A punto de ser liberado

En: Destacados|Opinión

27 May 2011

El mes de mayo comenzó con la habitual distribución de los productos normados a través de la libreta de racionamiento. En la actualidad la lista ha disminuido de manera considerable y solo se despacha por consumidor, 7 libras de arroz, unas onzas de solo un tipo de fríjol, unas pocas libras de azúcar refino o parda y un paquete de café , cuya distribución demoró en algunos municipios.



A punto de ser liberado


Por: Aimée Cabrera, mayo de 2011

“Lo poco que dan, con el tiempo van a quitarlo. Fíjate como se demoraron en dar el café, eso es señal de que lo van a liberar”- opina Julia una septuagenaria que apenas le alcanza su jubilación para saldar cuentas mensuales y disponer de lo más necesario.

El mes de mayo comenzó con la habitual distribución de los productos normados a través de la libreta de racionamiento. En la actualidad la lista ha disminuido de manera considerable y solo se despacha por consumidor, 7 libras de arroz, unas onzas de solo un tipo de fríjol, unas pocas libras de azúcar refino o parda y un paquete de café , cuya distribución demoró en algunos municipios.

Hace unos años la cuota de café era reducida pero tenía una frecuencia quincenal y su precio era subsidiado. Después se redujo la cuota a un paquete de 5 pesos el cual se decía que era de buena calidad. Ahora no se les da a los niños pequeños y cuesta 4 pesos.

El mismo está elaborado con mezcla de chícharos, y de distintos tipos de café, en menor  cantidad. Por tal motivo, al dorso del paquete del nuevo café aparecen distintas recomendaciones para su elaboración.

Los que no las leyeron tuvieron experiencias desagradables como Blanca a quien  le explotó la cafetera, o a Julia “que me hizo una espuma, y se botó todo”. Muchos se quejaron a las torrefactoras, y cuando los  funcionarios les  visitaron , se percataron de que los sobres de café habían sido producidos  de manera artesanal, y vendidos como óptimos en las bodegas.

Hasta la fecha se han liberado lo productos de aseo personal como la pasta dental, los jabones de baño y de lavar, así como el detergente líquido para fregar, antes con  precios subsidiados( los cuales demoraban meses en ser comercializados) están disponibles ahora, a precios muy superiores. Otras mercancías como las galletas de sal- de pésima calidad- dejarán de ser  distribuidas.

Buena parte de los consumidores prefieren que sea eliminada la libreta de abastecimientos y que siempre haya en existencia los productos antes mencionados. Sin embargo, los ancianos dicen no poder asumir estos nuevos precios.

Enviar Comentarios

    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador