Archivo septiembre, 2010

En el plano político, el paso indispensable pero arriesgado, confirma la inviabilidad de un sistema que condujo Cuba al desastre; realidad alertada desde hacía mucho tiempo por ciudadanos pacíficos, a quienes no se quiso escuchar y fueron represaliados con saña acusados de agentes extranjeros, no pocos encarcelados en condiciones infrahumanas y condenados a decenas de años.

Nueva York – www.PayoLibre.com – Hugo Chávez y su partido perdieron, pese a que han proclamado que ganaron la jornada electoral del domingo. Aunque el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, obtuvo la mayoría de los escaños, la nueva Asamblea Nacional no contará con los dos tercios (110 diputados) necesarios para aprobar las leyes que presente en el futuro el Presidente.

Somos un sindicato independiente y punible. Realizamos nuestro trabajo en condiciones extremadamente difíciles. Nuestro objetivo es preparar a la clase obrera cubana en el conocimiento de sus derechos y la forma de exigirlos a las administraciones, a la vez que formar a nuestra membresía en los valores de un sindicalismo libre, donde cada cual tenga derecho a afiliarse al sindicato de su preferencia, sin ataduras ni oficialismo.

Por primera vez en los más de 50 años de Revolución en Cuba, un preso político se atreve a denunciar públicamente las torturas sexuales sufridas en las prisiones castristas

En 2007, la HRF postuló para ser acreditada como una organización con estatus consultivo ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC). Esta acreditación otorga una plataforma creíble, a nivel internacional, desde la cual se puede exponer y denunciar violaciones a los derechos humanos dentro de los pasillos y salones de la ONU. Esto le habría dado, a la HRF, las credenciales para asistir a reuniones y conferencias de la ONU, designar representantes de ésta, y emitir declaraciones en el ECOSOC. La acreditación también habría permitido a la HRF cuestionar directamente a ciertos regímenes —como Sudán, por ejemplo— cuyos representantes utilizan a la ONU como la institución internacional donde pueden lavar su imagen, y disimular sus crímenes.

Continúan las detenciones y las amenazas en Cuba, el régimen se resiste a reconocer el derecho de los ciudadanos cubanos a participar de forma pacífica en el escenarios político. ¿A que le temen entonces? Estas personas no portan armas, ni incitan a la rebelión de las masas, en todo caso están ejerciendo un derecho que les concede la propia Constitución de la Republica de Cuba. El Proyecto Varela está fundamentado en artículos propios de la Constitución Socialista y solo persigue promover una consulta popular al pueblo cubano. Algunos proyectos cívicos se fundamentan en la Ley de Asociaciones. Todos han declarado públicamente su carácter pacifico y democrático. Entonces; ¿A que le teme el Gobierno cubano?

Con una participación del 66,45%, la oposición se alzó con 62 diputados nominales (60 MUD y 2 PPT), con lo que la oposición es mayoría con 52% de los votos populares. A su vez, quedaron 3 indígenas y 6 diputados por definir. El oficialismo, por su parte, obtuvo un total de 94 diputados

Les explico. Desde diciembre de 1966, estos dos Pactos están abiertos a la firma y ratificación de todos los estados miembros de las Naciones Unidas. La Habana los firmó hace dos años, pero todavía no los ha ratificados. La reacción internacional fue positiva. Dio la impresión de que al firmarlos, el renovado gobierno salía del aislamiento y se garantizaba legitimidad. Incluso se habló de posibles cambios dentro del cerrado sistema cubano y de la visita a Cuba de Manfred Nowak, relator especial del la ONU contra la tortura. Pero ni se produjeron cambios ni el relator pudo viajar a visitar las cárceles en la isla.

La realidad cubana a favor de los que luchan dentro del País por los derechos humanos, gana cada día más adeptos en América Latina. A pesar de que aún quedan algunos gobiernos comprometidos con el de Cuba. Hay otros que muestran su solidaridad y apoyo a los reclamos de la oposición pacifica de la Isla por lograr la democracia, la libertad y los derechos del pueblo cubano.

Este artículo quisiera mostrar algunas similitudes entre Fidel Castro y Adolf Hitler, y por lo tanto entre el “proceso revolucionario” cubano y el nacionalsocialismo. El tema ya ha sido tratado, en una serie firmada por Duanel Díaz. Pero son muchos los procederes parecidos, o las reminiscencias, si prefieren. Muchas de ellas no las inventó el nacionalsocialismo aunque la matriz del mal es la misma: el totalitarismo.


    

Acerca de este Blog

Pedro Pablo Álvarez Ramos es ex-preso de conciencia de la Primavera Negra de 2003, secretario general del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) y miembro del grupo gestor "Proyecto Varela".

Damas de Blanco Nobel

Contador