Archivo enero, 2012

La economía cubana tendrá muchos obstáculos y retos en 2012; unos de carácter interno y otros a causa del entorno internacional cargado de incertidumbres y peligros. Por ello, el crecimiento del 3,4 % del PIB planteado por el Gobierno —sin dar elementos que ayuden a validar ese porcentaje— resulta improbable de cumplir.

El Gobierno cubano, además de no haberse preparado para esa compleja situación, no ha utilizado en beneficio de la nación el posible mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos, aprovechando la disposición del presidente Obama, quien ha dado muestras de querer reducir los niveles de confrontación presentes durante tantos años. Por el contrario, las autoridades de la Isla han optado por crearle dificultades, brindando argumentos a los sectores que en el vecino país tratan de evitar un honorable acercamiento en beneficio de ambos pueblos.

Lo que preocupa al gobierno cubano, además del déficit económico producido por la falta de ingresos es la sensación de libertad que genera. Miles de cubanos entrando y saliendo de la Isla sin cortapisas es una noción que no se identifica con el régimen. No pedir permisos equivale a pensar libremente, a vivir libremente o a tener una razón para hacerlo y eso es, en sí mismo, muy peligroso para el régimen.

El opositor Oswaldo Payá Sardiñas envió un mensaje de fin de año al pueblo cubano, en el cual resaltó que ya comenzó en Cuba el proceso hacia la tolerancia, el respeto y la reconciliación.
Este fenómeno, afirma Payá, es un signo del espíritu de reencuentro entre hermanos y de la liberación del miedo.


    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador