Archivo junio, 2011

El régimen de La Habana ha amenazado a Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace 24 horas, con no prestarle la misma atención médica de la última vez, informó un blog oficialista, vinculado a la Seguridad del Estado.

Hay una tendencia generalizada fuera de Cuba que quiere minimizar, relegar y dejar en una estación olvidada del pasado reciente el trabajo de la oposición pacífica, la labor diaria de los activistas de derechos humanos, la obra de casi dos décadas del periodismo independiente y la gestión intermitente de los brotes de una legítima sociedad civil.

Con los pies puestos sobre la tierra y basado en los principios básicos de real política a que en diversas ocasiones me he referido en mis crónicas y artículos, expresé la opinión que el tiempo disponible para la solución de los problemas y dificultades que nos aquejan está agotado y no admite más dilaciones. En un más amplio desarrollo de mi criterio planteado que me permite el espacio de esta crónica, debo reconocer que tal consideración no es exclusivamente mía y que el Presidente Raúl Castro ha expresado pública y claramente en su discurso ante la Asamblea Nacional el 18 de diciembre del 2010, que: “O rectificamos ya o se acabó el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos, y hundiremos”.

Raúl es diferente

En: Opinión

5 Jun 2011

Ahora Raúl se decanta por una variante raquítica de la experiencia chino-vietnamita. Intenta legarles a los cubanos un sistema de producción micro-capitalista, sin mercado y sin acumulación de beneficios, deliberadamente castrado con la cuchilla fiscal para que las empresas no crezcan, controlado por un gobierno comunista de partido único que no ofrece subsidios, vigila implacablemente y cobra altos impuestos, pero, no se sabe por qué, espera a cambio lealtad y eficiencia de parte de los trabajadores.

La expulsión del destacado pintor Pedro Pablo Oliva de un parlamento provincial, acusado de “contrarrevolucionario”, abrió una polémica sobre la intolerancia política y la necesidad del debate respetuoso, al cual “convocó” Raúl Castro “dentro de la revolución”, reporta AFP.

La Empresa de Producciones Pre-Fabricados de Ciudad de La Habana (EPPCH), ubicada en Benjumeda # 514 entre Infanta y Callejón Morales, municipio Cerro, se encuentra dirigida por un individuo deshonesto, en la cual, el trabajador que no este de acuerdo con sus malos procederes, es despedido injustamente como ocurrió recientemente con dos trabajadoras.

En medio de un recrudecimiento de los actos de hostigamiento y las detenciones contra miembros de la disidencia interna cubana, el reconocido opositor Guillermo Fariñas se declaró el viernes en huelga de hambre.

Fariñas exigió que el gobierno de Raúl Castro esclarezca las verdaderas causas de la muerte del activista Juan Wilfredo Soto García.

“Dos pasos adelante y tres atrás” es un viejo refrán para explicar cuando algo nunca avanza. Y es aplicable lamentablemente a la situación de Cuba. Hace poco el régimen cubano fue visto de manera positiva al rectificar el salvajismo de haber condenado a 52 cubanos a penas de 15, 20 y 25 años por ser adversarios de ideas y proyectos cívicos y ponerlos en libertad, sin embargo -nuevamente hoy- tenemos que condenar y denunciar que las autoridades de la Habana persisten no solo en la represión brutal a pacíficos activistas pro democracia en las calles y hasta en sus propios hogares, sino que siguen también coartando las libertades de la población ejerciendo arbitrarias detenciones y condenas.

El plan de reformas del Gobierno cubano busca superar la aguda crisis económica del país y entre sus principales medidas está la ampliación del trabajo privado, el recorte de las plantillas estatales, más autonomía a la gestión de las empresas estatales y la eliminación de subsidios sociales innecesarios, entre otros.

Deben de haber existido varias motivaciones para la puesta en vigencia de la Ley de Ajuste Cubano, unas de carácter político y otras de carácter humano. Pero quizás una de las peculiaridades que ayuda a mantener su vigencia después de 45 años, es el calificativo de “salida ilegal” que se le otorga a una acción que es un acto soberano de cualquier ser humano. Nadie se va de forma ilegal de su propia casa, y el país es la casa, en este caso, de todos los cubanos.
Pero además, “salida ilegal” es una figura delictiva presente en el código penal. Y por ese “delito”, miles de cubanos han cumplido años de prisión.


    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador