capital están en total crisis como aseveran en estos días,  ciudadanos que viven en distintos barrios y municipios de La Habana. En la tarde del martes 22 de noviembre una multitud de personas desesperadas esperaban el ómnibus articulado de la Ruta P11 que va desde 27 y G en el Vedado, municipio Plaza hasta Micro X en Alamar, municipio Habana del Este.

“Estuve más de una hora para irme en el P11, hasta fue el administrador del paradero de Alamar y le dijo a los inspectores que no había luz (electricidad) para echar el petróleo a los carros y que nada más habían 2 funcionando. No ví nunca a los del Cotorro (carros que ayudan y hacen un recorrido expreso hasta Alamar). Había un mar de gente, mamás con niños, enfermos que van a los hospitales, ¡Daba pena!”-comenta un usuario  que porta carnet de trabajador del transporte y hace una fila aparte al público.

Otro tanto sufrieron los que se decidieron a tomar el Rutero que va desde el Parque del Curita en Galiano y Dragones hasta Alamar. “Fue tremendo aquello, la gente se empujaba cuando llegaban los ruteros, hasta hubo discusión y golpes, cuando llegó una guagua (autobús) de turismo para recoger pasaje. Tuve que esperar casi 2 horas para montarme “-relata una anciana con su bastón que agarra  con su otra mano a la nieta con uniforme de primaria.

“No sabemos qué vamos a hacer, llego tarde casi todos los días al trabajo, a mis hijos los regañan en la escuela por lo mismo”- afirma Ramón Fernández quien vive con su familia en la barriada de Lawton, municipio 10 de Octubre y labora en el municipio Plaza. Sus hijos estudian en un politécnico ubicado también en Plaza.

Diversas comentarios alentadores han sido escuchados en lo que va de año, por dirigentes del  Ministerio del Transporte (MITRANS) incluyendo a sus máximas figuras, pero la verdad es que las paradas de ómnibus están atestadas de personas en cualquier horario, siendo los horarios de alta demanda como los de 7 a 9 am y de 3 a 6 pm un reto inexplicable para quienes necesitan legar a sus hogares después de una jornada de trabajo y estudios que puede ser castigada demás, por los apagones que suceden, sin previo aviso,  en las primeras horas de la noche.   

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador